10 enero 2008

Una Historia Real

Puede que algunos no se lo crean, pero lo que se narra bajo estas líneas, como reza el título, es una historia real. Conozco bien a la persona que lo ha escrito, y puedo dar fe que no suele mentir y que es de mi total confianza, y bien sé que jamás se inventaría nada parecido (no tiene tanta imaginación). Puede que más de uno de vosotros, suspicaces, imaginéis cosas extrañas al observar que el texto está firmado con un pseudónimo, mas el autor de dichas líneas no se atreve a firmar con su propio nombre por miedo a posibles represalias, así que no seré yo quien ignore su deseo del anonimato, pero desde luego me veo obligado a difundir este mensaje, esta historia tan dura, complicada y difícil. Juzgad ustedes por vosotros mismos.


En un lugar de Madrid, cuyo nombre ni me atrevo a mencionar, andaba un hidalgo caballero. Bueno, no andaba en realidad, sino que estaba sentado frente a un monitor y un teclado, sin saber realmente qué hacer salvo estar a la expectativa de que le llamaran y anunciaran al fin que tenían un trabajo para él.

Pero era consciente que dicho acontecimiento era difícil, ya que las próximas fechas festivas (y para más inri navideñas) no eran precisamente proclives a iniciar nuevos proyectos y aún menos proyectos de la índole que él esperaba.

Aun así soportaba estoicamente el hecho de tener que estar sentado en el cómodo asiento, jugando al pinball y leyendo revistas, o quizás echando unas partidas de cartas con sus compañeros de fatigas. Tan sólo le quedaba esperar, e intentar pasar el rato lo más amenamente posible, cosa ya de por sí complicada, mas aún teniendo en cuenta que no dejaba de pasarle por su torturada cabecita una importante pregunta: Al final, ¿dónde me mandarán estos individuos? Pregunta a la que era posible nadie tuviese una certera respuesta en tales oscuros momentos.
Maximus Aurelius 5-12-2007



He aquí el testimonio, duro como ninguno como ya escribí arriba. Pero a veces hay que afrontar los obstáculos de la vida… y superarlos, o quedarse aplastado en el suelo.

2 comentarios:

Javi dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Javi dijo...

Después te quejas de que no escribimos en tu blog, pero tengo que comunicarte que nuestra crueldad es el resultado de que seas tan cruel con nosotros y poniendo estas entradas tan “animadas”, la verdad que el nivel del blog ha bajado un poco. Esto es una critica constructiva no pretendo ofender a ningún autor anónimo aunque algunos sabemos quien es jejejeje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...