10 diciembre 2010

Biomega, de Tsutomu Nihei

La DRF (Fundación para la Recuperación de Datos) expande desde Marte el virus N5S, por lo que provoca una pandemia denominada la "calamidad drone", que convierte a la gente en zombis. Zôichi Kanoe es un humano sintético que trabaja para Industrías Pesadas Tôa, y que intentará por todos los medios parar la "calamidad".

El primer tomo de Biomega me entusiasmó, me lo leí de un tirón casi sin darme cuenta. Me quedé maravillado por el genial dibujo del autor de Abara y Blame!, disfruté ante la forma de mostrar la violencia, aluciné con la moto del protagonista y un largo etcétera. El segundo volumen también lo disfruté, algo menos, pero la historia seguía manteniendo mi interés y aparecieron nuevos personajes que imaginaba podían dar mucho juego. En el tercer tomo..., en el tercer tomo apareció la confusión, las facciones y escisiones en la DRF estaban mostradas de forma un tanto precipitadas, y la aparición del "polímero reproductor espejado" no ayudó nada, y más cuando dicho polímero se hace en números posteriores demasiado importante, y si encima luego hablamos de concesiones de deseos y de apariciones de mundos de forma súbita, ahí ya se estropea la cosa. Sí, el dibujo sigue siendo bueno, ¡es buenísimo! (e incluso, en los últimos tomos, muchas ilustraciones me recuerdan al manga de Nausicaä), pero la historia está mal contada, da la sensación que con prisas, que Nihei no tenía muy claro dónde quería llegar y fue improvisando por el camino, pasando de este modo de ser una obra que apuntaba maneras a una que intenta abarcar demasiado y se queda en eso, en el intento.

A pesar de que en los tomos 5 y 6 hay capítulos que vuelven a resultar más que entretenidos, y que incluso el final no está mal del todo, nunca acaba por volver a alzar el vuelo, no quedando buenas sensaciones una vez llegado el final.

De la edición se encarga Panini, que no ha realizado un mal trabajo, si bien se hubiese agradecido que el formato de tomo fuese un poco más grande. Lo que sí se agradece es que el cuarto volumen cueste algo menos al tener menor número de páginas, detalle que no todas la editoriales suelen tener. En total son 6 tomos de unas 200 páginas, en rústica con sobrecubiertas a 7,95€ cada uno, excepto el mencionado tomo 4, que sale por 7,50€.


LO MEJOR:
-El dibujo.
-El primer tomo; el inicio de la historia es brutal.

LO PEOR:
-Que a partir del tercer tomo el autor se hace un embrollo mental y la narración se viene a pique.
-Hace demasiadas elipsis, sobre todo al final.
-Algunos personajes se difuminan...

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...