01 agosto 2008

Los beneficios de la muerte

Muere joven y dejarás un cadáver bello. Y a eso habría que añadir que si eres una estrella de cine, un cantante conocido o un as del deporte te convertirás en un mito en el tiempo que canta un gallo.

Hay casos bastante famosos de muertes en extrañas circunstancias, todos ellos acaban por convertirse en auténticos iconos, y sobre ellos surgen cientos de leyendas. Pero lo que es evidente es que ya a los grandes estudios cinematográficos, las discográficas o simplemente los que realizan el merchandising les sale muy rentable.

El caso más actual es el de Heath Ledger, el joven intérprete australiano falleció hace unos pocos meses debido a una mortal, y al parecer accidental, combinación de fármacos. Batman: El Caballero Oscuro está batiendo récords en la taquilla estadounidense, habiendo superado en apenas diez días los trescientos millones de dólares.

La (supuesta) muerte de Elvis lo convirtió en leyenda, y a día de hoy las discográficas aún se están forrando con su figura. James Dean se mató en un accidente de coche, la imagen del actor en Rebelde sin causa es ya un acervo de la cultura popular. Antonio Flores, fallecido poco después de su madre a consecuencia de una sobredosis, ha vendido más discos estando muerto que en vida. River Phoenix, un actor que apuntaba maneras y que hizo de Indy adolescente en Las Aventuras del Joven Indiana Jones murió también de sobredosis en el garito de Jhonny Deep, su popularidad aumentó sustancialmente a raíz de aquello. Brando Lee, hijo del celebérrimo Bruce Lee, se convirtió en una leyenda absoluta e hizo que El Cuervo, película dirigida por Alex Proyas y que fue la causa de su muerte (de un disparo...), se convirtiera en un filme de culto; ayudó mucho que esa precisamente fuera su gran actuación.

¿Quién se atreve a negar que algunas de esas muertes hayan podido ser provocadas por las propias productoras? Las multinacionales del espectáculo son conscientes de que un joven cadáver puede llegar a ser un auténtico filón. Ciertamente es una posibilidad muy poco halagüeña.

2 comentarios:

Yolanda dijo...

ahhh de veras piensas eso... bueno yo nunca suelo pensar tan mal... solo me siento triste al escuchar que una persona joven nos deja sea o no famoso.
y sí, en el fondo tienes razón algunas veces las cosas son demasiados sospechosas... pero arggg!!! me da yuyu pensar que las multinacionales del espectaculo sean capaces de llegar a esos estremos...

hola neovallense soy yoli la prima de sandra...
y de vez en cuando te escribire...
chao!!

neovallense dijo...

Yo creo que eso es una posibilidad en determinados casos, que se haya producido en alguna ocasión... ¿quién sabe?

Gracias por tu comentario ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...