21 diciembre 2009

Avatar

Doce son los años que James Cameron llevaba sin estrenar un film de ficción (pues entre Titanic y la película que nos ocupa dirigió dos documentales: Misterios del Titanic y Aliens of the Deep), y cuatro son los que ha dedicado para finiquitar Avatar. En realidad este proyecto viene de lejos, de 1995 ni más ni menos, cuando el director comenzó a escribir el guión, pero en su momento no pudo realizarlo debido a las limitaciones técnicas (quería rodarla tras Titanic), simplemente le hubiera sido imposible hacerlo tal y como él lo concebía. Así que esperó pacientemente y a la par experimentó con el 3D en sus documentales, hasta que el fin la espera llegó a su fin.

No sé si Avatar es revolucionaria, pero lo que estoy seguro es que es “evolucionaria”, marcará un antes y un después en la forma de crear cine, y probablemente en poco tiempo veremos filmes que seguirán su estela. Estamos ante una película que técnicamente es apabullante, con algunas de las escenas más sorprendentes de los últimos años, increíblemente realistas y genialmente rodadas. Pero toda esta espectacularidad no tendría sentido sin unos personajes y un entorno creíbles, y es ahí donde realmente radica el gran avance que ha conseguido el director de Terminator, no sólo ha logrado crear una especie indígena totalmente verosímil y expresiva (ayuda mucho esos grandes ojos) sino que ha generado un mundo a su alrededor que nos devuelve el sentido de la maravilla de las viejas novelas y películas de ciencia ficción, logrando asombrarnos a la par que al protagonista, haciendo que descubramos junto a él todo un paraíso lleno de un colorido sin igual, adentrándonos en la frondosa selva, en sus maravillas y peligros. Y todo ello lo consigue en buena medida gracias a la capacidad que tienen las 3D para que el espectador logre sentirse más dentro de los acontecimientos narrados, por lo que recomiendo a todo que desee verla que lo haga en su versión digital en 3D.

Sam Worthington, actor australiano muy de moda en Hollywood tras actuar (gracias a una llamada de James Cameron) en Terminator Salvation y que pronto será Perseo en el remake de Furia de Titanes, es Jake Sully un ex marine que se embarca en una misión a la luna (que no planeta) Pandora, una arbolada esfera poblada por unos seres de tres metros de envergadura, los Na'vi. Su misión será conocer las costumbres de los nativos, y lograr que éstos se "muden" para que así la ADR pueda extraer del lugar un valiosísimo mineral, el unobtanio. Pero los planes no siempre salen como uno espera.

Secundando a Worthington, tenemos a Zoe Saldana (Star Trek), que es Neytiri, una preciosa Na'vi a la que conocerá Jake en peligrosas circunstancias; Sigourney Weaver (Aliens: el regreso, Gorilas en la niebla) es la doctora Grace Augustine, una enamorada y ferviente defensora de los Na'vi; Michelle Rodríguez (Resident Evil, Perdidos) es Trudy Chacón, una soldado y piloto de un moderno helicóptero con el que se desplazan en las misiones científicas Grace y su equipo, y el único personaje interpretado por Michelle que me cae bien (y es que esta chica tiene un gran capacidad de caer fatal); también tenemos como científicos a Joel Moore (Cuestión de pelotas), como Norm, que llega junto con Sully a Pandora y a Dileep Rao (Arrástrame al infierno) como el doctor Max Patel; y por supuesto a Stephen Lang (Enemigos públicos) como el coronel Miles Quaritch, al cual Jake se encarga de pasarle los informes; Giovanni Ribisi (Heaven) es Selfridge, el dirigente de ADR en Pandora, que sólo piensa en la manera de extraer el mineral. Además tenemos a más Na'vi como a Moha, que se encarga de interpretar CCH Pounder (La huérfana) y me dejo en el tintero algún otro más.

Avatar es una epopeya ecologista de ciencia ficción, una historia de amor, una aventura de descubrimiento, una especie de Bailando con lobos o El último samurái (salvando las distancias, pero sí, el protagonista sufre básicamente la misma transformación), una maravilla visual con un guión que aunque no sea original (pues básicamente es una variante del típico “viaje del héroe”) sí que tiene detalles más que interesantes para considerarlo de indudable calidad. Es un film plagado de escenas impresionantes, es inevitable quedarse boquiabierto en numerosas ocasiones, embobado no sólo por la espectacularidad, sino también porque las imágenes destilan emotividad, los personajes te enganchan, logran que nos sintamos identificados, que nos preocupemos por su futuro y el de su hogar, en definitiva consigue que te enamores perdidamente de los personajes y de Pandora. Señores, Avatar es una película que hay que ver.

LO MEJOR:
-Técnicamente es perfecta.
-La dirección de Cameron.
-El reparto, destacando Sam Worthington, Sigourney Weaver y Zoe Saldana (o Zoë Saldaña, que según la fuente varía la forma de escribirse).
-Los Na'vi, increíble el realismo y expresividad alcanzados, se nota que no son una simple animación, sino que es la propia actuación de un actor.
-Pandora, todo un mundo que no deja en ningún momento de maravillarnos.
-La banda sonora, obra de James Horner (Braveheart, Titanic, Leyendas de pasión).  

LO PEOR:
-Si hay que ponerle alguna pega es que no es muy original y que hay un momento en que el ritmo decae, pero es sólo la calma que precede a la tormenta.

 ¿Quién debería verla?
¡Pues todo el mundo!  

¿Y quién no?
Aquellos seres recalcitrantes que seguro que la critican por cualquier chuminada incluso antes de haberla visto (que estoy seguro que pronto aparecerán -de hecho, según he leído, antes de que se estrenara la película ya los hubo-).

¿Y la próxima?
Pues si hay suerte el siguiente proyecto de James Cameron será Battle Angel Alita, o Alita, ángel de combate, o Gunnm (como prefiera el personal), adaptación del manga de Yukito Kishiro.  

Se dice:
Que podría haber secuela (el mismo James Cameron lo ha dicho en una entrevista concedida a la revista Imágenes de Actualidad -nº297 Diciembre 2009 pág. 55-) e incluso una trilogía... La verdad es que es muy explotable, pero no sé si sería recomendable.

Leer critica Avatar en Muchocine.net

16 diciembre 2009

La ciencia del sueño

La ciencia del sueño (The Science of Sleep) es una película rara, rara y original. Escrita y dirigida por Michel Gondry, el director de, entre otras, Olvídate de mí y Rebobine, por favor, el film es un viaje surrealista por los sueños y la realidad de Stéphane (Gael García Bernal), el cual vuelve a Francia tras la muerte de su padre y acaba enamorándose de su vecina Stéphanie (Charlotte Gainsbourg). Pero es un tipo muy tímido, por lo que no deja de darle vueltas a la cabeza, fantaseando la manera de conquistarla una y otra vez con inusuales resultados. Al final se ve inmerso en un mundo en el que no está claro qué es real y qué es sueño.

Esta película me ha desconcertado, me ha dejado con una extraña sensación de realmente no tener muy claro lo que he visto, ¿era una comedia romántica, una historia fantástica, o quizá un drama psicótico? Me he quedado pasmado sin saber a ciencia cierta nada, o más bien me niego a creer que lo sé, que La ciencia del sueño simplemente no es lo que aparenta ser. Y es que al final te deja un regusto amargo, y eso, teniendo en cuenta que durante casi todo el metraje hay más comedia que otra cosa, es mucho decir.

A Michel Gondry le pasa un poco como le pasaba a Philip K. Dick, le gusta jugar con la realidad, los sueños y los recuerdos. Precisamente ahora me estoy leyendo una novela del mencionado escritor (Tiempo de marte, para ser más concreto), y no dejo de ver paralelismos entre Stéphane y Jack Bohlen (que es el protagonista principal del libro). Pero bueno, intentaré dejar de divagar y comentar cosas concretas sobre el filme.

No sé cómo ha parido esta criatura Michel Gondry, pero desde luego no tiene desperdicio. Visualmente es realmente genial, Gondry ha optado por realizar un filme de la forma más artesanal posible sin usar apenas efectos digitales, así que lo que ha hecho es construir un mundo onírico tan artesanal como alucinado, surrealista y transgresor. Para ello se ha servido como principales materias primas del cartón, los lápices de colores, la tela y el celofán, para posteriormente animarlo fotograma a fotograma mostrándonos de este modo un mundo tan rico como colorido.

Gael García Bernal (Diarios de motocicleta) es el protagonista indiscutible del filme y, como suele hacer este actor, borda su papel (muy recomendable verlo en versión original); lo acompaña otra gran actriz como es Charlotte Gainsbourg (Anticristo, Los miserables); y un buen elenco de secundarios encabezado por Alain Chabat (el César de Astérix y Obélix: Misión Cleopatra), Miou-Miou (Un indio en París), Emma de Gaunes (La edad de la ignorancia) y ya no pongo más para no aburrir y no cansarme mucho.

Como conclusión decir que sin duda estamos ante uno de esos filmes que tienen mucho de experimentales por la forma que es contada la historia; y de arriesgado por la historia en sí misma, pero indiscutiblemente el resultado es más que satisfactorio. En La ciencia del sueño podréis encontrar mucho humor y fantasía, os sumergiréis en un mundo de ensueño que en ocasiones se torna pesadilla, y cuyo final nos devuelve a una realidad que quizá no sea tal, ¿quién sabe?


LO MEJOR:
-El extraño y original guión, así como la dirección de Michel Gondry.
-Gael García Bernal y Charlotte Gainsbourg.
-La originalidad de alguno de los sueños.

LO PEOR:
-Llevar leídos cuatro libros consecutivos de Philip K. Dick y después ver esta película... Eso no puede ser bueno para mi salud mental.

¿Quién debería verla?
Si estás harto de ver películas que siempre cuenta las mismas historias pero con diferente envoltorio.

¿Y quién no?
En realidad pienso que le puede gustar a cualquiera, aunque claro, al ser tan especial no es raro que terminéis con la cabeza hecha un lío, cosa que no tiene por qué ser malo.


Leer critica La ciencia del sueño en Muchocine.net

10 diciembre 2009

Mi vecino Totoro Edición Limitada

Ayer, 9 de diciembre, salió a la venta en DVD Mi vecino Totoro, y Aurum, que es consciente de que es una de las películas más queridas de Ghibli, lo lanzó ni más ni menos que con tres ediciones diferentes: la sencilla de un disco, la edición de dos discos con estuche metálico y la edición limitada.

Yo, como buen fan de Ghibli, fui raudo a agenciarme la edición limitada, de la que comentaré mis impresiones en estas pocas líneas.

La Edición Limitada incluye la edición metálica de dos DVD, una agenda y un póster, todo ello preciosamente presentado en una caja de cartón con unas ilustraciones muy bonitas y coloridas (la misma que la carátula de la edición sencilla más alguna otra más), esta caja se abre como un libro y se mantiene cerrada gracias a un potente imán (al menos a mí me pareció potente, a la primera al menos no logré abrirla xD). Al abrirla uno ve algunos fotogramas del filme muy bien seleccionados y por supuesto da pie a extraer el contenido: la mencionada agenda en cuya portada y contraportada nos encontramos la misma ilustración de la caja y el póster original japonés (además del DVD en sí, claro).

Aunque me parece que hay que aplaudir a Aurum por haber hecho ni más ni menos que tres ediciones diferentes, y que sin duda se nota que se están esmerando en cuidar las ediciones de las diferentes películas del Estudio Ghibli, también pienso que en esta ocasión, tratándose de una edición limitada, podrían haber cuidado y/o ampliado más el merchandising incluido. Echando un vistazo a la agenda (que dudo que vaya a usar alguna vez, todo sea dicho) uno se queda con ganas de algo más, ya que es demasiado sencilla, pienso que con un poco más de esmero, añadiendo un par de detallitos les hubiera salido un producto la mar de molón; no sé, quizá deberían haber señalado fechas relacionadas con Ghibli, sus integrantes y por supuesto sus filmes (por ejemplo: cumpleaños de Miyazaki, Takahata, Suzuki...; curiosidades, estrenos, etc...). En cuanto al póster la única pega que le pongo es que es demasiado pequeño, poco más grande que un folio A4, (puede que llegue a un A3) así que no hubiera estado mal que el formato usado hubiese sido al menos el de un A2. Por otra parte la edición metálica de dos discos me parece impecable, tanto el diseño e ilustración de la carátula como el interior (el contenido de los DVD no he tenido tiempo de ojearlo). También hubiese estado bien la inclusión de un libreto sobre la película, el Estudio Ghibli o Hayao Miyazaki, como el de la edición coleccionistas (y también limitada) de Millennium Actress de Selecta, por poner un buen ejemplo; o quizá algunas postales con fotogramas del film, e incluso un llavero de Totoro.
Soy consciente que los contenidos extras en buena medida (o en toda medida) los marcan desde Japón, pero aún así creo que la Edición Limitada, el merchandising incluido en ella, es mejorable como indico más arriba. A pesar de ello estoy más contento que un enano de habérmela autorregalado, por lo que se lo recomiendo a cualquier fan de Ghibli. Sin embargo, quizá no se la recomendaría a aquellos que no lo fueran, a éstos mejor la edición sencilla o de dos discos, que son más baratas aunque menos bonitas.

07 diciembre 2009

Final Fantasy VII: Advent Children

Dos años después de los acontecimientos acaecidos en Final Fantasy VII Cloud trabaja como mensajero (o recadero) y además sufre el GeoStigma, enfermedad provocada por las células Jenova (que aparecieron por culpa de Sephirot al usar Meteorito) y que afecta a buena parte de la población. Un grupo de motoristas están buscando a una tal Madre con la cual quieren resucitar a Sephirot, y a la vez el presidente de Shinra quiere resarcirse de sus pecados pasados evitando tal cosa y buscando una cura para el GeoStigma.

En 2001 se estrenó en los cines de todo el mundo Final Fantasy: La fuerza interior, a pesar de sus indudables logros técnicos y que argumentalmente tampoco estaba mal no pareció gustarle a casi nadie y muy especialmente a los fans de la saga de videojuegos de Square-Enix. Como para resarcirse de este hecho, y también para explotar aún más el juego más querido por los aficionados, en 2005 sacaron la película que comento.

La historia de Final Fantasy VII: Advent Children es una continuación directa del videojuego, por lo que es conveniente o haber jugado al mismo o al menos ver el resumen del mismo que incluye el DVD (eso último es lo que hice yo). Y es que no es difícil perderse un poco en la historia, sobre todo porque se da básicamente por sentado que el espectador ya conoce a los personajes, y por lo tanto aparecen sin presentación alguna. No obstante, y según mi punto de vista, éste no es el mayor handicap de la película, y sí ciertos momentos en que la acción salta de un lado (o momento) a otro, generando cierta confusión. De todos modos el argumento no es el punto fuerte del film, más bien está planteado para lucimiento de los animadores y los encargados de las texturas, puesto es en el apartado técnico donde sorprende.

Y es que a pesar de estar realizado para ser sacado directamente en DVD no cabe duda de la calidad técnica del producto, habiendo escenas realmente buenas, como alguna que otra lucha y persecución motera. Además los personajes se suelen mover y gesticular con una naturalidad pasmosa, sus rasgos y expresiones están minuciosamente recreados, así como su forma de gesticular con las manos por poner un ejemplo.

Escenas sorprendentes, acción, diálogos que a los profanos quizá nos suenan un poco a chino, buen sentido del humor (sobre todo a través de dos personajes) y muy buena animación es lo que nos ofrece Final Fantasy VII: Advent Children. Ideal para amantes del cine animado por ordenador.


LO MEJOR:
-El apartado técnico.
-La pelea de la antigua iglesia y la segunda persecución en moto.

LO PEOR:
-La banda sonora es muy machacona, aunque tiene algún tema muy bueno.
-Es más disfrutable teniendo amplios conocimientos de los personajes y la historia previa.

¿Quién debería verla?
Los fans de Final Fantasy, especialmente de su séptima aventura.

El dato:
Este mismo año han sacado en Japón Final Fantasy VII: Advent Children Complete, que añade treinta minutos a la historia (o sea, se convierte en una película de más de dos horas).

La edición en DVD:
La edición que me agencié es la edición especial de dos discos, existe una de coleccionistas y hace poco sacaron el blu-ray. Los contenidos del primer disco son la película en sí y un resumen recordatorio de lo acontecido en el videojuego, mientras que en el disco dos tenemos un "Cómo se hizo", la presentación en el Festival de Venecia, un anticipo de los videojuegos de Final Fantasy VII y varios tráilers y spot publicitarios.


Leer critica Final fantasy vii: advent children en Muchocine.net

02 diciembre 2009

Thai-Dragon

Tony Jaa logró la fama internacional gracias a Ong Bak (película que aún no he visto), con la cual dejó a muchos con la boca abierta. Su siguiente film fue este Thai-Dragon (Tom yum goong), desde luego todo un espectáculo para los amantes de las peleas marciales cinematográficas.

Nuestro protagonista, Kham, ha crecido toda la vida junto a un par de elefantes que trata como a hermanos, su padre le ha inculcado esa cultura del elefante, y el sueño de presentarlo ante el rey. Pero un buen día unos delincuentes roban dichos penungulados, mas Kham no duda y va hasta Sidney para recuperarlos de las garras de una organización criminal, allí tendrá la ayuda de un detective de origen tailandés y una atractiva muchacha.

Todo aquel que visione este filme buscando una historia algo elaborada no disfrutará, pues apenas la hay. Sin duda ésta es muy floja, está cogida con pinzas, así que lo único que nos queda básicamente son las peleas. Y es que los diálogos no son precisamente abundantes (sobre todo para el protagonista) ni especialmente buenos (los mejores corresponden al detective) y encima el argumento es muy típico. Pero en las escenas de luchas esta película lo da todo, son sencillamente geniales, muchas de ellas sorprendentes y desde luego espectaculares, una delicia para todo aquel que guste del cine de artes marciales. Es una gozada ver a Tony Jaa pegar brincos, dar puñetazos, patadas y rodillazos a enemigos de par en par o pelear contra individuos montados en bici, motos de trial e incluso quads; hay muchos golpes que realmente duelen de verlos, y más si uno piensa que no hay cables ni dobles, no puedo ni imaginar cuántos luchadores saldrían no sólo con moratones sino con algún que otro hueso roto.

Thai-Dragon es una película que sin duda encandilará a aquellos que disfruten del cine de artes marciales, pero que raramente enganchará al resto de espectadores debido sobre todo a su poco elaborado argumento.


LO MEJOR:
-Las peleas.
-La fotografía.

LO PEOR:
-El guión, muy poco elaborado.

¿Quién debería verla?
Como bien comento en la reseña, los fanáticos del cine de artes marciales.

¿Y quién no?
Si las artes marciales no te atraen probablemente te acabarás aburriendo.

La edición en DVD:
La edición que poseo (que edita Manga Films) está presentada en una bonita caja de cartón decorada con varias imágenes del film. Es de dos dicos, el primero contiene la película y en el segundo el material adicional, que podemos encontrar un par de tráilers, una entrevista con Tony Jaa, la espectacular presentación en Barcelona, entrevistas con los actores y el equipo, detrás de las cámaras, ficha técnica y artística, el recorrido que hizo el equipo para promocionar el filme, y algún extra más. Todo por un precio muy ajustado.

Leer critica Thai Dragon en Muchocine.net

El hombre lobo ibérico ha muerto

Sí, me refiero, evidentemente, a Paul Naschy, el mítico actor falleció a causa de un cáncer dejándonos más de un centanar de películas como legado, una aún por estrenar. Descanse el auténtico hombre lobo ibérico.

27 noviembre 2009

Celda 211

Juan Oliver (el debutante Alberto Ammann) es un funcionario de prisiones que en su visita a la prisión el día previo a su incorporación se ve envuelto en un motín organizado por Malamadre (un inmenso Luis Tosar), uno de los presos más peligrosos y problemáticos, entonces se verá obligado a hacerse pasar por un reo para poder sobrevivir.

Bajo esta sencilla premisa Daniel Monzón (El corazón del guerrero) nos ofrece una de las mejores películas del año, con un magnífico guión firmado por él mismo junto con Jorge Guerricaechevarría, basándose en el libro de Francisco Pérez Gandul.

Desde el comienzo vemos que el tono del film será crudo y realista, sin dar muchas concesiones al espectador (aunque es cierto que a lo largo del metraje no hay muchas escenas tan explícitas y duras como la primera), mostrándonos de lleno el drama de estar en la cárcel, siendo bastante crítico con el sistema impuesto y la impunidad reinante. En la película cualquier personaje puede pasar de ser un villano a alguien a quien admiramos y justamente al revés, de parecer alguien deleznable a que al final acabemos entendiéndolo y cayéndonos bien.

Sin duda uno de los puntos fuertes del filme son sus personajes, tanto principales como secundarios, que dotan al conjunto de una gran credibilidad (acrecentada ésta si se sabe que muchos figurantes y actores eran antiguos presos). El trabajo de los intérpretes es encomiable, y a la cabeza de todos, como apunto arriba, un grandioso Luis Tosar (Te doy mis ojos), que hace que vibre la pantalla en cada plano que sale con esa voz rota que ha dado a su personaje, un tipo con el que el espectador cada vez se siente más identificado con su lucha, aunque uno nunca sabe si realmente es bueno fiarse del mismo. Alberto Ammann realiza un estupendo debut, muy acertada su elección, sobre todo viendo la transformación que se produce en su personaje. Luego tenemos a actores tan conocido como Antonio Resines (La caja 507), que hace de Urquijo, jefe de servicios y un tipo de mucho cuidado; Carlos Bardem (El niño pez), como Apache, un peligroso y poco fiable compañero de celda; Marta Etura (La vida que te espera) realiza un pequeño pero importante papel como la mujer de Juan; además de otros tantos actores secundarios, todos realizan un gran trabajo.

La excelente ambientación también contribuye a crear el clima de verosimilutd que rodea toda la cinta, así como su calidad técnica, ya sea la excelente fotografía, la inteligente dirección o los efectos especiales y de maquillaje, así como una banda sonora muy apropiada a cargo de Roque Baños.

En definitiva, Celda 211 es una excelente película carcelaria, una "rara avis" en el cine español repleta de buenas actuaciones e inteligentes giros de guión, además de una cuidada ambientación y dirección. Si se hicieran más trabajos como éste no estaríamos hablando constantemente de crisis en el cine nacional.


LO MEJOR:
-El elenco interpretativo, sobresaliendo entre todos Luis Tosar.
-La dirección y el guión, así como la ambientación.

LO PEOR:
-Cualquier "pero" que ponga se queda eclipsado por el magnífico conjunto.

¿Quién debería verla?
Si te gustan los dramas carcelarios y las cintas de acción pero con trasfondo, ésta es tu película.

¿Y quién no?
Las mentes sensibles. Como digo la escena inicial, al menos a mí, me pareció dura.

¿Por qué...
... la Academia de Cine al menos no la preseleccionó para los Oscar?


Leer critica Celda 211 en Muchocine.net

26 noviembre 2009

Mi primera protesta

Ayer (24/11/2009), tras llevar más de dos años en Madrid, acudí a mi primera acción de protesta. Era una concentración de informáticos convocada por la CGT para protestar por las condiciones laborales que se padecen en este sector, y cuya presentación era "Por el futuro de la informática, contra la precariedad". Durante el acto dos representantes del sindicato leyeron un comunicado (o quizá un extracto del mismo), en el que sobre todo se mencionaron las plabras "subcontratación", "externalización" y "consultoras", los grandes males del sector. Citando directamente de uno de los papeles que repartían:

La subcontratación y la externalización no sólo empeoran nuestras condiciones de trabajo, también degradan la informática pues las consultoras menosprecian nuestra capacitación técnica reduciéndonos a meros gestores para así engordar más sus cuentas y hacernos más prescindibles.
Valga decir que todo este párrafo es una verdad bastante tangible. Yo tengo bastante suerte en estos momentos, pero la inmensa mayoría de los informáticos tienen un horario laboral bastante amplio y echan horas extras y gratuitas en ingentes cantidades, a eso hay que añadir que muchas veces se está trabajando como externo subsubsubsubcontratado, y por lo tanto notablemente desprotegido, sin saber ante quién demonios hay que protestar puesto los distintos subcontratantes se pasan las responsabilidades.

Pero realmente no quería hablar de este asunto, que seguro que afecta a más sectores, sino de la paupérrima participación que tuvo la concentración. En los momentos más álgidos quizá habría unas cien personas y eso si contamos a los turistas y curiosos que pasaban por allí y echaban fotos o ojeaban el cartel: una pareja de orientales, un abuelo con collarín incluido, dos mujeres mayores con sus abrigos de piel de bicho muerto... Al principio probablemente había más policías que "concentrados". La verdad es que daba un poco de vergüenza.

El fracaso fue evidente, el entusiasmo de los presentes no, y el impacto que ha tenido en los medios ha sido, obviamente, inexistente. Si se protesta por algo y no se entera nadie de dicha acción poco efecto real tendrá. Esta apatía (la mía propia y la de todos) sólo beneficia a los políticos y a los empresarios, pero no me extraña que haya tal desencanto viendo la clase política existente y el uso que hacen de los medios de idiotización masiva.



19 noviembre 2009

2012

Roland Emmerich es bien conocido por ser uno de los directores más "americanos" de Hollywood a pesar de ser alemán, pero sobre todo se le conoce por tener el empeño de destruir el mundo, o parte del mismo, ya sea a través de catástrofes naturales (El día de mañana), como por invasiones alienígenas (Independence Day), o enormes bichos mutantes procedentes de oriente (Godzilla). En todo caso, su cine es reconocible porque hasta la fecha siempre se ha dedicado a hacer filmes con grandes efectos especiales, y que por lo general han funcionando de maravilla en taquilla.

Supongo que esa es la principal razón que hizo que los estudios se decidieran a financiar esta superproducción de 260 millones de dólares, donde Emmerich junto con su colaborador en 10.000 (y compositor de la banda sonora de sus tres últimos films) Harald Kloser firman el guión de la destrucción del mundo tal y como lo conocemos.

Todo comienza en 2009, el geofísico Adrian Helmsley (Chiwetel Ejiofor) visita a un viejo colega y amigo en la India, donde trabaja a más de 3000 metros de profundidad, allí le muestra evidencias de que algo está pasando en el Sol, y que eso está afectando a la Tierra irremisiblemente. Año 2012, Jackson Curtis (John Cusak), un escritor cuyo mayor éxito fue vender cuatrocientos y pico ejemplares de su libro, va con sus hijos de acampada al parque de Yellowstone, allí además de comprobar asombrado que un lago ha desaparecido, conoce a un extravagante individuo que se dedica a pronosticar el fin del mundo. Al volver a Los Ángeles, y con ello a su trabajo como chófer de un adinerado hombre de negocios ruso, descubre que quizá el loco no lo estaba tanto. A partir de ese momento todo será una carrera contrarreloj para salvar a su familia.

2012 parte de la idea de que el calendario Maya termina el 21 de diciembre de 2012, en dicha fecha se producirá una rara alineación de planetas que produciría, según la extinta civilización, la desaparición de la humanidad. Con esa premisa, y un buen puñado de dólares bajo el brazo, Emmerich nos regala escena de destrucción tras escena de destrucción, comenzando por el increíble hundimiento de Los Ángeles por culpa de un temible terremoto (realmente espectacular), pasando por la erupción de un enorme volcán y la formación de un tsunami de gigantescas dimensiones, casi todas las catástrofes imaginables caben en esta película (para mí que solo faltan los tornados), y así nos regala con dos horas y media de frenético metraje, donde los protagonistas demuestran tener muy buena estrella.

Como supongo que habréis deducido por lo dicho hasta ahora, 2012 es la típica película catastrófica (bueno, se podría considerar La Película de Catástrofes), repleta de efectos especiales (muy buenos, por cierto), cuyo protagonista es un tipo normal que simplemente intenta salvar su vida y la de los suyos. Roland Emmerich y Harald Kloser no se han devanado los sesos mucho en lo que respecta al guión como podéis comprobar, es típico, está llenó de tópicos y de momentos (y personajes) más o menos vistos con anterioridad, y aún así logran atrapar la atención del espectador a base de explosiones y de situaciones límites, salpicadas éstas con algunas escenas dramáticas más o menos conseguidas. Pero sin embargo los personajes están poco trabajados, no han conseguido que la empatía sea plena, habiendo casos en que muere alguno y, al menos a mí, importa bien poco, no te produce ninguna reacción. No obstante, y teniendo en cuenta el producto, se puede considerar que en general es correcta la actuación del elenco de actores, en especial del siempre convincente John Cusak (Con Air, Medianoche en el jardín del bien y del mal) y muy a destacar el pequeño papel de Woody Harrelson (No es país para viejos), el que sin duda tiene el personaje más interesante (y a pesar de ello también típico) del nutrido elenco del film.

Terremotos, maremotos, olas gigantes, erupciones volcánicas, inundaciones, aterrizajes forzosos, escenas subacuáticas, muchas explosiones y con ellos efectos especiales a porrillo, es lo que nos ofrece 2012, la película de catástrofes por excelencia (o quizá por acumulación). Un buen divertimento que a pesar de su duración no se hace larga.



LO MEJOR:
-La destrucción generalizada, especialmente de California.
-Los efectos especiales.

LO PEOR:
-Típica, tópica, personajes poco trabajados...

¿Quién debería verla?
Si te gusta el cine catastrófico seguro que disfrutas.

¿Y quién no?
Si buscas algo más que ver como el mundo se va al garete.

Lo próximo:
El siguiente film de Emmerich no estará plagado de efectos generados por ordenador (o al menos me lo supongo), sino que será un trabajo acerca de Shakespeare, y de la posibilidad de que no fuera él quien escribió sus obras.


Leer critica 2012 en Muchocine.net

14 noviembre 2009

La Naranja Mecánica

En 1971 se estrenó uno de los filmes más recordados de Stanley Kubrick, y en 2009 se ha reestrenado con la excusa de un nuevo master digital. Como aún no la había visto me dije que era un buen momento para hacerlo, así que ni corto ni perezoso fui alegremente a uno de los dos cines madrileños en los que estaba, y salí del mismo con cierto dolor de cabeza y pensando que tampoco era para tanto.

Me imagino que en su época debió de ser una película polémica, ya que retrata la violencia desde una perspectiva bastante singular y además no se contiene al mostrar la anatomía humana... y a una sociedad hipócrita donde las haya.

Para quien no sepa de qué va, deciros que la historia gira en torno a Alex (Malcolm McDowell, en el que ha sido probablemente el gran papel de su vida), líder de un cuarteto de delincuentes adolescentes (cuatro drugos de toda la vida). Por el día se dedican a las deberes de cualquier joven de su edad, mientras que llegada la noche beben leche con aditivos, apalean a mendigos, se pelean contra otros grupos de delincuentes juveniles, allanan viviendas, violan y agreden a sus inquilinos y de paso les roban. Pero un buen día Alex es atrapado por la policía, y esta vez es acusado de asesinato, por lo que acaba con sus huesos en la cárcel, allí se porta como un niño bueno, ayuda al cura a decir misa y lee la Biblia con desbordante interés. Mas lo que él desea es salir de la trena lo antes posible, así que se presenta voluntario para un programa experimental de curación de la maldad.

Basada en la novela del mismo nombre de Anthony Burgess, La naranja mecánica (A Clockwork Orange) es una fiel adaptación del libro, con su raro dialecto incluido. Se trata de un film arriesgado, extraño en ocasiones, con personajes bastante excéntricos y con mucho contenido político.

Malcolm McDowel (Calígula), como ya apunto arriba, hizo el papel de su vida, su interpretación es sin duda de innegable calidad, aunque me imagino que no lo tuvo que pasar muy bien si tenemos en cuenta la fama de más que exigente que se labró Kubrick (eso me vino a la cabeza al ver las escenas del "tratamiento"). De los otros personajes destacables, o al menos que me caen simpático, es el tonto de Dim (personaje que está hecho para eso, al fin y al cabo), interpretado por Warren Clarke (Firefox), que después de esta película no ha hecho nada realmente interesante. El resto del reparto cumple su función más que correctamente, con unas interpretaciones que en ocasiones roza la caricatura.

Cuatro drugos, hiperviolencia, Beethoven, un tratamiento de condicionamiento, personajes variopintos y, curiosamente, ninguno de ellos bueno, es lo que nos ofrece La naranja mecánica, además de mucha crítica detrás de ello, por supuesto. Un clásico que por desgracia nunca dejará de estar de actualidad.


LO MEJOR:
-Malcolm McDowel, el cual borda su papel.
-La efectiva dirección de Kubrick, y el interesante argumento.
-Que se haya reestrenado en cines.

LO PEOR:
-Ahora mismo no se me ocurre nada.

¿Quién debería verla?
Si te gustó la novela o si eres fan del fenecido director.


Leer critica La naranja mecánica en Muchocine.net

10 noviembre 2009

Mi vecino Totoro

Con motivo de la próxima salida del DVD, y de la mano de Aurum, llega a unas pocas salas (en principio 2 en Madrid y 3 en Barcelona, aunque es probable que se vayan moviendo las copias por varias ciudades) una de los films más queridos y esperados de la factoría Ghibli. Además de esta película, Aurum ya ha puesto a la venta Ponyo en el acantilado, de Hayao Miyazaki, y Susurros del corazón, de Yoshifumi Kondo, y junto con Totoro saldrá el DVD de Pompoko, de Isao Takahata. A lo largo de 2010 aparecerán prácticamente todas las películas que quedan inéditas del estudio, más alguna ya editada pero descatalogada.
***

El señor Kusakabe, junto con sus dos hijas, Satsuki y Mei, se mudan a una vieja (y dicen que embrujada) casa en el campo, mientras que la madre de éstas se recupera de una enfermedad en un hospital no muy lejano. Las niñas pronto descubren que no están solas en el idílico lugar, puesto que unas adorables y esquivas criaturas viven escondidas en el gran árbol de detrás de su nuevo hogar.

En 1988 el Estudio Ghibli realizó un díptico sobre la II Guerra Mundial en Japón, una de las películas era La tumba de las luciérnagas, dirigida por Isao Takahata, y que se convirtió en una de las historias más honestas y crudas sobre la realidad de las guerras (algún día procuraré comentarla); mientras que la otra cara de la moneda venía de la mano de Hayao Miyazaki, con un filme completamente opuesto, colorido, fantasioso, onírico, en definitiva, de desbordante imaginación, dicha película es, obviamente, Mi vecino Totoro. La decisión del estudio de estrenar las dos a la vez, en sesión doble, hizo que se tambaleara financieramente hablando, pero no obstante fueron los totoros (en forma de merchandising) los que lograron salvarlo.

Valga decir que ésta es una de los largometrajes más ligeros del director de El castillo de Cagliostro, su historia es sencilla, claramente dirigida a un público infantil, pero qué queréis que os diga, Miyazaki es capaz de encandilar con cualquiera de sus creaciones tanto a los más pequeños como a los más grandes, y Totoro no es una excepción. Los personajes son tan entrañables (con Mei y los totoros a la cabeza, una dulzura de personajes), la paleta de colores tan vívida, una animación que a día de hoy sigue siendo de enorme calidad y las situaciones tan imaginativas y originales en la que se ven envueltos los protagonistas (de algo tan simple como unas gotas cayendo a un paraguas Miyazaki logra un momento delicioso), que consigue que el espectador se deleite con cada plano. Y es que precisamente su sencillez es una de las grandes bazas de Mi vecino Totoro.

Ya sabes, si tienes la gran suerte de tener un cine cercano donde se proyecte no dudes ni por un segundo en ir a verla aunque ya lo hayas hecho con anterioridad, y si por desgracia no es tu caso no vaciles en hacerte con alguna de las ediciones en DVD. Seguro que no te arrepentirás.



LO MEJOR:
-La imaginación y ternura que desprende cada uno de sus fotogramas.
-La dirección, el guión, la banda sonora, la animación... y en general todo.
-El gatobús.
-Que se haya estrenado en cines, aunque con 21 años de retraso.

LO PEOR:
-Que se haya estrenado en tan pocas salas y sólo en versión original (aunque esto último es por motivos técnicos).

¿Quién debería verla?
Todo el mundo.


Leer critica Mi vecino Totoro en Muchocine.net

26 octubre 2009

El Imaginario del Doctor Parnassus

Terry Gilliam es uno de los directores más peculiares e interesantes que existen en la actualidad, ya lo ha demostrado a lo largo de su dilatada carrera, y lo vuelve a demostrar con esta película, la última del malogrado Heath Ledger (El Caballero Oscuro), el cual no la terminó al morir en las circunstancias que ya conocemos todos, pero que el director de 12 Monos lo arregló haciendo que el personaje cambiara de aspecto, tornándose su rostro en Johnny Depp (Enemigos Públicos), Jude Law (A.I. Inteligencia Artificial) y Colin Farrel (Alejandro Magno).

Parnassus es un hombre milenario capaz de, a través de su "Imaginario" (un show itinerante de escaso éxito), guiar la imaginación de la gente para llevarlos a un paraíso o a un verdadero infierno. Pero el menor de sus problemas es la afluencia de público de su espectáculo, sino una antigua apuesta con un siniestro personaje que pone en peligro a su propia hija, aunque pronto verá un rayo de esperanza ante la “asfixiante” aparición de un amnésico personaje.

Clasificar El imaginario del doctor Parnassus (The Imaginarium of Doctor Parnassus) es tarea difícil, de hecho lo mejor es simplemente nombrar a su director y ya ahí todo (o casi todo) el mundo se hace una idea de lo que hay. Y es que la filmografía del realizador de Brazil no se caracteriza precisamente por ser convencional o comercial, sino por el surrealismo y el no ya saltarse las reglas impuestas por los estudios y las modas cinematográficas, sino el de inventarse las suyas, aunque hay veces que se ha amoldado a lo que le han impuesto, como ya lo hizo en El secreto de los hermanos Grimm. Así pues, y como esta última, El imaginario del doctor Parnassus se puede considerar una especie de cuento, en este caso con influencias del mito de Fausto, una historia de la que sin duda se puede extraer moraleja y desde luego que hay mucha doble lectura.

A nivel técnico nos encontramos con un logrado trabajo en la recreaciones de los que tienen en las mentes los personajes que entran en el "Imaginario", personalmente el que más me impactó y gustó fue el primero, ya que es realmente oscuro, a diferencia del resto que son bastantes más coloridos, aunque con sus toques tétricos en determinados momentos. Otro punto interesante es el contraste entre el "Imaginario" con el "mundo exterior", se pasa de la desbordante fantasía, a la más cruda de las realidades, empezando por el propio escenario del show, un destartalado y antiguo carro-casa tirado por dos caballos, con trapos sucios como telones, con un cartel desvencijado; así como los lugares donde van en busca de clientes, sitios marginales (la mayoría), aparcamientos de centros comerciales, salidas de discotecas, oscuras calles, lugares que en algunos casos podrían ser basureros o escombreras.

Del reparto poco hay que decir salvo elogiarlo a casi todos ellos, empezando por Christopher Plummer (El nuevo mundo), que hace de un Parnassus depresivo pero que se le ilumina la mirada cada vez que le proponen una apuesta, pasando por Lily Cole (Rage), que representa la inocencia personificada, o Andrew Garfield (Leones por corderos), celoso y desconfiado, pero de buen corazón; o el enano Percy, interpretado por Verne Troyer (Austin Powers 2), fiel acompañante de Parnassus y una especie de Pepito Grillo. También magnífico el último (e inconcluso) trabajo de Heath Ledger, que demuestra su talento de nuevo. De los actores que lo han sustituido el que menos me convenció fue Jude Law, que me pareció que sobreactuaba en exceso.

El imaginario del doctor Parnassus es una película imaginativa donde las haya, que cuenta mucho más de lo que muestra, que engalana las miserias con coloridos paisajes virtuales, es un cuento para adultos con moraleja, una historia más oscura de lo que parece, un gran filme que hay que verlo con el chip cambiado, porque de otro modo se corre el riesgo de salir del cine sin tener claro lo que se ha visto.


LO MEJOR:
-El "Imaginario", los mundos que en él se recrean.
-El reparto, la dirección, el argumento...

LO PEOR:
-Quien vaya a verla sin ninguna experiencia previa en el cine de Gilliam puede sufrir efectos devastadores en su mente.

¿Quién debería verla?
Si te gustan los trabajos anteriores del ex Monty Python.

¿Y quién no?
Si lo surreal y absurdo te aturden quizá no sea tu película.


Leer critica El imaginario del Doctor Parnassus en Muchocine.net

22 octubre 2009

Diarios de motocicleta

Un buen día de 1952 un bioquímico llamado Alberto Granado acompañado por un estudiante de medicina, cuyo nombre era Ernesto Guevara, emprendieron un viaje en el que pretendían cruzar toda América Latina en una vieja motocicleta. Dicho viaje no sólo les sirvió para conocer otros lugares, sino para ver la realidad de los distintos pueblos, para descubrir una América con demasiadas injusticias. Sería un viaje que marcaría sus vidas y que definiría sus propias decisiones en el futuro.

Walter Salles (The Knife) dirige Diarios de Motocicleta, viaje iniciático del quien se convertiría en "el Che", mientras que el guión corre a cargo de José Rivera basándose en los diarios que escribieron Granado y Guevara en el largo viaje.

Este es uno de esos filmes que te hacen pensar, que una vez que acaban te deja no sólo con un buen sabor de boca, sino que te hace replantearte cosas. Quizás se deba al magnífico guión, plagado de excelentes diálogos, o puede que a la certera dirección de Salles, que logra atrapar al espectador sin remedio; y desde luego tiene mucho que ver el maravilloso reparto destacando, evidentemente, los dos actores principales, Gael García Bernal (Y tu mamá también) y Rodrigo de la Serna (Tetro), cuya química es impresionante, y cuyo trabajo interpretativo es simplemente genial.

Diarios de Motocicleta es una película necesaria, muy divertida, emotiva y reflexiva, del todo recomendable.



LO MEJOR:
-La dirección de Salles, la fotografía, la música.
-Los intérpretes.
-El sentido del humor, muy bien repartido a lo largo del metraje.
-Que te deja con una gran sensación una vez acaba.

LO PEOR:
-Nada.

¿Quién debería verla?
Para empezar a todo aquel que tenga el mínimo interés por la figura del Che Guevara, creo que es muy importante para intentar comprender cómo era este hombre. Para finalizar, el resto de los mortales.

¿Y quién no?
Supongo que los fachas.


Leer critica Diarios de motocicleta en Muchocine.net

16 octubre 2009

Cocodrilo, un asesino en serie

Tim Manfrey es un periodista al cual han enviado a África a filmar un reportaje sobre un supuesto cocodrilo gigante devorador de hombres como castigo por uno de sus trabajos que resultó ser un fraude, le acompañan su cámara (el típico personaje que nos cae bien a todo el mundo y que por eso mismo se imagina uno su final) y una ex-modelo y periodista que tiene una sección de mascotas en el canal. En Burundi les espera un biólogo (o quizás zoólogo) que realiza documentales sobre los emidosaurios y que les ayudará a capturar vivo al mítico Gustave, el cocodrilo gigante que tiene aterrorizado a la población del lugar, junto con un guía (con un oscuro secreto) que conoce la zona al dedillo. Pero Gustave no será el único peligro al que tengan que enfrentarse, puesto que por el mismo lugar que está atacando el reptil tiene su territorio el "Pequeño Gustave", un Señor de la Guerra que pega un tiro a todo lo que se menea.

Dominic Purcel (Blade: Trinity, Prison Break) protagoniza esta cinta de serie B pero de buena factura, le acompañan en su aventura el cómico Orlando Jones (Evolution), la desconocida (para mí al menos) Brooke Langton (Equipo a la fuerza),el veterano Jürgen Prochnow (La conjura de El Escorial) y Gideon Emery (Takers) y algún que otro secundario más. Les dirige Michael Katleman quien se ha encargado de la dirección de varias series, como Life of Mars.

Cocodrilo, un asesino en serie (Primeval) es la típica película de expedición científica que va en busca de monstruo y que, obviamente, encuentran lo que buscaban y no salen bien parados, si alguien la ve buscando algo de innovación u originalidad está muy equivocado, sin embargo quien la visione como un producto de entretenimiento se divertirá como un niño. Y es que no se puede decir que sea un gran filme, pero sería injusto negar su capacidad de enganchar al espectador (o por lo menos a mí), su historia y los personajes aunque tópicos resultan lo suficientemente atractivos como para mantenerte interesado por lo que ves durante la hora y media que dura, y eso en los tiempos que corren ya es un logro.

Además de esa capacidad de mantenerte pegado a la pantalla (o puede que sea que a mí este tipo de historias siempre me suelen enganchar), habría que destacar ciertos apartados como la fotografía, que es muy acertada para retratar África. El diseño de Gustave es bastante bueno, simplemente han cogido un cocodrilo y lo han agrandado unos metros, y su creación a base de ordenador no es que sea perfecta, muchas veces canta que es un bicho digital, pero aún así se le coge cariño y todo. La realización es bastante correcta, de hecho tiene más de un acierto a la hora de filmar alguna que otra escena que al menos a mí me ha sorprendido ver en una película de este estilo (sí, se trata de escenas truculentas).

Si te gustan los filmes con bicho gigante que se acaba comiendo a buena parte de la expedición que iban a su captura te gustará Cocodrilo, el cual tiene todos los tópicos del género: desmembramientos, un tipo que se quiere vengar del bicho, un tipo que quiere salvar al monstruo, y una panda de perdedores. No es una obra maestra, pero entretiene que no veas.


LO MEJOR:
-La fotografía.
-Algunas escenas me han resultado bastante impactantes y divertidas. Me han sorprendido.
-Imaginarse cómo y quién de los personajes morirá antes... y equivocarse.

LO PEOR:
-Como suele ser habitual en este tipo de películas el argumento no da para mucho, así como que no suelen abundar los diálogos brillantes e inteligentes.

¿Quién debería verla?
Si te gustan películas como Anaconda, Congo, Mandíbulas y otros tantos ejemplos, también te divertirá ésta.

¿Y quién no?
No es especialmente gore, pero tiene alguna que otra escena donde el cocodrilo se traga a algún pobre desgraciado, o sea, si eres especialmente sensible quizá no te sea recomendable.

Leer critica Primeval en Muchocine.net

10 octubre 2009

Distrito 9 (District 9)

Hace veinte años apareció por los cielos de Johannesburgo una nave espacial en cuyo interior había un millón de desconsolados alienígenas. Se optó por crear justo bajo la nave una especie de ciudad campamento para prestarles ayuda, pero al final dicho lugar se convirtió en un gueto donde tenerlos hacinados y separados de la población humana: el llamado Distrito 9. Ahora se ha convertido en un problema, la mayoría de la gente no quiere tener cerca a "las gambas", así que se prepara un desahucio masivo a un campo que se encuentra a 200 kilómetros de la capital. Por otra parte son muchos los interesados en poder usar la tecnología militar alienígena, y están dispuestos a hacer cualquier cosa para lograrlo.

Producida, como ya sabréis todos, por Peter Jackson, director de la trilogía de El Señor de los Anillos, y dirigida por el debutante Neill Blomkamp (que se ha formado en el campo de los efectos especiales en series como Dark Angel, y también ha firmado un par de cortos de uno de los cuales partió la idea de su largometraje debut), quien también se encarga de escribir el guión junto con Terri Tatchell. Rodada con un estilo muy realista, similar en muchos momentos a un documental, Blomkamp ha apostado por realizar un film de ciencia-ficción diferente e innovador en muchos aspectos, comenzando por su estilo visual y pasando por su argumento, ya que no es la típica película de marcianos invasores; aquí son unos parias, unos marginados a los que nadie importa. En District 9 se pueden observar claros paralelismos con nuestra propia realidad, ya sea de hechos pasados (hechos fáciles de imaginar sabiendo que Blomkamp es sudafricano) como del presente, así como de algo que se cuenta en mil películas como es la condición humana, lo cruel que puede llegar a ser, y también su lado bueno.

Todo el reparto son desconocidos para la mayoría de los mortales (en algunos casos para todo el mundo excepto los sudafricanos), si acaso con una película que haya tenido distribución internacional, como es el caso de Jason Cope que participó en Doomsday – El día del juicio final o la modelo Vanesa Haywood que trabajó en Diamante de sangre. El protagonista principal, Sharlto Copley, es al parecer amigo del director, y también ha dirigido un largo. Por cierto, muy interesante el personaje de este último, Wikus es un tipo que no se sabe si odiarlo o admirarlo, ya que es capaz de lo peor pero también de lo mejor.

El diseño de las criaturas me ha parecido muy acertado, es muy agresivo, y aún así la expresividad que le han otorgado es más que notable. Sí que resulta más convencional el diseño de la mayoría de los artefactos, pero no por ello dejan de ser interesantes. Los efectos especiales son de bastante calidad, sobre todo teniendo en cuenta que el filme no cuenta con un gran presupuesto. Los efectos sonoros y la banda sonora también son destacables, de los primeros habría que subrayar el habla de los alienígenas.

District 9 es una de esas películas fantásticas con las que uno puede ver reflejada la cruda realidad, un film que te sumerge desde el principio hasta el final en los acontecimientos que narra, original en buena parte de su metraje, con muchas buenas ideas bien llevadas a cabo y algunas cosas por desarrollar (¿habrá secuela?). Merece la pena verla.


LO MEJOR:
-El arranque, y el estilo realista.

LO PEOR:
-Quizá a medida que avanza la trama se vuelve un filme más convencional, pero según mi punto de vista no pierde el más mínimo interés por ello.

¿Quién debería verla?
Si te gusta la ciencia-ficción te encantará, y si no seguro que te quedas con el trasfondo del argumento.

¿Por qué...
...no han traducido el título con lo fácil que lo tenían?


Leer critica Distrito 9 en Muchocine.net

03 octubre 2009

Enemigos Públicos

Estamos en 1933, la Gran Depresión aún hace mella en la gente, la cual está asqueada con los bancos. John Dillinger y su grupo se dedican a atracar bancos por todos los Estados Unidos, pero nunca roban a sus clientes, esto hace que a los ojos de la gente sean casi héroes y que el gobierno inicie una guerra contra ellos encabezada por Melvin Purvis.

Michael Mann sigue la estela de Heat a la hora de rodar las escenas de acción y de Collateral respecto al uso de la cámara digital, y nos trae este biopic inspirado en parte de la vida del famoso (en su tierra) ladrón de bancos, y cuyo guión está basado en un libro escrito por Bryan Burrough. Mann firma un trabajo bastante decente, que a mí juicio no pasará a los anales de la historia, no es una obra maestra, pero si un buen filme, que funciona sobre todo a la hora de la acción, ya que los tiroteos están muy bien rodados, pero que se vuelve menos interesante en los momentos de calma, especialmente en los que están a solas Dillinger y Billie (la novia), cuya relación no me llegó a convencer en ningún momento (¿será por la falta de química de los protagonistas?).

Uno de los grandes atractivos de la película es sin duda su reparto encabezado por Johnny Deep (¿A quién ama a Gilbert Grape?) como John Dillinger y Christian Bale (Terminator Salvation) como el agente federal que le persigue; además tenemos a Marion Cotillard (La vida en rosa) que hace el papel de novia de Dillinger, Billy Crudup (Watchmen) como el jefazo del naciente FBI, y muchos más secundarios que no nombraré para no aburrir al personal.

Así pues, estamos ante una buena cinta de policías y ladrones, muy destacable en las escenas de acción, pero que no logra igual resultado en los momentos más intimistas, sobre todo en lo que se refiere a la relación entre Dillinger y Billie, la cual está desdibujada, y la química entre la pareja de intérpretes es casi nula.




LO MEJOR:
-Los tiroteos.
-La banda sonora.

LO PEOR:
-En algunos momentos del comienzo la cámara en mano resulta mareante.
-La falta de química entre Deep y Cotillard.

¿Quién debería verla?
Pues si eres de los que disfrutaron con filmes anteriores del director, como Heat o Collateral. Y también habría que añadir las múltiples fans de Deep, que seguro que con sólo verlo se quedan contentas ^^

¿Y quién no?
Si Michael Mann no es un director de tu gusto.


Leer critica Enemigos Públicos en Muchocine.net

29 septiembre 2009

The Sky Crawlers

Nos encontramos en una época indeterminada en algún lugar de Europa, dos compañías están enzarzadas en una guerra desde hace no se sabe cuánto. Para ello usan unos arcaicos aviones que sin embargo tienen la última tecnología, los pilotos de dichos aviones son prácticamente niños, pero no unos niños normales, sino que son kildren, muchachos que cual Peter Pan no crecen y cuyo único final posible es morir en la batalla. La historia comienza cuando llega un nuevo piloto a la base...

Mamoru Oshii es el director de este film bélico de ciencia-ficción, que se basa en una serie de novelas del escritor nipón Hiroshi Mori. Oshii vuelve a tocar los mismos elementos que en películas anteriores, aunque en ésta plantea algunos otros e interesantes temas, muy en su línea, con mucha metafísica y filosofía en general de por medio. Por un lado tenemos a los kildren, niños que no son exactamente niños, ya que podrían vivir una eternidad sin cambiar un ápice y por otro una guerra entre dos compañías (aunque al parecer existen más), en un conflicto que no se sabe cuándo comenzó, ni los motivos del mismo. En realidad si cuento mucho más puedo destripar cosas muy interesantes que se plantean, así que prefiero dejarlo así.

Técnicamente nos encontramos con un filme soberbio. Como ya nos tiene acostumbrados el director de Ghost in the Shell nos trae una mezcla de las 3D con la animación tradicional, en este caso los personajes están realizados con la última técnica mientras que casi todos los escenarios y maquinaria (especialmente los aviones) están realizados con animación por ordenador. Las batallas aéreas están magníficamente realizadas, algunas de ellas son de las mejores que he visto en cine de ese tipo (también es cierto que muchos films con batallas aéreas tampoco he visto; ahora me viene a la cabeza otro anime que tiene excelentes batallas: Macross Plus). Resulta sorprendente como en ocasiones uno duda (sobre todo en las escenas aéreas) de si los escenarios y aviones son animados o reales, no obstante, y aunque este tipo de escenas me han encantado las que más me han impactado y transmitido han sido las protagonizadas por los dos personajes principales, especialmente una que transcurre en el interior de un coche, y también otra en un despacho, ambas bien avanzada la trama. Realmente son dos momentos en los cuales el director y animadores han sabido transmitir toda una gama de sensaciones y sentimientos. Todo ello gracias en buena medida a una maravillosa banda sonora compuesta por el compositor habitual del realizador de Avalon, el siempre genial Kenji Kawai.

Magníficas batallas aéreas, un guión que no te da nada mascadito, unos personajes principales más que interesantes que evolucionan a medida que avanza la trama y una animación de indudable calidad es lo que nos ofrece The Sky Crawlers, una absoluta joya animada que requiere de nuestro esfuerzo para comprenderla en todo su conjunto.




LO MEJOR:
-Técnicamente es sobresaliente.
-Las batallas aéreas.
-El guión, obra de Chihiro Itou, tiene mucha chicha, a medida que avanza la trama nos va mostrando sus bazas.
-La banda sonora.
-Que se haya estrenado en cines, aunque vaya a ser en dos salas y por tiempo muy limitado.
-Las múltiples lecturas, es uno de esas películas que vas descubriendo cosas nuevas al verla de nuevo.

LO PEOR:
-Aunque no se hace lenta es bastante pausada, cosa que puede resultar un handicap para los menos pacientes y poco conocedores de la obra de Oshii.

¿Quién debería verla?
Los amantes de la animación y de la ciencia-ficción, y muy especialmente los fans de Mamoru Oshii.

¿Y quién no?
Mamoru Oshii no hace películas fáciles de ver, siempre requiere un esfuerzo por parte del público. Así que si eres de esos que prefiere no comerse el coco, mejor te vas a ver G-Force o similar.

Leer critica The sky crawlers en Muchocine.net

24 septiembre 2009

G.I. Joe

MARS la multinacional armamentística que vende el 70% (¿o era el 80?) de las armas del mundo, presenta ante la OTAN el arma definitiva a base de nanobots que devoran el metal. Pero el primer pedido de cuatro ojivas, que está custodiado por numerosos soldados, es atacado por unos misteriosos maleantes, mas en un último momento éstos se ven salvados gracias a unos también misteriosos bienhechores. Se trata de los G.I. Joe, un grupo secreto donde está la creme de la creme de los militares, científicos y fuerzas del orden mundial, los cuales, obviamente, se dedican a proteger el mundo de la devastación.

Basada en los muñecotes que Hasbro comercializó por vez primera en 1964, y dirigida por Stephen Sommers, conocido por ser el realizador de La Momia y su secuela así como de Van Hellsing, estamos ante una de acción con muchos efectos especiales y una historia muy entretenida aunque "very tipical".

Del elenco interpretativo destacaría la inclusión de Dennis Quaid, actor que desde que vi El chip prodigioso y Dragonheart (y también en otras producciones más "serias") me gusta, aunque también hay que decir que su papel tampoco da para mucho. El resto del reparto pienso que está más o menos acertado, sin duda alegrará la vista a los mozos y las mozas, y encima hay algún que otro cameo inesperado.

No sé vosotros, pero yo soy uno de esos que hace ya unos añitos disfrutaba como un enano (nunca mejor dicho) viendo las andanzas de los G.I. Joe ("Lli Yoe", ejejjee) contra los malos, el Comando Cobra (jejjeje, me encantaba cuando gritaba siempre uno de los malos "cobraaaaaaa" con una voz de pito xD ), por lo que ese es el principal motivo que me ha llevado a ir al cine para ver la versión en carne y hueso. Y lo cierto es que he disfrutado de esas dos horas de efectos especiales, persecuciones espectaculares, peleas entre el ninja negro y el ninja blanco, y también del sentido del humor. Aunque evidentemente no estamos ante una película que haya que verla con muchas expectativas, puesto como apuntaba arriba su argumento no es precisamente original, hay que ir con la clara idea de que es un producto de consumo rápido, para pasar 118 minutos de desconexión cerebral, sin ser demasiado crítico.



LO MEJOR:
-Las escenas de acción, los efectos, el sentido del humor...
-El estilo de Sommers, que a mí siempre me ha parecido un buen ejemplo de director de cine evasivo.

LO PEOR:
-Los flashback. Al menos como están metidos en la trama, a mí al menos no me convencieron la mayoría.
-La historia, aunque mucho más quizá no se pueda hacer teniendo en cuenta la base.

¿Quién debería verla?
Cualquiera que en su día disfrutara de la serie de dibujos (o los juguetes) seguro que se divertirá con esta película.

Leer critica GI Joe en Muchocine.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...