11 mayo 2010

Canino

Ya que se estrena el próximo viernes, me parece lógico saltarme el orden de las proyecciones de la VII Muestra Syfy para publicar la reseña sobre este film, que consiguió abarrotar la sala tanto o más que Splice. Yo, que ni sabía de qué iba, no entendía en parte tal expectación, sólo en parte, puesto que echando un vistazo rápido a las octavillas que repartían era evidente que esta película triunfaba por cada festival que pasaba, aún así no tenía expectativas. Menos mal.

Canino (Kynodontas) narra las vivencias de una familia un tanto peculiar, y si es así es por una razón: los padres han decidido educar a sus hijos lejos de toda injerencia externa, alejados de la sociedad. Sólo el padre sale de casa, y es éste quien se encarga de realizar las compras oportunas de los productos que les son necesarios. La única influencia del exterior es Christina, la cual trae a menudo el padre para que realice “la tarea”, y a la que un día se le ocurrirá traer alguna otra cosa más.

Peculiarísimo film griego dirigido por Yorgos (o Giorgos) Lanthimos (Kinetta), el cual también se ha encargado del guión junto con Efthimis Filippou. Desde esa primera escena en la que tres jóvenes poco expresivos comentan un nuevo juego hasta el último plano uno va siendo testigo (al principio sin entender) de las excentricidades (por llamarlo de algún modo) de la familia, la cual es dirigida con mano férrea por ambos progenitores, y muy especialmente por el padre (el castigo por las cintas de video, por ejemplo). Lanthimos nos va mostrando gota a gota la forma de vida de esta gente, los métodos que usan los padres para manipular (ellos lo llamarían educar) a sus hijos, y no sólo eso, sino que nos lo muestra de tal manera que es como si fuera algo totalmente natural (para ellos lo es, evidentemente), y llega hasta tal punto que uno ve que desde luego han perdido por completo el norte.

Canino es interesante sobre todo por lo que cuenta, algo que a priori podrían algunos considerarlo imposible, pero que viendo algunos casos reales (no con familias, pero sí con hijas) es espeluznantemente real. Sin embargo, no me ha parecido un gran trabajo, a pesar de lo que narra no me ha generado repulsión (al menos eso pienso que me debería haber hecho sentir en muchos instantes). Es quizás eso, y que uno no se identifica con ninguno de los personajes, por lo que el resultado es un tanto frío, le falta algo para llegar al espectador (o al menos a mí).


LO MEJOR:
-Lo original que es.
-En verdad el tema que trata no es para nada baladí, sino duro, sin embargo tiene la capacidad de hacer reír en muchas ocasiones.

LO PEOR:
-Uno no se acaba de creer por completo la inocencia e ingenuidad de los “críos”, ni la pasividad de la madre com algunos temas.

¿Quién debería verla?
Puff, diría que los que busquen ver algo diferente.

¿Y quién no?
Aquí me quedo igual que en lo anterior, no sabría a quién no recomendárselo... Doy por supuesto que a aquellos que sólo disfruten del cine palomitero.


Leer critica Canino en Muchocine.net

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...