27 julio 2010

Toy Story 3

Hace ya 15 años los estudios Pixar sorprendieron al mundo con la primera película animada realizada por completo en tres dimensiones (no estereoscópicas...), en la que unos juguetes cobraban vida en cuanto los dejaban solos en la habitación. Después de dicho tiempo, y una exitosa secuela, nos llega la que es la tercera y, supuestamente, última entrega de las aventuras de Woody, Buzz y compañía, que se ha estrenado tanto en salas 3-D como en cines convencionales. Para realizar esta nueva aventura se reunió el mismo equipo de Toy Story y Toy Story 2, dirigidos por Lee Unkrich, quien ya fue co-director en la segunda parte, así como en Monstruos S.A., y Buscando a Nemo. Toy Story 3 viene precedida de un gran éxito en norteamérica, éxito que sería extraño no se repitiese por estos lares.

En esta ocasión nos encontramos con que Andy ya es mayorcito y está a punto de ingresar en la universidad, por lo que los juguetes temen por su futuro. Y bien que hacen, puesto que por avatares del destino acaban atrapados en una guardería llena de criajos muy peligrosos.

Si bien la sinopsis que he escrito es breve y sencilla, eso no quiere decir que el argumento sea tan simple, sino que tiene sus entresijos que siempre es mejor que los descubráis por vosotros mismos. Yo lo hice a pesar de que tampoco era un filme que tuviera marcado como ineludible, de hecho, en principio me daba pereza ir a verlo, no obstante al leer un par de comentarios muy positivos y el ser consciente de que Totoro hace más que un cameo (además de tener cierto mono tras casi un mes sin acudir a una sala), me sirvió de excusa para acercarme a mi cine habitual, acomodarme en la butaca entre niños, padres y gente joven en general, y disfrutar de una película que uno se olvida por completo que es de animación (aunque tampoco creo que recordarlo sea un inconveniente). ¿Y con esto qué quiero decir?, pues que estamos ante una obra que no es simplemente entretenida, que no se queda en la pura diversión, sino que consigue atraparte a medida que avanza la historia, que te entusiasma, que te enganchan la mayoría de sus personajes, que te ríes con su magnífico sentido del humor, con la que sufres en los momentos aciagos, que te hace vibrar en las escenas de acción, incluso te ponen en tensión en determinados momentos... En definitiva, que te emociona de todas las maneras posibles (y muy especialmente en el desenlace), y eso es mucho, sobre todo si lo comparamos con los subproductos (sobre todo de imagen real) que estrenan últimamente, cuya capacidad para que empatice el espectador es tan nula que nos da igual el destino de sus personajes de cartón-piedra.

Técnicamente es brillante, desde la escena aparentemente más sencilla hasta la más compleja están cuidadas al detalle, las texturas, los diseños de los personajes así como sus expresiones y movimientos (especialmente graciosos Ken y algún que otro -tronchante- momento, muy hispano, de Buzz Lightyear) resultan tremendamente naturales, habiendo instantes en que uno no sabe si lo que está viendo es real o no (y sí, no tienen la misma “piel” los muñecos y los humanos...). Acompaña a todo ello una buena banda sonora (en la línea de las dos entregas anteriores, de hecho es Randy Newman el compositor de las tres partituras), y un muy buen sonido; pero lo más importante, y que no falla, es la historia, mucho más dramática y oscura que las anteriores.

En definitiva, Toy Story 3 no desmerece en absoluto de las películas que le preceden (si acaso es superior), está plagada de momentos geniales, de aventura y mucho humor, pero sobre todo tiene una capacidad enorme para emocionar. Merece la pena verla.


LO MEJOR:
-Todo (y que salga Totoro).
-Por su espectacularidad: la escena del vertedero. Por su emotividad: el final.

LO PEOR:
-Nada (y que no saliera Totoro).
-Bueno, si me pongo, quizá el malo, aunque de aspecto atípico, en el fondo sí que es típico.

¿Quién debería verla?
Grandes y pequeños disfrutarán por igual, o sea, todo el mundo.

¿Y quién no?
¿No has leído lo anterior?

La curiosidad:
Como ya he indicado, uno de los personajes secundarios es el mismísimo Totoro del filme Mi vecino Totoro de Hayao Miyazaki, esto hace ver la buena relación que hay entre Pixar y Ghibli, o lo que es lo mismo: Lasseter y Miyazaki.


Leer critica Toy Story 3 en Muchocine.net

4 comentarios:

Joruji dijo...

Qué buena! once años esperándola! me ha encantado! La mayor pega es que a Totoro no le dan protagonismo T_T
salu2

neovallense dijo...

Pues yo pensaba que Totoro iba a salir menos, así que me quedé tan contento al comprobar que lo hacía en más de un momento; aunque si hubiese tenido una escena para lucirse me habría encantado, desde luego.

Saludetes.

mreyes dijo...

Estaba esperando a verla para dejar mi comentario, que será breve y conciso:

Otra OBRA MAESTRA de Pixar.

Cuando parece que una nueva pelicula no puede superar a la anterior, y mucho menos cuando esta es la tercera de una misma saga van los señores de Pixar y nos regalan TOY STORY 3, una gran pelicula llena emociones y que pone punto y final a esta magnifica saga.

Toy Story no estaba entre mis 3 preferidas, pero si contamos las 3 peliculas como una sola... la cosa cambiaria...

neovallense dijo...

Y es que los de Pixar se superan película tras película, es toda una fábrica de talento. Esperemos que continúen así siempre, y que sigan dándole más importancia a la historia que a las posibles cifras de recaudación.

Un saludo y gracias por el comentario ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...