14 febrero 2013

Django desencadenado

Django es un esclavo que se tropieza con el estrambótico doctor Schultz, que le propone un trato: que le ayude a atrapar a tres bandidos y él le echará una mano para encontrar a su mujer.

Al contrario que la mayoría, Quentin Tarantino no despierta grandes pasiones en mí (aunque sí interés), de su escueta pero exitosa filmografía tan solo he visto las dos películas de Kill Bill (cuya segunda entrega me pareció genial), y alguna vez me he tropezado con una reposición televisiva de Pulp Fiction y he intentado verla, pero por una u otra razón apenas he estado unos minutos frente al televisor. El primer tráiler de Django desencadenado (Django Unchained, 2012) no me convenció a pesar de mi gusto por el western, rápidamente me dije que no la vería, pero al ver nuevas imágenes pocas semanas atrás me terminó atrayendo más de lo que pensaba, por lo que el mismo fin de semana del estreno acudí a una sala. Salí con gratas sensaciones.

Django desencadenado no es un simple homenaje al spaghetti western, de hecho esa es tan solo una de sus facetas que se traduce más que nada en los títulos iniciales y los créditos finales, algunos temas musicales, los zoom (aunque es algo que Tarantino usa en otras de sus películas), y que Franco Nero hace una breve aparición. Más que cualquier otra cosa, Django desencadenado es un film sobre la esclavitud, desde los primeros segundos se percibe que será el tema principal, con los hombres encadenados avanzando mientras el sol se pone, y desde luego cuando visitan al primer terrateniente se hace aún más patente, este hecho además da pie a una de las escenas más divertidas del film a costa del Ku Klux Klan; pero cuando uno se remueve en el asiento, y siente en verdad hasta repulsión, es el momento en el que dos fornidos esclavos luchan frente a un deleitoso Leonardo DiCaprio y el mencionado Franco Nero, es una escena sucia y degradante, la viva imagen de la desesperanza, la denuncia más clara que se puede hacer contra la esclavitud, probablemente la escena más impactante de la película (y unas cuantas tiene). Con todo, sigue siendo una película de Tarantino, así que no porque sea en el fondo un trabajo reivindicativo deja de ser divertido; su primera parte en especial, comienza con buenos tiroteos pero sobre todo mucho humor, muchas veces jugando con las costumbres y prejuicios de la época, como el hecho de que Django monte a caballo o el mencionado episodio del KKK.

El humor viene sobre todo de mano del personaje de Christoph Waltz (Un dios salvaje), en la que es su segunda colaboración con el director de Jackie Brown, su personaje es contradictorio, capaz de matar a sangre fría y luego afectarle ser testigo de la frialdad de otros; Jamie Foxx (Steahl, Collateral) es un intérprete que hace algún tiempo me resultaba un tanto arrogante, pero no sé si es que ha cambiado él o mi percepción, la cuestión es que el papel de Django le viene como anillo al dedo; Leonardo DiCaprio (J. Edgar, Origen) lleva muchos éxitos consecutivos, y este será uno más, se podría decir que es su papel más histriónico, y, que yo recuerde, el único donde hace de malo (maloso además) de la función; el papel que le ha tocado a Samuel L. Jackson (un gran defensor de las armas) es de esos que esperas que terminen como lo hace, y cuando ocurre te alegras y no sientes culpabilidad alguna, aun así tiene sus momentos divertidos; en cuanto a quien interpreta a la amada de Django, Broomhilda, se trata de Kerry Washington, actriz que no recordaba haberla visto nunca pero que sí vi en la secuela de Los 4 fantásticos, y que sin duda sufre lo suyo en esta película. La lista total de nombres es casi interminable, pero otros de los rostros que desfilan a lo largo de las más de dos horas y media que dura la cinta son Jonah Hill (Supersalidos, Moneyball), Don Jhonson (Corrupción en Miami), Nichole Galicia, etc...

Así pues, Django desencadenado es una película del oeste al estilo Tarantino, que homenajea a los grandes del género aportando su toque personal; además es un claro alegato contra la esclavitud, pocas películas la han mostrado de forma tan cruda; y no solo eso, sino que es un film muy entretenido, con una primera mitad con mucho humor, pero que se va volviendo más seria a medida que avanza, para terminar con una tensa disputa y un espectacular tiroteo. Ha sido el rodaje más largo de su realizador, quizá en el que más ha sufrido (de ahí, puede, que haya declarado en varias ocasiones que se retirará pronto), en donde parece ser estuvo a punto de llegar a las manos con uno de sus actores (DiCaprio, para ser exactos), pero el resultado final bien que ha merecido la pena. Muy recomendable.


LO MEJOR:
-Jamie Foxx y Christoph Waltz.
-Toda la primera parte es especialmente divertida.
-Una valiente realización del director de Malditos bastardos, y un guion bien ensamblado y con mucho humor.
-La variada banda sonora, con algún tema, que no podía faltar, compuesto por Ennio Morricone.

LO PEOR:
-Hacia la mitad se para un poco, resultando ligeramente pesada.

¿Quién debería verla?
Es de perogrullo decirlo, pero los fans de Tarantino les encantará a buen seguro; y también quien guste del cine del oeste.

¿Y quién no?
Personas alérgicas a la hemoglobina artificial.

5 comentarios:

alcorze dijo...

A mi me gustaba Tarantino. El problema que tengo con él es que desde hace unas cuantas películas ya no me sorprende y divierte, sino que me aburre. Esta la tuve que dejar hacia la mitad porque me aburría, y con su duracción no tuve ganas de terminarla.

Neovallense dijo...

Es complicado reinventarse con cada nuevo trabajo, y quizá es eso lo que esperas de Tarantino, y eso es algo muy complicado de conseguir.

Es cierto que "Django desencadenado" es un poco larga, se le podría quitar metraje.

¡Muchas gracias por tu comentario!

Earendilion dijo...

Gasto poco tiempo en cine. Sé que es un error pero el poco tiempo que tengo lo dedico a la familia y, cuando todos duermen, a cegarme los ojos con palabras a la luz de una pequeña linterna pero, si que es cierto, que Tarantino despierta la parte de mi que precisa diversión y, casi siempre, lo consigue (casi siempre.) Es por ello que tenía intención de ver esta peli (no sé cuando pero en algún momento lo haré) y, ahora, gracias a tu reseña, estoy convencido de que lo haré más temprano que tarde.

Mad Max dijo...

Como pude disfrutar de esta película en el cine junto a mi novia... Aunque tuve un ojo mirando las reacciones de mi padre (que le gustan los westerns) ante tanta sangre y disparos!!!

Está claro que Tarantino desde hace un tiempo no sorprende a mucha gente. Pero hasta ahora no ha defraudado, al menos a mí.

Si bien he echado de menos un típico duelo al atardecer o algo parecido a alguna de la 'trilogía del dolar' de Leone... pero meter un poco de hip-hop en un western y que no desentone, creo que sólo está al alcance de muy pocos y uno de ellos es Tarantino.

Neovallense dijo...

Earendilion: también es complicado a veces sacar tiempo según las circunstancias personales de cada uno, pero siempre es bueno hacer hueco para ver en una sala bien grande unas pocas y seleccionadas películas. Si buscas diversión "Django desencadenado" la tiene por los cuatro costados.

Mad Max: el estilo de Tarantino está plenamente definido, así que es normal que deje de sorprender, pero lo importante es que siga haciendo buen cine, y "Django desencadenado" lo es, lo que no quiere decir que sea perfecta. Muy buen apunte lo del hip-hop, estoy de acuerdo contigo en que el hecho de que no desentone en una película del oeste es casi una hazaña.

Muchas gracias a ambos por vuestros comentarios, siento no poder corresponderos como e gustaría comentando en vuestros blogs más a menudo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...