27 mayo 2013

La mirada de Pegaso, de Sergio Mars

Hay ocasiones en que lees una novela o un cuento y te gusta, pero no sabes precisar por qué te gusta, y entonces, si conoces al autor (ya sea en carne y hueso o a través de la red de redes), le dices simplemente que está muy bien... Creedme, que te digan “me gustó” no es algo que convenza a ningún autor, a no ser que la otra persona lo haga de forma tan entusiasta que te persuada de verdad que ha sido así. Por suerte, respecto a La mirada de Pegaso, sí que puedo explicar alguno de los porqué me ha gustado.

La mirada de Pegaso es una antología compuesta por dos novelas cortas y un relato. La primera de las novelas es la que da título al volumen y nos sitúa en un futuro no muy lejano, donde las peores previsiones sobre el Cambio Climático se han hecho realidad, las medidas que se han tomado para evitar que los males vayan a mayores han sido, dada la crítica situación, bastante radicales. Anabel es una científica que intenta dar un poco de esperanza al mundo (a la par que conseguir financiación, o de no perderla al menos) trayendo de nuevo a la existencia a una emblemática especie desaparecida, como tantas otras, tras el desastre anunciado. Dicho éxito le acarreará mucha publicidad tanto para bien como para mal, esto último traducido en manifestantes asediando el complejo donde trabaja; la tensa situación generará no pocos roces entre compañeros, roces que se verán insignificantes ante el acontecimiento que está por venir.

La segunda novela corta, Historia de un watson, es un relato negro ambientado también en un futuro donde lo electrónico se ha dado de lado después de que la Red adquiriera conciencia, y tras el apagón tecnológico, para evitar otra singularidad, se ha optado por la computación molecular. Héctor Mora es un watson, una especie de detective, cuyos servicios son contratados por un magnate energético, cuya hija menor ha desaparecido misteriosamente. A medida que avanza la investigación se hará evidente que la cuestión tenía más ramificaciones y era más importante de lo que aparentaba.

Los pocos comentarios que he leído por la red de redes siempre ponían mejor a Historia de un watson que a La mirada de Pegaso, sin embargo un servidor ha disfrutado por igual de ambas, aunque quizá un poco más con la segunda. Y es que las peripecias de Anabel y el resto de científicos del IBCB han conseguido que quisiera viajar más en metro (leo sobre todo cuando uso el transporte público), creo que eso es debido a la buena construcción de los personajes (no he podido evitar defender y reprender a la susodicha investigadora en varios pasajes del relato), que es donde verdaderamente se asienta una buena historia, y también a los magníficos interludios, donde la protagonista nos instruye sobre las diferentes extinciones masivas que han acaecido (y acaecen) a lo largo de la historia de la biosfera. Se podría decir que La mirada de Pegaso trata temas que desde siempre me han interesado o preocupado: el Cambio Climático, la pérdida de biodiversidad y la estupidez del ser humano. Todo ello aderezado con una prosa muy trabajada, que a pesar de que en determinados momentos hay cascadas de información sesuda-científica, hasta a un profano como yo le ha resultado de amena lectura.

Respecto a Historia de un watson, desde el principio se establece un vínculo empático entre el protagonista, Héctor Mora, y el lector (en este caso, obviamente, yo). Y es que poner como protagonista a un tipo consciente de su patetismo, con un sentido de la ironía y el sarcasmo bastante desarrollado, es todo un acierto; gracias a ello el texto está salpicado de humor en todo momento, aunque en los últimos capítulos no tiene otra que ponerse un poco más serio. Sin duda recuerda, como el propio autor reconoce en el Post Scriptum (muy recomendable su lectura una vez leídos los textos precedentes), a Philip Marlowe, del que me viene a la mente haber visto una adaptación cinematográfica interpretada por Robert Mitchum con la que me divertí de lo lindo hace unos años. La lectura de Historia de un watson es también muy amena y, además, a pesar de manejar en algunos pasajes conceptos que pueden resultar confusos para todo aquel que no esté puesto en el tema (yo sería uno de esos), no es de lectura complicada, sino que se lee de forma fluida; en definitiva, no se hace necesario, como en otras novelas de ciencia ficción dura, releer partes enteras para enterarse mínimamente de qué demonios están hablando los personajes.

Por último, el volumen incluye Las alas de la crisálida, un relato complementario a los dos anteriores, y que podría situarse coherentemente en un futuro posterior a La mirada de Pegaso e Historia de un watson, en él se nos presentan a un grupo de chicos que investigan un hospital ruinoso. A pesar de ser la más corta, también es la historia más difícil de leer, pues maneja conceptos abstractos (para mí al menos); aun así al final no deja malas sensaciones, ya que como el resto está bien escrita, si bien es el que menos me ha gustado de los tres.

A todo esto, el autor del volumen es Sergio Mars (del cual he recomendado en alguna ocasión la lectura de su blog de literatura fantástica Rescepto Indablog), es valenciano y ha publicado relatos en diferentes antologías, así como en webs y otras publicaciones. Sé que he leído algunos de sus cuentos, aunque no recuerdo cuáles fueron, pero no debieron causarme una mala impresión cuando no he olvidado su nombre. Tiene algún libro más en el mercado, dos también son antologías, uno editado por la misma editorial que publica La mirada de Pegaso, el Grupo Editorial AJEC (que, por desgracia, dejó de publicar en papel y desconozco si sigue con la edición digital), con el título de El rayo verde en el ocaso, y la otra, El precio del barquero, con la editorial Saco de Huesos, en lo que es un compendio de cuentos de terror con un hilo conductor común. Por otra parte, y al ver que sus esfuerzos no recogían frutos, decidió emprenderse en la aventura creando Cápside Editorial y publicándose su novela de fantasía épica La ley del trueno.

Si te gusta la ciencia ficción, La mirada de Pegaso es una buena elección. Es una antología con tres historias muy diferentes pero con elementos en común que hacen que sea un volumen coherente, a todo ello hay que sumar que su lectura no solo es entretenida, sino que los temas de los que trata son muy interesantes y desde luego están de plena actualidad, dan cabida a la reflexión. A mí me ha dejado con ganas de leer más de Sergio Mars.


LO MEJOR:
-Se lee del tirón a pesar de que los tema con los que especula bien podrían haber dado textos mucho más densos.
-Está muy bien escrito en general, los personajes están bien definidos.
-El sentido del humor en Historia de un watson.
-La relación calidad-precio de la edición.

LO PEOR:
-No me queda claro sin son propiamente errores, pero algunas frases le faltan artículos y/o preposiones.
-Las alas de la crisálida es de lectura más pesada, aunque se compensa al ser corto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...