29 agosto 2011

Super 8

Oooh, los maravillosos ochenta (y setenta), Regreso al futuro, El coche fantástico, Willow, Los Goonies, E.T. El extraterrestre, El halcón callejero, La guerra de las galaxias, Encuentros en la tercera fase... Qué tiempos aquellos cuando éramos más jóvenes, cuando los parques infantiles no eran de plástico y tenían aristas y picos por todos lados, cuando los coches eran de metal puro, cuando los televisores y electrodomésticos en general duraban unos cuantos años más, cuando no existía el personaje Belén Esteban y con muchos menos canales (unos dos) nos lo pasábamos mejor, en definitiva, qué nostalgia... ¿no?

J.J. Abrams (Alias, Star Trek, Perdidos), además de ser un genio del marketing, también es todo un nostálgico del cine que Spielberg, Donner, Howard, Zemeckis o Lucas realizaban o producían por la época, y también es plenamente consciente de que las generaciones que crecieron (más o menos) por dichos años suspiran al acordarse de sus héroes o de los juegos del momento, así que qué mejor que inventarse una historia para homenajear al cine familiar-aventurero-fantástico-setentero-ochentero, y encima hacerlo bien.

Estamos en 1979 y nuestro protagonista acaba de sufrir una gran pérdida, no obstante intenta superarla con la ayuda de sus amigos, con quienes está rodando una película en super 8 para presentarlo a un festival. En uno de las sesiones de rodaje en una estación de tren, pasa un ídem a toda velocidad que descarrila, algo sale de uno de sus vagones y esa misma noche se llena todo el pueblo de militares que niegan que llevaran una carga peligrosa, no obstante sucesos extraños comienzan a acaecer...

Si nos ponemos críticos hay que decir que Super 8 (ídem, 2011) no es un filme que aporte nada nuevo, simplemente coge una fórmula conocida y exitosa, y la realiza con mejores medios que antaño, actualizando alguna cosilla para que el público de la era de Internet la disfrute más. Pero si no nos ponemos tiquismiquis, sobre todo si intentamos verlo con ojos de chavales de unos catorce años que fuimos (algunos, otros nacieron viejunos),  Super 8 es un film que se disfruta de cabo a rabo, que nos devuelve a una sana ingenuidad, y lo hace con una puesta en escena muy cuidada, con un diseño de producción igualmente bueno, y una dirección y guión de Abrams que no decepcionan, pero tampoco sorprenden.

Esta última película del director de Misión Imposible 3 me ha dejado con sensaciones encontradas, por un lado está el sentido de la aventura que posee, los personajes variopintos y carismáticos, la magnífica criatura, una buena realización; y por otro el hecho de que si miramos el argumento nos topamos con que verdaderamente no hay nada novedoso, simplemente se trata de buen reciclaje de ideas que apenas entusiasma. Pero yo soy como soy y prefiero quedarme con lo primero, puesto que ideas nuevas raramente se encuentran, así que ir a una sala y ver buen cine, aunque sea reciclado, siempre da gusto. Una película apta para todos los públicos, y recomendada para nostálgicos.


LO MEJOR:
-La capacidad de divertir y el espíritu aventurero que destila.
-El diseño de la criatura, muy currado, chulísimo.
-Una gran banda sonora de Giacchino.
-Ese homenaje a George A. Romero, y al género negro, que es la peli que ruedan los críos (en los créditos la vemos, así que nada de salir en estampida).

LO PEOR:
-Que no aporta nada novedoso, pero sobre todo que, aunque divierte, en muy pocos momentos entusiasma.
-Si vas a verla con demasiadas expectativas puede llegar a decepcionar.

¿Quién debería verla?
Si disfrutaste con películas como Los Goonies o E.T.

¿Y quién no?
Si buscas algo nuevo.

Léerla en Muchocine.net

7 comentarios:

Bambú dijo...

Estoy de acuerdo con tu reseña, no aporta nada nuevo, pero aquellos que disfrutamos con el cine ochentero acogemos esta película con cariño ^^

Pienso que la película gana mucho viéndola en el cine, pues seguramente la explosión del tren y esos planos del "extraterrestre" no se verán igual en la tele de casa. Así que estoy muy contenta de haberla visto en pantalla grande.

eter dijo...

Hombre, aunque sea usando una fórmula más que explotada hace unas décadas... creo que aporta algo al salirse de lo habitual en estos días.

A mi en general la película me gusto y me pareció que tenía cosas muy agradables... durante la primera mitad, pero hay un momento en el que comienzan a meter explosiones y marcianos y la cosa se le va de las manos a Abrams.

Neovallense dijo...

Lo que falla en esta película, pienso, no es que no aporte nada, sino que se le notan los engranajes, aunque tiene su encanto, resulta un tanto prefabricada. Pero sí, opino también que en pantalla grande merece la pena verla.

Un saludo a ambos, y gracias por comentar ^^

Mad Max dijo...

Coincido contigo, lo que no me 'cuadra' de la película es que no ha conseguido esa 'magia' que podías tener al ver E.T., Los goonies o "Cuenta conmigo" (¿esta última la has visto?).

Por lo demás, se deja ver y pasas un rato entretenido con las palomitas y el refresco imprescindibles...!!!!!! O las famosas chuches según apetezca!!!!!


Perdona el off-topic: Vi "El origen del Planeta de los Simios" y me encantó en muchísimos aspectos!!!

Neovallense dijo...

"Cuenta conmigo" si no recuerdo mal sí que la he visto (contaba el viaje de unos amigos, e iban por las vías de un tren en más de un momento, ¿noll?), y recuerdo que me gustó mucho... pero creo que tengo que revisionarla.

Salutations

Santiago Bobillo dijo...

Yo debí de verla con ojos nostálgicos, pues fui de los que la disfrute. Sensacional, ciertamente, el diseño de la criatura.

Neovallense dijo...

Con eso jugaba J.J. Abrams, y no lo hizo mal del todo peroooo... Para mí al menos hay un pero xD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...