13 julio 2007

Sufridos alcaldes

Después de llevarme todo el día liado con el proyecto no sé qué criatura me puede salir, no obstante intentaré escribir algo de interés general -_-

Os voy a hacer una propuesta, se trata de algo completamente indecente, pero estoy seguro que os gustaría... Pero antes que nada tenéis que poneros en la piel de un sufrido y honesto alcalde, sí, podéis pensar en el de vuestro pueblo o ciudad mismo.

Supongo que ya os habéis metidos en sus sufridas carnes, eso de cobrar tres mil euros, el no poder llegar a fin de mes, todos los comederos de coco a cuenta de los problemas de vuestros queridos ciudadanos... Bueno, pues ahora suponed que yo soy un honesto propietario de una empresa constructora (y de paso de una inmobiliaria allegada), y yo, como buen empresario, decido construir unas cientos o miles de viviendas en la localidad que vosotros presidís, y para ello os doy, en señal de buena fe, seis mil euros por vivienda (ilegal) que construya... pero no, no penséis que os quiero comprar ni nada por el estilo, ya que os lo doy como donativo para el equipo de fútbol, o para que arregléis una calle, que pongáis alguna farola...

¿Os habéis quedado O_o? Pues eso es lo que ha dicho el alcalde de -creo- Alaurín de la Torre (¿o era Antequera?), ante las acusaciones que hay ante su persona sobre el urbanismo en dicha población. Así que él ha negado tajantemente (y muchos incluso le creen) que el haya recibido la cifra que os he indicado antes por cada casita (ilegal) que ha sido construida en su feudo, por las razones mismas que os he apuntado, o sea, que habían sido donativos de los empresarios para diversos arreglos... Supongo que su cuenta bancaria (o la de su esposa, o la de alguna empresa suya o de su conyugue, o quizás sus hijos) no "opine" lo mismo.


Yo no sé vosotros, pero yo cada vez creo menos en los alcaldes, ya sean de pueblos diminutos o ciudades gigantescas, pues da la impresión que todos van a "recaudar" lo mayor cantidad posible de donativos en el menor tiempo posible, y que la forma más fácil de hacerlo es a base de especular con el terreno y la vivienda, con nuestro futuro. Hay múltiples ejemplos de crecimiento insostenible y corrupto, y no sólo hay que pasarse por las zonas costeras sino también en el interior se comienzan a apreciar sus efectos, ya sea en la Sierra Norte de Madrid (que al paso que va, va a ser una Isla Verde en una Tierra de Ladrillo), o el vergonzoso caso de Las Navas del Marqués (Ávila) donde han talado miles de árboles para construir viviendas de lujo y campos de golf (y no es el único municipio de Castilla y León en dicha situación), otro ejemplo de la misma provincia es Villanueva de Gómez, población de apenas cinto cuarenta y tres habitantes (143, sí), donde se planean construir ¡¡siete mil quinientas viviendas!! (7500, ¡sí!) Oye, o los del pueblo son como conejos y tienen diez hijos por habitante o no sé a que viene construir tanto.

Un alcalde dijo una vez que si no construían a mansalva no tenían los ayuntamientos de donde sacar el dinero, esta afirmación ya es de por sí preocupante, pero dicho alcalde (de hecho, todos los alcaldes) debería preguntarse qué lugar quiere que hereden sus hijos para vivir, si uno donde el ladrillo y el asfalto impere en el paisaje, o uno en el que un desarrollo sostenible nos permita vivir más sana y felizmente.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...