24 septiembre 2015

Cuatro Fantásticos

Que si es un insulto, un despropósito, una chapuza, una caca pincha en un palo..., vamos, con tales comentarios me ha sido imposible no ver Cuatro Fantásticos (Fantastic Four, 2015) una de las adaptaciones de superhéroes que más interés (y suspicacias) parecían despertar entre el respetable y, probablemente, la mayor decepción del año..., para la mayoría.

Reed Richards y Ben Grimm son amigos desde niños, además de socios en esto de la ciencia, uno pone los sesos y el otro material de la chatarrería de sus padres. En una feria científica de su instituto, Richard es fichado por la Fundación Baxter en la que, junto con Victor Von Doom (o Muerte), Sue Storm y Johnny Storm tendrán que terminar con el diseño de un aparatejo que les permita teletransportarse a otra dimensión.

En realidad yo también me sentí decepcionado y, también un poco, raro, ya que le habían dedicado tan pocas palabras amables al film de Josh Trank (Chronicle) que fui realmente concienciado de que iba a ver un truño de tomo y lomo (de ahí que aprovechara el precio de los Miércoles al cine), así que cuando comenzó la proyección (con una aciaga señal en la que el proyector se inició mal) y lo que debería causarme vómitos y vergüenza ajena no me provocaba nada especialmente negativo, de hecho me mantuvo entretenido todo el tiempo, hizo que saliera decepcionado de la sala. ¿Qué me pasaba?, ¿había visto la misma película que el resto o simplemente tengo tendencia a hacer la contraria?

No voy a decir que sea la repera, pero el inicio del film, con un Richards enano con un sueño de mayor muy diferente del resto de los niños, así como el posterior experimento en el garaje junto con  Ben, tiene mucho de ese cine de los 80 donde todo era posible. Luego, cuando los niños ya son mozos y el experimento cobra mayor envergadura, donde se conocen los que formarán el cuarteto fantástico y, también, quien será su archienemigo, tampoco me parece que esté tan mal; simplemente este reinicio nos muestra de dónde vienen los futuros superhéroes (y villlano), nos muestran sus inquietudes y el cómo pasaron de ser apenas un grupo a convertirse en un equipo.
Aun cuando adquieren sus poderes me resulta todavía de interés. Por ejemplo, cuando Richards intenta ayudar a su amigo Ben y se da cuenta de que, a pesar de que ha avanzado unos metros, sigue con el pie atrapado bajo los escombros y su cuerpo se ha estirado como un chicle, el hecho de que en un inicio se trate a sus poderes más como un hándicap que como una ventaja, o cómo son utilizados y manipulados por los militares y el doctor Allen. A partir de la segunda visita a la otra dimensión la cosa se precipita, cierto. Victor regresa un tanto cambiado, pierden el control sobre el mismo y se lía a matar a diestro y siniestro cual Tetsuo, y después se larga creando un agujero negro con la fea intención de acabar con la Tierra. Parece ser que todo el desenlace lo remontó la Fox como le vino en gana y el realizador se ha desentendido del tema, de hecho lo ha denominado como una chapuza..., y a pesar de todo me resultó entretenido. ¿Tengo algo grave, doctor?

Supongo que por eso de que duren por más tiempo los héroes son interpretados por rostros más jóvenes (aparentemente al menos) que en los dos filmes precedentes de los personajes, encabezándolos Miles Teller (Whiplash), quien parece ser que casi llegó a las manos con Josh Trank, por lo que es de suponer que fue una producción conflictiva casi desde un principio, Jamie Bell (Nymphomaniac Vol. 2) encarna al mejor amigo de Mr. Fantástico, Ben Grimm, que se convierte en la Cosa; siendo Kate Mara (Marte) Sue Storm, la Mujer Invisible, que es la hermana adoptada de Johnny Storm, la Antorcha Humana, al que da vida Michael B. Jordan (Red Tails), mientras que Toby Kebbell (Ira de Titanes) fue el elegido para encarnar a Dr. Muerte. Respecto a los adultos maduritos, nos encontramos con Tim Blake Nelson (El increíble Hulk) como el ambicioso Dr. Allen y Reg E. Cathey (Seven) como el bueno de Franklin Storm, entre otros.

No puedo opinar como adaptación porque conozco lo básico de los personajes (eso sí, el cambio de color de Johnny, por ejemplo, para mí carece de polémica), pero como película no me ha resultado tan desastrosa como he leído. No es una obra que destaque respecto a otros filmes de superhéroes, pero sí que entretiene y mantiene el interés. No creo que sea, ni mucho menos, lo peor del año.


LO MEJOR:
-El inicio y la banda sonora.
-Que entretiene todo el rato.
-Tratar los poderes como una desventaja.

LO PEOR:
-Desde luego, el desenlace es un poco precipitado.
-El cómo adquieren sus poderes los personajes.
-Que todo el mundo la ponga a parir..., y yo no pueda hacerlo.

¿Quién debería verla?
Quien tenga curiosidad, lo mismo le pasa como a mí.

¿Y quién no?
Los fans de los personajes, probablemente sean los que más sufran.

3 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

"¿Qué me pasaba?, ¿había visto la misma película que el resto o simplemente tengo tendencia a hacer la contraria?" Ja, ja, ja, muy bueno. Ahora en serio, si tu saliste contento de la película, y tras haber invertido el dinero de la entrada además, mejor que mejor.

Isabel Robleda dijo...

La verdad es que con todo el mundo hablando mal de ella al final se me quitaron las pocas ganas de verla pero ahora... quizás hasta le doy una oportunidad jajaj ¡Buena crítica! :)

Neovallense dijo...

Santiago: es inevitable sentirse un poco así después de no haber leído prácticamente nada positivo, se siente uno raro vamos xD Pero lo importante, como bien dices, es el hecho de haber pasado un rato entretenido, y no debo de sentirme culpable por ello xD

Isabel: lo mismo te pasa lo mismo que a mí o, tal vez, también la pongas a parir como la inmensa mayoría, ja, ja, ja... Pero me da que hay más como yo, solo que les da vergüenza reconocerlo xD


Saludos y muchas gracias a ambos por vuestros comentarios :D

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...