20 enero 2009

Ansiada paz

Cuando uno está aburrido, adormilado, y le es imposible echar una cabezadita, sin duda una buena opción es escribir algo para así despejar la mente...


Gaza es noticia desde hace ya varias semanas, por suerte parece que ahora la cosa se ha calmado un poco, Israel ha decretado un alto el fuego unilateral y Hamás le ha seguido al paso y también ha anunciado una tregua de una semana. Así, con un poco de suerte, los palestinos podrán disfrutar de al menos siete días sin disparos y sin bombas. Quizás en ese periodo encuentren tiempo para encontrar los cadáveres de sus familiares entre los escombros y darle una sepultura adecuada, puede que incluso en ese tiempo les llegue la ayuda que necesitan: comida, medicinas, agua, combustible, mantas... ¿Y después qué? Esa es la pregunta, cuando pase la semana de la tregua de Hamás y comiencen de nuevo a lanzar los cohetes a suelo israelí, ¿cómo responderá el elefante a la picadura de mosquito? ¿Le dará un pisotón o simplemente soplará un poco con su trompa? Y es que por mucho que diga el gobierno israelí, su ataque a Gaza ha sido completamente desproporcionado, la muerte de víctimas inocentes, de niños, no puede ser justificable de ningún modo, y por muchas condolencias que den los políticos israelíes, todas ellas serán vanas, estarán vacías. Si no cejan en su empeño de responder con matanzas cada vez que algún palestino le tira una piedra, no lograrán otra cosa que crear más odio y más violencia.

El pueblo palestino, y especialmente los que (mal)viven en la Franja de Gaza, son un pueblo oprimido desde hace ya décadas, lo único que desea la mayoría de ellos es vivir en paz. Y pienso que ya es hora de que ésta vaya llegando.


Sinceramente, la mente no se me ha despejado, pero espero que estas pocas líneas sean al menos una pequeña gota del vasto océano de vuestras conciencias.

19 de enero de 2009

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...