28 julio 2016

El primer tebeo de... (3)

Seguro que pensábais que ya había abandonado esto de "el primer..." de blogueros dicharacheros, pero no, todavía queda algo de cuerda y aquí que estamos presentando la última entrega del primer cómic.

Una entrega un tanto solitaria, cierto, pero que igualmente resulta interesante conocer cómo fue el empezar con esto de la lectura del arte gráfico secuencial de un bloguero rezagado al que le he guardado con gusto este hueco y, desde luego, le agradezco mucho su colaboración.

Por otra parte, muy pronto podréis gozar de mi primera experiencia tebeística..., pero antes gozad de esta.

Cho Hakkai - La estantería de Cho
Es muy difícil pararnos a pensar sobre cuál fue mi primer tebeo. Yo soy el menor de dos hermanos y, como ocurre en estos casos, es el hermano más pequeño quien “hereda” o “revisa” las cosas de su hermano mayor. Es por ello que recuerdo con especial cariño un tebeo muy cortito de Vicky el Vikingo. La verdad es que nunca sabré cómo llegó a mis manos, si mis padres me lo compraron a mí, o lo “tomé prestado” de mi hermana. Solo recuerdo haber leído muchas veces ese tebeo y recuerdo un pequeño gag en el que a alguien le mordía un cangrejo en el pie. Sinceramente, de pequeño, me habría gustado tener más tebeos sobre las aventuras de Vicky, pero mis padres nunca fomentaron la lectura, ni la cultura, y este tipo de colecciones eran poco accesibles hace unos treinta años.

  • Otros capítulos:
           El primer tebeo de... (1)
           El primer tebeo de... (2)
           Mi primer tebeo
           La primera peli de... (1)
           La primera peli de... (2)
           Mi primera peli
           El primer libro de... (1)
           El primer libro de... (2)
           Mi primer libro

21 julio 2016

El puente de los espías

 
James B. Donovan es un abogado, especialistas en casos de seguros, al que le encargan defender a un espía soviético, por que desde instituciones gubernamentales se quiere dar una imagen de que todo el mundo es defendido correctamente. Donovan resulta ser tan correcto que se granjea no pocas enemistades en su país, mientras que desde la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas le llega una carta que lo hace, de facto, mediador en un posible canje entre Rudolph, el espía defendido por Donovan, y Powers, un piloto de un avión espía yanqui.

Steven Spielberg y Tom Hanks forman un dúo creativo de contrastado éxito, pero aún así llevaban sin trabajar juntos desde hacía una década, por lo que el hecho de que volvieran a coincidir hizo que se levantara una alta expectación, y más teniendo en cuenta el tipo de historia de que se trataba. Y, a mi juicio, no decepcionan con El puente de los espías (Bridge of Spies, 2015), una película de espías que también lo es de abogados, un film, como viene siendo habitual en la filmografía del realizador de Munich, profundamente humanista.

14 julio 2016

Mortadelo y Filemón contra Jimmy el Cachondo

Mortadelo y Filemón son, sin duda, los dos personajes más conocidos del tebeo español; creados por Francisco Ibáñez, son los responsables de mi afición por el cómic desde ese día de 1992 que me compré un Super Mortadelo (aunque el primer tebeo que me agencié fue un Super Zipi y Zape) y me lo pasé tan bien que nunca he dejado de leer historias contadas a traves de viñetas. Desde entonces mis gustos tebeísticos han ido evolucionando hacia historias más elaboradas, aún así todavía hoy compro de vez en cuando alguna aventura de los dos agentes de la TIA, y me lo sigo pasando bien. Así que, estaba claro, no podía perderme la nueva incursión cinematográfica del tipo con dos pelos y su subalterno.

Javier Fesser dirigió en 2003 uno de los mayores éxitos del cine español con La gran aventura de Mortadelo y Filemón, la primera adaptación a imagen real de las criaturas de Ibáñez, no obstante, al menos a un servidor, no le resultó del todo fiel, aunque sí entretenida. Después de otro film (dirigido por Miguel Bardem y con Mortadelo cambiado), Fesser regresa a los mismos personajes, pero en esta ocasión recurriendo a la animación por ordenador.

07 julio 2016

Toro

Kike Maíllo me dejó más que satisfecho con su opera prima, Eva, filme de ciencia ficción intimista, muy atípico en la filmografía española, que exploraba la inteligencia artificial, sus posibilidades y los debates morales que plantea. Por dicha razón el siguiente proyecto del realizador catalán, fuera el que fuera, también estaba en mi lista de películas a ver y, cuando visioné el tráiler, se convirtió en una cita ineludible. Pintaba la mar de bien.

Toro es un delincuente desde toda la vida a las órdenes de Romano, a quien considera su padre, que decide dejar el mundo delictivo tras un último encargo. Pero el trabajo se complica y acaba en la cárcel.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...