30 abril 2012

Premios Liebster

Ha ocurrido, al fin alguien se da cuenta de mi valía y talento. Sí, señoras y señores, El BLOG de NEOVALLENSE ha sido objeto de un premio por parte de Sidhe y Roswell, los administradores del divertido y educativo blog cinéfilo La Noche de los Wasabis Verdes Fritos. ¡Gracias, ya iba siendo hora!

Esta imagen se la he robado a los wasabitas.

Así que, como he sido premiado, no rompo la cadena y también nombre a cinco de los blogs con los que más disfruto:

Joruji y su locura es una de las bitácoras con las que más me he divertido, a pesar de que actualiza de higos a brevas: La locura de Joruji.

Germán Pérez Iglesias (alias Ger) tiene un gran blog de cine donde hace unas críticas realmente buenas: Eternidad y cine.

A pesar de que lo ha creado hace bien poco, y de que tiene otro más antiguo, el señor Errante Bibliotecario me ha conquistado con su Echando bilis, donde, con entradas breves y buen humor, no se corta a la hora de criticar la realidad política.

El bueno de Hajime Saito también tiene una bitácora la mar de interesante y de gran potencial, a pesar de que no tenga mucho tiempo para publicar: Realidades Oníricas.

Max es, como yo, un gran otaku, así que no puede evitar reseñar y comentar lo que más le gusta en Los Mangas de Max.


Y aquí se acaba mi lista de elegidos. Os dejo bajo estas líneas las reglas de los premios Liebster.

1. Copiar y pegar el premio en el blog y enlazarlo al blogger que te lo otorgó.
2. Señalar tus cinco blogs preferidos con menos de 200 seguidores y escribir comentarios en sus blogs para que conozcan que han recibido el premio.
3. Y, por último, esperar a que esas bitácoras continúen con la cadena y elijan a sus 5 blogs preferidos.


P.D.: Si tuviera que nombrar un blog de reserva para la lista, ese sería Henar Torinos Art Blog, que es la ventanita de la excelente dibujante Henar Torinos, autora de Mala Estrella; y también por Un tintero de Saphire, blog literario de Earendilion; y, por supuesto, Bienvenido a nunca jamás, otra gran bitácora de cine donde Heitor nos deleita con su sabiduría y buen humor.

28 abril 2012

Grupo 7

El Grupo 7 es, como su propio nombre indica, un grupo de la policía sevillana que se dedica, en los prolegómenos de la Expo 92, a limpiar el centro de la ciudad de todo rastro de droga. Su eficacia es asombrosa, pero sus métodos son, cuanto menos, legalmente inestables, e incluso poco éticos.

De Alberto Rodríguez solo había visto 7 vírgenes, una película que me dejó muchas gratas sensaciones, sus personajes (interpretados, entre otros, por Juan José Ballesta y Jesús Carroza) destilaban autenticidad y el entorno de barrio, así como lo que acontecía, resultaba creíble. Eso mismo se podría decir que pasa en Grupo 7 (ídem, 2012), tanto los personajes como las calles por donde se desarrolla la acción resultan veraces, y eso hace que el film sea realista y por lo tanto el espectador tenga esa sensación, no falta de extrañeza, de inmersión en una época y unos barrios particulares.

24 abril 2012

Hobo with a shotgun

Tercera sesión del viernes de Muestra Syfy, con un film cargado de violencia, humor absurdo y mucha incorrección política.

***

Rutger Hauer hace de un vagabundo que tiene la tonta idea de coger un tren y bajarse en una ciudad maloliente donde la corrupción y la violencia campan a sus anchas, personificandose en la figura de un líder que es capaz de hasta matar a su hermano sin despeinarse. Pero aún así el pobre vagabundo intenta conseguir el dinero que necesita para cumplir su sueño de comprarse un cortacésped, sin embargo su capacidad de tolerancia a las injusticias es limitada, por lo que un buen día, cuando al fin parece que alcanzará su sueño, es testigo en primera persona de un atraco, por lo que no le queda otra que coger una escopeta y liarse a tiros con los ladrones, pero después de ello no se quedará quieto, sino que se dedicará a impartir justicia a base de plomo.

20 abril 2012

Soul Surfer

Basada en un hecho real, Soul Surfer (ídem, 2011) nos cuenta la historia de Bethany Hamilton una jovencita hawaiana amante del surf que dedica su vida a recorrer las olas, pero un aciago día un tiburón la confunde con una foca (o algún otro animal acuático comestible) y se lleva un brazo con él. A partir de ese momento Hamilton tendrá que luchar con el doble de ímpetu si quiere llegar a cumplir su sueño de ser una surfista profesional.

Soul Surfer podría ser tranquilamente uno de esos telefilmes melodramáticos que suelen emitir en algunos canales privados en las sobremesas de los fines de semana, no obstante la mayoría de dichas producciones para televisión suelen dejar indiferente y raramente logran emocionar. Y eso, emocionar, es algo que consigue a menudo el film de Sean McNamara (realizador que ha trabajado mucho para televisión, y que entre su filmografía se cuenta 3 ninjas en el parque de atracciones), no se le puede negar dicha capacidad, y no siempre usando el efectivo recurso de la música junto a unas imágenes más o menos desoladoras. Hay escenas que, al menos a mí, me llegaron por tal y como estaban contadas, como todos esos instantes de poner a salvo a la protagonista tras el ataque y su posterior traslado al hospital. Por lo demás, estamos ante una de esas películas que últimamente están proliferando con mayor o menor éxito, que no es sino un tipo de cine (por regla general inspirado en hechos acaecidos en la vida real) donde los protagonistas (sean humanos o animales) han sufrido algún tipo de drama (llámese accidente o ataque) que les impide seguir su vida como antes del incidente, pero (y aquí es donde está el quid de la cuestión) gracias al apoyo de su numerosa y cariñosa familia, y de su comunidad religiosa (junto con su propia determinación), logra superar las dificultades y crecer como persona así como triunfar, alcanzar su sueño. En resumidas cuentas: cine cristiano.

16 abril 2012

Los juegos del hambre

Dirigida y escrita por Gary Ross, guionista de films como Big, Seabiscuit, más allá de la leyenda o Pleasantville (estos dos últimos también las dirigió) Los juegos del hambre (The Hunger Games, 2012) adapta la novela homónima de Suzanne Collins, que también firma el libreto junto con un tercero en discordia, Billy Ray (La sombra del poder), y cuenta la historia de Katniss Everdeen, una chica de 16 años que es “seleccionada”, junto con otro joven llamado Peeta, para participar en los septuagésimocuartos juegos del hambre. Ambos, y otros veintidós “afortunados”, tendrán que matarse entre sí, además de luchar contra los elementos y obtener la simpatía del público, para conseguir ser el ganador de los juegos, el único superviviente.

El tema de meter a un puñado de jovenzuelos en una zona delimitada y hacer que se maten entre ellos no es algo nuevo, ya lo vimos en 2000 en Battle Royale, no obstante pienso que no hay que comparar dicha película con Los juegos del hambre pues ambas están dirigidas (en principio) a un público diferente, y desde luego están contadas de maneras también diferentes. De hecho, si nos ponemos, podríamos decir que la cinta de Gary Ross es una mezcla entre la mencionada película de Kinji Fukasaku y Perseguido, donde Schwarzenegger las pasó canutas en un programa televisivo.

13 abril 2012

Stake Land

Segundo film de la segunda jornada de la 9ª Muestra Syfy de Cine Fantástico, una película con vampiros de por medio y algunas escenas lúcidas, pero cuyo tono descolocó a no pocas personas.

***

El mundo es un caos, los hombres viven en comunidades cerradas y fortificadas para así protegerse de los vampiros. Mister salvó a Martin de ser asesinado junto a su familia por un no-muerto, desde entonces viajan juntos al norte, en busca de New Eden, y por el camino van matando todo vampiro que se les pone por delante.

Jim Mickle, realizador con pocas y baratas películas en su filmografía, es el director de Stake Land (ídem, 2010) film de vampiros que en ocasiones se confunden con zombis, y con tendencia a la autoparodia. Esa autoparodia se refleja sobre todo en escenas tipo Karate Kid, donde maestro y alumno entrenan entre flores, pero también en instantes costumbristas (o caseros), estos últimos creo que están puestos ahí adrede, pero me da la impresión que los primeros no están colocados con fines humorísticos. Ese precisamente es un punto que descoloca al espectador, ya que uno no sabe a ciencia cierta si tomarse en serio algunas escenas o no, y más cuando el tono en general, de hecho, es serio, salpicado por aquí y por allá con toques irónicos eso sí, pero que provienen más de las acciones o diálogos de los personajes, no de la escena en su conjunto, de ahí que choque la inclusión de los, por ejemplo, momentos Karate Kid.

09 abril 2012

Salamina, de Javier Negrete

Desde que descubrí a Javier Negrete en la comentada Saga de Tramórea me han interesado todas las novelas que le han ido publicando, desde Señores del Olimpo a Alejandro Magno y las águilas de Roma, pasando por Atlántida (esta quizá menos que el resto), en todas ellas, se toca en mayor o menor profundidad la cultura y la mitología de la Grecia clásica, y eso es algo que lleva fascinándome desde que vi por vez primera, cuando era un tapón, esa maravillosa película titulada Jasón y los argonautas. Salamina, sin embargo, se diferencia en un punto fundamental con las mencionadas obras del autor madrileño, y es que en esta ocasión la magia y la fantasía (aunque tienen su pequeño hueco) ceden el paso a la historia, o al menos a una recreación de lo que pudo ser.

En Salamina, Javier Negrete nos cuenta las Guerras Médicas, las invasiones de los Persas en tierras griegas, desde la increíble batalla de Maratón, hasta la mítica lucha en las Termópilas y el campo de batalla definitivo que fueron las aguas que bañan la isla de Salamina. Y como protagonista fundamental de todos esos hechos, Temístocles, un hombre de prodigiosa memoria y capacidad de cálculo, a la par que frío y manipulador, capaz de cualquier cosa para alcanzar sus objetivos, en parte altruistas y en parte interesados, en parte por amor a su tierra y en parte por egoísmo.

04 abril 2012

Ira de Titanes

Perseo vive con su hijo alejado del mundanal ruido tal y como vivía su padre adoptivo, pescando en un pequeñito pueblo de la costa. Pero por mucho que reniegue de su destino este irá a su encuentro, pues su tío Hades encierra a su padre, Zeus, en el Tártaro para liberar así a Cronos (su abuelo), lo que le obligará a coger sus armas e ir en busca de Agenor (su primo), hijo de Poseidón (su otro tío) y por lo tanto semidiós como él, que es el único que sabe dónde está el Caído, aquel que forjó las armas de los Dioses y quien tiene la clave para liberar a Zeus y acabar con el temible Cronos.

Furia de Titanes fue un remake con cierta polémica, y que muchos consideran como la peor nueva versión que se ha hecho de un film (creo que esa gente no ha visto todavía Vanilla Sky), pero a pesar de ello tuvo una acogida incluso mejor de la esperada, por lo que no tardaron en dar luz verde a una continuación. Para esta ocasión Louis Leterrier ha cedido el asiento de director a Jonathan Liebesman, realizador, entre otras, de Invasión a la Tierra y En la oscuridad (con ninguna de los dos emocionó a la crítica precisamente). Ira de Titanes (Wrath of the Titans, 2012) tampoco me ha entusiasmado, sin embargo algo que no ha hecho es aburrirme, incluso en ciertos momentos, sobre todo al principio, me ha sorprendido gratamente, como la escena donde Perseo tiene un sueño, sin duda los mejores instantes del film están en dicha secuencia, tan épica como oscura, habría sido interesante que el resto del metraje hubiera seguido esa línea. Sin embargo, aunque no siga esa línea oscura, por suerte no tira por derroteros demasiado blandos, eso se ve, por ejemplo, en el diseño de las criaturas, no muy abundantes pero sí bastante llamativas; como la quimera, protagonista de la primera batalla, o los conseguidos cíclopes. Todos ellos, además, se mueven por paisajes de las islas Canarias que es donde fue rodado la mayor parte del film, como ya ocurriera con la primera entrega.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...