22 marzo 2006

Reflexiones



Aquí estoy (escribo estas líneas el martes 21 de marzo sobre las 23:05), escribiendo cuando debería estar estudiando para el examen de mañana, pensando en cosas que no me atañen directamente, meditando sobre este sombrío mundo en el que nos ha tocado vivir, o quizás sería mejor decir en este oscuro tiempo. Oscuro porque los hombres –como casi siempre a lo largo de su historia- están metidos en cientos de guerras inútiles y sin sentido, guerras que acaban con la vida de miles de personas, la mayoría de ellas inocentes, la mayoría de ellas desconocedoras de las razones reales del caos que les rodea, todas ellas con un enorme miedo a perder la vida, pasando hambre e innumerables penalidades para poder sobrevivir, para seguir adelante.

Algunas de estas personas sacan lo mejor de sí en tan duros momentos, y no sólo intentan salvarse a sí mismas, sino que se esfuerzan por ayudar a los demás, a aquellas personas que están más desprotegidas, ya sea por su condición social, su sexo, su sexualidad, sus creencias, sus ideas… No son pocos hombres y mujeres los que demuestran que el género humano es un ser que merece la pena vivir, mas suelen ser los que menos medios tienen para lograr hacer algo por los demás.

Curiosamente, y por desgracia, son los más ricos, los que viven más opulentamente, los que hacen menos por los desfavorecidos. Al parecer estas personas (si es que se les puede llamar así) hace tiempo que se olvidaron que están donde están gracias a los trabajadores, a los pobres; muy raramente se debe a sus propios méritos, en la mayoría de las ocasiones han amasado fortunas desmesuradas especulando.

Buena parte de ellos han engordado gracias a la expoliación de los recursos naturales de países pobres, a la venta de armas de guerras que ellos mismos han provocado, al tráfico de especies amenazadas, de drogas o de personas; a enchufismos dentro de las administraciones, a la especulación urbanística desmesurada... ¿Y si aparece alguien que se atreve a criticarles, a denunciar sus abusos sobre, por ejemplo, una población indígena? Normalmente éste muere no mucho más tarde por un extraño accidente, o un aparente suicidio.


¿Por qué los gobiernos permanecen impávidos mientras observan como mueren inocentes? ¿Por qué se agachan sumisamente frente a las multinacionales? ¿Por qué priman los intereses de éstas frente a los intereses de las personas? ¿Por qué invaden países con excusas que ni ellos mismos se creen? ¿Por qué invierten miles de millones en tecnología para armas y no lo hacen para reducir las emisiones de CO2, o salvar millones de vidas en aquellos países que sus gentes viven en una hambruna continua?

¿Por qué no dejan de saquear de ese modo a los llamados países tercermundistas? ¿Por qué no quieren que el nivel de vida de sus ciudadanos baje? No, no lo creo. ¿Por qué no quieren que las multinacionales se larguen a otros países, o que éstas no apoyen a su presidente en las siguientes elecciones? Esa respuesta es más probable, y lleva a otra pregunta: ¿los gobiernos gobiernan realmente un país, o son simples títeres de un puñado de sebosos empresarios sin escrúpulos? No son pocos los gobiernos que dan esa sensación, ¿no creéis que ESE país entra en el lote?



Son muchas las preguntas, ¿y las respuestas?

3 comentarios:

Laura dijo...

tio q haces tú en puerto real si tendrías q ser periodista!!...

En fin, una larga lista de preguntas sin respuesta q todos nos hacemos o deberiamos,xq lo peor es el pasotismo de la mayoria respecto a los temas de politica ante los cuales lo mas facil es decir"son todos unos cabrones...!"

Y aún más el preocupante apoyo, q no sólo ya desentendimiento, q estos personajillos tan queridos como Georgie reciben.
¿¿Alguien se explica como pudo salir reelegido?? (nos queda el consuelo, claro, del chanchullo electoral casi de puchelazo que su papaíto y amiguetes ya se ocuparon de organizar en las primeras fatidicas elecciones en las q salio electo).
En fin, hasta que nos veamos como en 1984 ausstados por guerras continuas,siendo insensibles al dolor ajeno, la miseria...y todo lo q Orwell escribió q cada vez es menos ciencia ficcion; lo unico que podemos hacer es cagarnos en los muertos de Bush cm diria German jaja y en la sarta de cabrones cm él q andan sueltos por el mundo... (eso o la revolución ^_^)

neovallense/RFC dijo...

Gracias Laura por tu comentario... me ha gustado bastante :-)

SoNaJeRo dijo...

Llego tarde como siempre a tus mejores articulos, la verdad esque yo tambiem me pregunto cosas, pero todas ellas tienen la misma respuesta, esta se llama "Capitalismo" y ninguno estamos a salvo de él, todo lo que se describe, el hambre, la miseria, el abuso, la explotación, clases opresoras y oprimidas, todo esto no es mas qye una misma cosa, pero todas estas contradicciones tarde o temprano explotaran, el Sistema esta petando y llega la hora en que los trabajadores tenemos mucho mas que decir. Laura lo ha dicho muy bien, no nos queda mucho por hacer.

Salud y Revolucion.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...