23 julio 2015

Hércules

Si hay un héroe mitológico que ha tenido multitud de versiones cinematográficas (y televisivas) ese es, sin duda, Heracles o Hércules, un superhéroe de la antigua Grecia y Roma en cuya piel se han metido muy diversos actores, el más famoso de ellos (con permiso de Kevin Sorbo) probablemente sea el fornido Steve Reeves, que lo encarnó en dos ocasiones. No menos fornido es Dwayne Johnson (G.I. Joe: La venganza), que se sometió a un intenso entrenamiento para llegar a la espectacular forma que luce en este film de Brett Ratner.

Nos encontramos con un Hércules maduro, tiempo después de realizar sus famosas doce pruebas, con su leyenda en pleno apogeo, el rey Cotys solicita sus servicios para librarlo del pérfido Rhesus.

No tenía mucha fe en este proyecto, entre otras cosas porque La Roca no me terminaba por convencer como el mítico personaje, hecho que se mantuvo con el más bien soso primer avance del film, no obstante el segundo tráiler sí que transmitía ritmo, aventura y espectacularidad, y por el mismo me decidí a darle una oportunidad si me era posible. Y esto que fui al cine con la intención de ver Cinema Paradiso y me topé con la (desagradable) sorpresa de que las entradas estaban agotadas, así que, aunque tenía previsto su visionado para la siguiente semana, acabé por ver Hércules (Hercules, 2014).

Brett Ratner (Un golpe de altura) no es que sea un realizador al que la crítica lo encumbre precisamente, son sus comedias de acción, con la saga Hora punta a la cabeza, las que le han dado cierta fama. Sin embargo, aunque tengo en cuenta la valoración de los críticos, no soy como muchos de ellos y valoro todas las películas por el mismo rasero (de hecho, según el día valoro de una o de otra manera xD), así que cuando voy a ver un filme como Hércules no le pido nada más que ofrezca un buen espectáculo, coherente y con unos personajes mínimamente dibujados. Es por ello quizá que ha sido una pequeña sorpresa encontrarme con una historia desmitificadora del héroe, predecible en buena medida pero bien tejida y con un personaje protagónico (y unos acompañantes) que no es de cartón piedra; Dwayne Johnson no me ha convencido con el físico, sino que el tipo ha sabido hacer bien su papel y, por tanto, gracias a ello hace sumar unos puntos al conjunto.
Un conjunto que ha captado mi interés en todo momento, desde el inicio con el resumen de varias de las doce pruebas, hasta el final donde la leyenda se hace si cabe todavía más grande, pasando entre ellos por dos buenas batallas, muchos chascarrillos (Ian McShane está muy divertido) y algún que otro flashback.

Se agradece ver a Rufus Sewell (Dark City, Destino de caballero), aquí como la mano derecha de Hércules, en un papel más amable que buena parte de lo que habitualmente le ofrecen (hace muchas veces de malo); así como siempre es gratificante ver a un actorazo como John Hurt (Snowpiercer). Ian McShane (Piratas del Caribe: En mareas misteriosas), actor que suele tener mayor fortuna con sus papeles para televisión, da varios toques de humor fantásticos a lo largo de film que solo por eso justifican su inclusión en el reparto; mientras que Peter Mullan (War Horse), mantiene sus papeles hollywoodienses de tipo no muy simpático. Les hacen compañía, entre otros, Aksel Hennie (Headhunters), Ingrid Bolso Berdal (Hansel y Gretel: Cazadores de brujas), Joseph Fiennes (The Escapist) y Rebecca Ferguson (El fantasma del lago); así la modelo Irina Shayk tiene un escueto papel, aunque, siendo sinceros, yo me quedo con la breve y espectacular aparición de Karolina Szymczak como Alcmena, la mujer que amamantó (y bien que tuvo que hacerlo, y si no me creéis buscad, buscad) a un semidiós.

En definitiva, que Hércules es una película de aventuras, de esas de sandalias y espadas, muy entretenida. Tiene una historia (basada en el cómic Hercules: The Thracian Wars) que cumple sobradamente, un buen reparto, humor y momentos épicos. Ideal para pasar un rato sin complicaciones.


LO MEJOR:
-El imponente Dwayne Johnson y sus colegas, destacando a Ian McShane y Rufus Sewell.
-Esa historia que desmitifica poco a poco a la leyenda.

LO PEOR:
-Resulta previsible, sin embargo no tanto como para empañar el conjunto.

¿Quién debería verla?
Quien disfrute de las películas de aventuras donde los héroes van con alpargatas y dando mamporros a diestro y siniestro.

¿Y quién no?
Quien pretenda ver un filme que siga a pies juntillas la mitología.

3 comentarios:

sofia martínez dijo...

Lo cierto es que el trailer fue clave y muy bueno, pero por ser Hércules una leyenda, la verdad pensé que se esforzarían en la historia pero no, le dieron más peso a la parte visual, la película entretiene, le daré Ok de calificación no hay que ser quisquillosos. Hay un elemento que le aplaudo a “La roca”, y es que no se estanca en el típico papel del “fortachón audaz” pues lo hemos visto en participaciones más relajadas como series o películas con dramas tiernos como “Entrenando a papá”, me encanta que no se encasille, a pesar de lo que digan a mí me encanta este ex luchador.

Santiago Bobillo dijo...

La vi ayer gracias a la Biblioteca de Buenavista, y si bien por los anuncios que recordaba haber visto en la televisión pensaba que iba a darle más importancia a los Doce Trabajos, la verdad es que el resultado final me gustó bastante, con un muy buen reparto coral como mencionas.

Neovallense dijo...

Yo también esperaba más algo más fantástico, Santiago, y es más bien algo así como la deconstrucción del mito. Quizá por eso me sorprendió y me dejó bastante contento.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...