02 agosto 2015

Tomorrowland: El mundo del mañana

Frank era un niño con mucha ilusión por ver un futuro hermoso como el imaginado en una exposición universal que visitó, sin embargo el futuro terminó por aplastarlo. Casey es una joven que piensa que un pequeño gesto puede cambiar el mundo y su mundo, en efecto, sufre un gran giro cuando cae en su poder algo tan pequeño como un pin, con la particularidad de que es capaz de transportarla a un lugar maravilloso. En la búsqueda del lugar se topará con Frank, ambos deberán afrontar el mayor reto posible: salvar a la humanidad.

Hay toda una corriente de pensamiento que aboga por, simplemente, alejar los pensamientos negativos y apostar por los positivos, dejar a un lado el pesimismo y abrazar el optimismo para, de dicha manera, crear un mundo, y un futuro mundo, mejor. Esa es la base (junto a una atracción de Disneyland) de la que parte Tomorrowland: El mundo del mañana (Tomorrowland, 2015), el segundo largometraje de imagen real dirigido por Brad Bird (Los increíbles).

Después de entusiasmarme por completo con Misión: Imposible - Protocolo fantasma, muy difícil lo tenía para no interesarme, aunque fuera mínimamente, por su siguiente película, cosa que hizo en cuanto vi (parcialmente) el tráiler. No empieza con mucha fuerza Tomorrowland, resulta ya típico el que un personaje narre una historia mientras otro le interrumpe, no obstante incluso en dicha introducción encontramos destellos, ese futuro imaginado de (casi) todo niño, donde los coches vuelan, los rascacielos son gigantes de metal y cristal y el hombre vive en armonía con su entorno... Destellos que van en aumento a lo largo de la película, donde las ganas de la protagonista por cambiar las cosas, por construir y alimentar al “lobo bueno”, van haciendo que el resto (o algunos al menos), también crean; luego, también está el sentido del humor y, sobre todo, ese espíritu aventurero, de pioneros, que recorre todo el film, así como momentos de acción muy emocionantes (el ataque a la casa es sumamente divertido). Y siempre está presente ese mensaje positivo, de enfrentarse al futuro no solo con una sonrisa, sino con la intención de hacer algo, de sumar, para mejorarlo.

George Clooney (El americano) puede que sea la cara más reconocible del film junto con Hugh Laurie (La hija de mi mejor amigo), sin embargo el mayor protagonismo recae sobre los hombros de Britt Robertson (La cúpula), su sonrisa nos convence que todo es posible. Le acompañan personajes como el de Raffey Cassidy (Blancanieves y la leyenda del cazador), que guarda no pocas sorpresas bajo ese angelical rostro de niña buena y traviesa, Pierce Gagnon (Looper), Tim McGraw (Un sueño posible), Thomas Robinson (Un pequeño cambio) como el pequeño Frank, Matthew MacCaull (Black Fly) con un sonriente personaje que me ha molado bastante, entre otros muchos.

En definitiva, Tomorrowland: El mundo del mañana, es una de esas cintas hechas para triunfar y que, sin saber muy bien por qué, pasan con bastante discrección por la cartelera, y lo peor es que realmente se merece un mayor éxito, ya que es una notable combinación de humor, aventura, ciencia ficción y fantasía. Hacen falta más cintas como esta.


LO MEJOR:
-Su carácter positivo y espíritu aventurero.
-Buena realización, banda sonora, efectos visuales...
-El final resulta muy bonito y emotivo.
-Que en buena parte se haya rodado en España (Valencia, para ser exactos).

LO PEOR:
-Parte de la introducción es lo más flojo de la cinta a mi juicio, pero tampoco estropea el conjunto.
-También se puede poner la pega de que alargan un poquito el final de cierto personaje.

¿Quién debería verla?
Muy recomendable que la vean los padres con sus niños, así como aquellos que estén o empiecen a entrar en la adolescencia.

¿Y quién no?
Supongo que pesimistas recalcitrantes, aun así quizá harían bien en verla.

2 comentarios:

iRe dijo...

Muy buena entrada. Mira que a mi me gustó más el comienzo que otra cosa, conforme iba avanzando me desencantaba más. Aún así le di un 6 de nota. Un abrazo ^^

Neovallense dijo...

A ti te pasó un poco al contrario que a mí, pero si le pusiste un 6 tampoco te desagradó ^^

Gracias y saludetes ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...