22 julio 2012

The Amazing Spider-Man

Peter Parker es un estudiante de instituto un poco pringado pero bastante lumbreras, que ha vivido casi toda su vida sin sus padres, fueron su tío Ben y su tía May quienes lo criaron. Cierto día, investigando acerca del pasado de sus progenitores, acaba en un laboratorio repleto de arañas, una de ellas le picará y hará que adquiera unos prodigiosos poderes, poderes que pronto tendrá que utilizar para proteger a la ciudad de Nueva York de una amenaza reptiliana.

Es imposible no ver The Amazing Spider-Man (ídem, 2012) sin compararla con la trilogía que dirigió Sam Raimi entre 2002 y 2007, y antes (y después) de entrar a verla también es inevitable preguntarse si verdaderamente hacía falta hacerla desde el principio en vez de cambiar los intérpretes. Lo primero quizá entre más en el terreno de los gustos personales, lo segundo, me temo, también entra dentro de los puntos de vista, pero lo que está claro es que sí que podían haber realizado una película sin contar otra vez cómo Peter Parker se convierte en El Hombre Araña. Aunque la cuestión está en que, obviamente, los estudios han preferido empezar desde cero pensando no tanto en una película sino en sus secuelas, para dotar así al conjunto una mayor coherencia y adaptarla al espectador actual (que digo yo que tampoco habrá cambiado tanto).

Marc Webb, realizador de (500) días juntos, fue el escogido por la Columbia para darle nueva vida al trepamuros, o sea, un tipo cuyo (mencionado) debut en la gran pantalla fue muy aplaudido pero cuya experiencia no era muy amplia. Una decisión arriesgada quizá, pero no tanto como en otras producciones que encargan directamente a directores que tan solo han trabajado en publicidad o en videoclips. Personalmente creo que el mayor logro de Webb, además de filmar unas buenas escenas de acción, está en los personajes protagonistas, muy especialmente Parker y Gwen, a los que dan vida Andrew Garfield (El imaginario del Doctor Parnassus) y Emma Ojazos Stone (Criadas y señoras), se ven que están muy bien dirigidos y su historia de amor no es empalagosa pero tiene encanto; al malo (al que le pone rostro Rhys Ifans) sin embargo, aunque tiene un aspecto imponente, le falta empaque, y en algún momento recuerda incluso al Duende Verde. El tío Ben aparece poco por su desafortunado destino, pero Martin Sheen (Bobby) es un gran intérprete y sabe impregnarle de toda la ternura y sabiduría que desde siempre ha desprendido el personaje; no obstante, la tía May, a la que le pone cuerpo la mamá de Forrest Gump, Sally Field, le falta mucho para alcanzar a Rosemary Harris (la anterior tía May), y no tanto por la actriz sino por el poco protagonismo que se le da, o al menos el uso que se hace de las escasas escenas en las que aparece.

Las escenas de acción, como ya he comentado, están magníficamente planificadas, quedando muchas de ellas espectaculares, sobre todo la última lucha contra el lagarto, gracias en parte al uso que se le da a la cámara subjetiva. Sin embargo, y apelando a la memoria, ninguna me ha producido el efecto que me produjeron las de Spider-Man 2, el que es para mí todavía el mejor film sobre el personaje creado por Stan Lee y Steve Ditko.

En realidad, y hablando en conjunto, el efecto que ha producido en mí The Amazing Spider-Man ha sido cierta sensación de vacío. La primera parte (a pesar de que es un poco larga), y durante casi todo el nudo, me lo he pasado muy bien, pero después no me ha entusiasmado ni provocado apenas emoción, ni si quiera cuando el superhéroe lo está pasando canutas para llegar a la torre Oscorp y los obreros deciden echarle un cable. Recapitulando, desde mi punto de vista es tras la primera aparición del lagarto cuando comienza el declive.

En definitiva, que The Amazing Spider-Man es una cinta comercial entretenida, con escenas espectaculares y un buen reparto, pero que no es, como han llegado a decir, mejor que la trilogía anterior, desde luego que es superior que Spider-Man 3, no provoca la vergüenza ajena que producía esta, y probablemente también sea superior a la primera entrega dirigida por Raimi, pero a mi juicio está muy lejos de Spider-Man 2, que sigue siendo sin género de dudas el mejor filme que se haya hecho del trepamuros.


LO MEJOR:
-Andrew Garfield y Emma Stone están muy bien.
-La ambientación es más oscura que las cintas anteriores, y eso me gusta, aunque a la trama le falta precisamente oscuridad.
-Las escenas de acción son muy espectaculares.
-Cuando Ben y Peter discuten, ahí se nota, y bien, la dirección de actores.

LO PEOR:
-Al malo le falta algo, es un tanto descafeinado.
-La tía May está desaprovechada.
-El numerito que monta Spidey con el ladrón de vehículos motorizados tiene muy poca gracia (por visto más que nada).

¿Quién debería verla?
Si te gusta el personaje comiquero, y sobre todo si no has visto la trilogía precedente.

¿Y quién no?
Si buscas El Caballero Oscuro versión arácnido.

5 comentarios:

Øvn¥ dijo...

Bueno entonces creo ser el único que no la ha comparado con la saga anterior, porque esta me ha agradado bastante.

Algo hay que agradecer, y es que en mi sala de cines no hubo padres con niños llorando en todo el film, lo que si me paso la trilogía arácnida anterior.

Dante Mifune dijo...

Estoy de acuerdo en casi todo salvo en lo de la escena del atracador de coches, esa escena es la verdadera esencia del super héroe de marvel, si has leído algún cómic suyo sabrás que el tipo se burla y ridiculiza y en general no se calla cada vez que lucha, persigue, detiene, etc a todo criminal de NY. Bueno, pues en esta película sólo lo hace una vez exactamente igual que lo haría en un cómic. Desgraciadamente, y al igual que en la anterior trilogía este factor de la personalidad de Parker se olvida.

Yo lo único que le pondría de pega es que ya que hacen un reboot, al menos que el porcentaje de fidelidad al cómic sea mucho mayor, esta vez ha sido bastante fiel a Ultimate Spiderman, pero se han inventado bastantes cosas que, explicadas como en la versión en papel hubiesen quedado mucho mejor.

Neovallense dijo...

Øvn¥: ya es mala suerte que te tocara en los anteriores films niños llorones, desde luego gana bastante cualquier visionado sin ningún llanto en la fila de atrás xD

Dante Mifune: sé que Spidey siempre suelta sus chascarrillos, no he leído muchos tebeos del mismo, pero sí que he seguido varias series, pero sin embargo el sentido del humor, en esta peli, cuando está enfundado en el traje me parece fallido, esa escena del ladrón en particular me resulta un poco trillada. Vamos, que ese aspecto del personaje lo tienen que trabajar más para la próxima.


Gracias a ambos por dar vuestra opinión ^^

Javier Pujol dijo...

A mí personalmente, me gustan más los actores escogidos para esta película que los que realizaron la anterior trilogía. Me parece, además, que nos encontramos con un Spidey más moderno y cercano a la versión actual de los comics, lo cual es de agradecer.

Neovallense dijo...

El Spiderman de Raimi era más pulp y clásico en líneas generales, este es cierto que se basan en la serie "Ultimate Spiderman" como dice Dante en su comentario.

Emma Stone me gusta especialmente, es una buena actriz y sabe darle mucha simpatía al personaje, y Garfield también cumple muy bien.

Muchas gracias Javier por dar tu opinión, siempre será bienvenida por aquí ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...