11 agosto 2016

Bone Tomahawk

Bright Hope es un tranquilo pueblo medio vacío al haberse ido la mayoría de sus habitantes, vaqueros, a llevar las reses a otras tierras. Hasta allí llega un sospechoso forastero que es arrestado por el sheriff de expeditiva forma, teniendo que encargarse de su salud la buena de Samantha. Pero ambos desaparecen y el sheriff Hunt, su auxiliar el viejo Chicory, el elegante y de turbio pasado Brooder y el tullido marido de la desaparecida, Arthur, irán en pos de la única pista: una flecha de una tribu troglodita caníbal que habita en el inhóspito Valle del Hombre Hambriento.

Parece ser que S. Craig Zahler, guionista y realizador (y compositor de la banda sonora junto a Jeff Herriott), le costó toda una década levantar el proyecto de Bone Tomahawk (ídem, 2015) y, sinceramente, no me extraña, ya que si resulta complicado hacer una película del oeste en estos tiempos (aunque últimamente llegan bastantes a nuestra cartelera si lo comparamos con pocos años atrás), todavía más cuando se trata de una historia tan especial como esta.

Y es que, si bien Bone Tomahawk es en esencia un western, y bueno además, Zahler lo ha mezclado con terror y unas pizcas (de esas de mejor mirar para otro lado) de gore, sin olvidarnos de que durante todo su metraje está salpicado de un sentido del humor muy curioso. Fundamentalmente su historia es la de un rescate, la de una dama en apuros y un grupo de hombres, algunos cuasi antagonistas, que van en su búsqueda atravesando el desierto y enfrentándose a sus peligros, que merman sus fuerzas y su moral.

Estamos en gran medida ante una cinta de personajes, algunos extremos, como el interpretado por Matthew Fox (Extinction), un caballero de aspecto que guarda un gran rencor y odio hacia los indios, y que se suma al rescate en parte porque se siente culpable al haber pedido a Samantha que atendiera al preso, y en parte por el simple hecho de tener la oportunidad de matar “indios”, aunque en esta ocasión no es que sean precisamente los típicos nativos norteamericanos (como bien dice cierto personaje, “pero para vosotros serán iguales”); Brooder resulta en suma interesante, ya que es capaz de matar a dos hombres a sangre fría, sin sentir remordimientos aparentes por ello, y sufrir al tener que matar a un caballo (logrando que el espectador sienta empatía en dicho instante). Los otros dos personajes que han captado especialmente mi atención son los interpretados por un Richard Jenkins (Berlin Station, Spotlight) casi irreconocible, que dibuja un despistado y noble personaje de sorprendente resistencia, y es el que aporta fundamentalmente el humor, un tanto ingenuo en ocasiones; mientras que la otra es Samantha, a la que da vida Lili Simmons (Banshee, True Detective), si bien se trata de un papel secundario, no nos encontramos ante una simple dama en apuros, sino que es un personaje muy inteligente (más que su marido sin duda) y fuerte, aunque al final se echa un poco en falta de que intervenga un poco más. El resto del reparto lo componen Patrick Wilson (Batman v. Superman: El amanecer de la justicia), como el sufridor e insistente esposo; Kurt Russell (Los odiosos ocho) como el sheriff Hunt, que sufre lo suyo pero cumple hasta el final su deber;  así como, Evan Jonigkeit (X-Men: Recuerdos del futuro pasado), David Arquette (Entourage. El séquito) y  Sid Haig (La casa de los mil cadáveres), entre otros.

En definitiva, Bone Tomahawk es una buena película del oeste a la que le han añadido sus toques de terror y unas dosis pequeñas pero contundentes de gore, de esas no muy recomendables para mentes sensibles, además cuenta con un gran reparto y un sentido del humor un tanto peculiar. De recomendable visionado.


LO MEJOR:
-Su historia fluye bien y resulta en todo momento de interés.
-Tiene un buen reparto que hace una buena labor.

LO PEOR:
-Cuando quiere es muy explícita y contundente, esos dos momentos no son agradables.

¿Quién debería verla?
Cualquiera que guste del western.

¿Y quién no?
Tiene dos momentos (sobre todo uno) de notable crudeza, así que quien sea muy sugestionable probablemente deseche todo el film por apenas un minuto.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...