02 junio 2012

American Pie: El reencuentro

Quien más y quién menos ha visto y se ha reído con alguna entrega de American Pie, ya fuera con la primera, que fue toda una sorpresa en su momento, o sus dos secuelas, así como otras cuatro películas sacadas directamente en DVD. Por lo tanto, lo que era una comedia para adolescentes se terminó convirtiendo en toda una saga con un gran número de seguidores. Conscientes de ello, los productores han reunido al elenco original, le han añadido unas pocas caras nuevas y le ha salido American Pie: El reencuentro (American Reunion, 2012).

Han pasado trece años de la graduación de Jim, Stifler, Finch y compañía, y nueve desde que se casó el primero, muchos años sin que el grupo se viera, y durante todo ese tiempo no todos han cumplido sus sueños, así que aprovechan la excusa de la reunión de la promoción del instituto para pasar un fin de semana como en los viejos tiempos.

Si algo me ha empujado a ir a ver American Pie: El reencuentro eso ha sido la nostalgia. Me acuerdo muy bien de cuando vi la primera entrega de la franquicia, en una sala (que no sala de cine) atestada de estudiantes, y lo que me pude reír con Jim, su padre y la madre de Stifler. Así que ha sido la nostalgia lo que me ha hecho ir, esta vez sí, a una sala de cine y, sinceramente, me lo he pasado la mar bien.

Está claro que lo que no hay que hacer es ir a verla pensando en humor inteligente y sutil, si algo caracteriza a la saga es precisamente su poca sutileza, desde siempre sus chistes han sido basados en el sexo, y los desnudos gratuitos y cierto grado de escatologia son una marca de la casa (sin olvidar, por supuesto, la introducción con momento embarazoso de Jim), así que hay que visionarla esperando eso y no a Woody Allen parloteando. O sea, que American Pie: El reencuentro sigue fiel a su origen, aunque los personajes en sí hayan cambiado en mayor o menor medida, exceptuando uno, claro, que sigue siendo el mismo.

Era evidente que para esta secuela había que volver a reunir a todo el reparto original, y así es como Jason Biggs da vida a Jim, el personaje sobre el que siempre gira la “trama” principal, Biggs ha trabajado incluso con Woody Allen y ha rodado alguna que otra comedia, pero en líneas generales fuera de la saga no se puede decir que haya hecho gran cosa; Michelle, la chica de la flauta y ahora esposa de Jim, le sigue dando vida Alyson Hannigan, cuyos trabajos se centran en la televisión, con Cómo conocí a vuestra madre a la cabeza; Seann William Scott es el único que puede hacer de Stifler, fuera de la saga lo ha intentado pero tampoco ha tenido mucho éxito, pero no ha dejado de estar ocupado, siendo quizá El monje y El tesoro del amazonas dos de sus trabajos más reseñables, eso si no contamos su labor como doblador en la saga animada Ice Age; Chris Klein continúa como Oz, el jugador de lacrosse y ahora tipo famoso, ha participado en diferentes producciones para televisión, además de la serie Wilfred, así como en varias películas para cine, entre las que se cuentan Street Fighter: La leyenda; Kevin, el tipo "sensato" del grupo, vuelve a ser encarnado por Thomas Ian Nicholas, durante estos años ha actuado en un buen puñado de películas, sin mucha repercusión, eso sí; Finch, famoso por haberse tirado a la madre de Stifler en más de una ocasión, sigue encarnado por Eddie Kaye Thomas, su trabajo fuera de la saga American Pie ha tenido más frutos en la televisión, doblando en la serie Padre Made in USA más concretamente; Tara Reid (Vicky), alcanzó bastante celebridad por un problema en su vestido que le hizo mostrar un pecho sin desearlo, profesionalmente quizá la serie Scrubs es la que le ha dado más alegrías, ya que sus empleos cinematográficos no han sido de gran envergadura; de Mena Suvari, alias Heather, alias la pija del grupo, se podría decir que la película más interesante en la que ha trabajado sigue siendo American Beauty; John Cho, uno de los MQMF, curiosamente es de los que mejor suerte ha tenido, ya que ha participado en el reinicio de Stark Trek, en más de una serie exitosa, y también lo veremos en la nueva versión de Desafío Total; Eugene Levy es el inimitable padre de Jim, el único personaje que sale en todas las películas de la franquicia, aunque en algunas su aparición sea más bien un cameo, fuera de la saga pastelera Levy podría considerarse como uno de los más afortunados, aunque no precisamente por la calidad de las producciones. A estos rostros conocidos se les añade Katrina Bowden, que ya mostró su bonita figura en la divertidísima Tucker & Dale contra el mal; y Ali Cobrin, una chica de buen ver que ha trabajado en Miedos 3D de Joe Dante. Y podría proseguir así y alargar el párrafo hasta un número de líneas cercano al infinito, pero creo que ya es suficiente...

En fin, que quien quiera desempolvar el baúl de los recuerdos con esta cuarta entrega para cines de la saga American Pie lo hará, es un filme que sigue la estela de sus predecesoras, en el que aparece todos los personajes que han tenido una mínima relevancia, por lo que a los fans y no tan fans no les defraudará, eso sí, quien busque una comedia de Billy Wilder apañado va.


LO MEJOR:
-Ver al grupo de nuevo reunido.
-Que ofrece lo mismo que las tres entregas anteriores (no cuento las sacadas directamente al mercado doméstico), más el aditivo de la nostalgia.
-El padre de Jim. Siempre será uno de los mejores personajes de la saga.

LO PEOR:
-¿Era necesario mostrar los genitales de Jason Biggs?

¿Quién debería verla?
Principal, y obviamente, los seguidores de los films precedentes, quien no haya visto las tres primeras películas se perderá muchos chistes y referencias, pero si busca una comedia adolescente seguro que también la disfruta.

¿Y quién no?
¿De verdad hace falta indicarlo?

2 comentarios:

Mad Max dijo...

Todavía recuerdo entrar un verano en el cine para apaciguar el calor junto a mi hermano. Era lo único que nos llamó la atención. Era uno de esos días que vas al cine sin saber qué quieres ver y entras en la que te llama la atención...
Pensé que sería otra película cómica más, de esas bastante 'estúpidas' de las que te ríes por no llorar... pero la verdad es que fue una gratísima sorpresa.
no sé si se ha convertido en una de las grandes películas comedias americanas, pero sí que es una a tener en cuenta.

No he ido a verla por falta de tiempo, pero no dejaré de verla en BD. Coincido contigo en el tema de la 'nostalgia' para poder ir a verla.

Gran reseña y bien documentada!!! (Las otras 'american pie' son bochornosas... y no conducen a nada... Cómo puede cambiar una película con actores diferentes)

Neovallense dijo...

Las películas sacadas directamente en DVD son muy olvidables, desde luego, pero la trilogía original (y especialmente la primera entrega) son películas divertidas, cosa que también es esta cuarta parte, así que lo más seguro es que te acabes riendo de lo lindo cuando la veas.

Gracias por lo que me toca, me alegra que te haya gustado la entrada ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...