17 abril 2014

Maniac

El viernes empezó fuerte en la 11ª Muestra Syfy con este sangriento filme contado desde una original perspectiva.

***
Elijah Wood es y siempre será conocido por encarnar al hobbit Frodo, sin embargo él no se rinde y parece estar empeñado en hacer papeles que nada tienen que ver con el habitante de la comarca. En Maniac (idem, 2012), remake de un film de 1980, encarna a un psicópata asesino que se dedica a cortar cabelleras a jovencitas para luego recrearlas en sus maniquíes, pero lo realmente peculiar de la película dirigida por Franck Khalfoun (Parking 2) es el punto de vista desde el que está contado: la primera persona.

Así pues, el espectador se convierte en doblemente voyeur. Por un lado está la condición misma de mirar de todo espectador y, por otro, el hecho de que lo hagamos a través de los ojos del personaje. Desde el primer instante, cuando el psicópata acecha a su primera víctima, somos partícipes de sus actos, testigos silenciosos, horrorizados o no, de los crímenes, siempre crueles, del protagonista. Aunque si bien es así durante casi toda la película, también es cierto que hay momentos que la cámara se “sale” de la perspectiva del asesino para mostrarnos desde fuera lo que acaece, cosa que un servidor no ha visto justificación alguna, porque seguidamente vuelve la narración en primera persona, no hay otro personaje (un testigo, por ejemplo) observándolo.

Pero Maniac no es solo un slasher, sino que también lo hace peculiar es que nos cuenta una historia de amor. Son estos momentos romántico-amistosos en el que el personaje interpretado por Elijah Wood interactúa con el de Nora Arnezeder (El invitado) los que muestran un lado más "humano" del primero y a través de los que empezamos a entender sus traumas (pues son los desencadenantes para que recuerde).

En fin, que Maniac, a pesar de contener múltiples escenas explícitas de las que no gusto y de un tramo final que es más difícil de creer, es una buena película, contada desde un punto de vista diferente al que estamos acostumbrados, que tiene sentido del humor y también escenas impactantes y de lograda tensión. Recomendable.


LO MEJOR:
-El punto de vista desde el que es narrada la historia, aunque se salga en alguna ocasión de forma no justificada.
-Elijah Wood convence como asesino demente; así como Nora Arnezeder, con la que se conecta rápido.

LO PEOR:
-La parte final estropea un poco el conjunto.
-No me gustan las escenas gores (cuando quita las cabelleras principalmente).

¿Quién debería verla?
A cualquiera que le gusten las películas con asesinos de por medio.

¿Y quién no?
Quien no guste nada de la sangre en el cine, aquí la hay.

Aquí os dejo la presentación del film hecha por Leticia Dolera:

 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...