19 marzo 2017

Logan

El film inaugural de la 14 Muestra Syfy de Cine Fantástico dejó contento a la mayor parte del público, y es que empezar con el primer estreno superheróico de la temporada y la tercera cinta en solitario del héroe de las garras de adamantium fue todo un acierto.

***
Estamos en un futuro cercano, los mutantes han desaparecido del mapa y un Logan un tanto demacrado se gana la vida como puede conduciendo una limusina. Pero no le van a poner las cosas tan fáciles en su retiro, ya que una mujer le busca insistentemente para que la ayude a llevar a una niña hasta cierto lugar; hasta ahí todo sería perfecto si es que dicha niña no fuera perseguida por una gran compañía con aviesas intenciones.

Con la primera secuencia James Mangold, que vuelve a dirigir un film del personaje tras Lobezno Inmortal, deja bien claro cuál va a ser el tono de Logan (ídem, 2017). La pelea entre el héroe caído y unos ladrones pasa de ser un linchamiento a un sumiso Lobezno a una carnicería cruda y directa, sin cortarse a la hora de mostrar la violencia. Esto supone un gran cambio respecto a los anteriores filmes, en los cuales la sangre brillaba por su ausencia, si se quería dar un toque distintivo y realista al libreto escrito por Scott Frank, Michael Green y el propio realizador (que se inspira en el cómic Lobezno: El viejo Logan) era necesario recrear con mayor crudeza la violencia, además la atmósfera y el tono son marcadamente de western crepuscular (con sus notas de road movie), pues al fin y al cabo nos encontramos ante el ocaso de un héroe.

Es esa atmósfera, ese tono general dado, todo un acierto durante toda la película, que mantiene un aire más bien pesimista a pesar de que no falta el humor, con unos personajes principales heridos, desde el propio Lobezno hasta Laura, la niña, pasando por un Charles Xavier al que le cuesta mantener a raya sus poderes. Lo único que motiva a Logan desde un inicio es reunir el dinero suficiente para huir con el profesor, no quiere problemas con nadie ni mucho menos enfrentarse a una corporación, pero aun así decide echar una mano y meterse a su pesar en un gran fregado que costará la vida de muchos malos, y de otros no tanto.

Hugh Jackman era hasta la fecha Lobezno encarnado, y difícil lo van a tener para buscarle un suplente, aquí hace un estupendo papel con el superhéroe en sus horas más bajas; Patrick Stewart da vida por última vez al profesor X, un padre para Logan que hace de divertido abuelo para la pequeña Laura (impagable muchos de los momentos que protagoniza, como el del tren), interpretada por todo un portento llamado Dafne Keen (Refugiados). Stephen Merchant (Hello Ladies) es Caliban, un mutante fotosensible que ayuda al profesor y Logan, mientras que Boyd Holdbrook (Perdida) y Richard E. Grant (La dama de hierro) son los malos malosos por excelencia.

Logan es la película que Lobezno se merecía, un film con secuencias de acción crudas y directas, de  descarnada violencia, unos personajes en declive pero que todavía están dispuestos a luchar y una lograda atmósfera. Un más que digno final para la etapa de Hugh Jackman como Wolverine.


LO MEJOR:
-Una buena historia y realización.
-Una conseguida atmósfera.
-El trío protagonista.
-Las secuencias de acción.

LO PEOR:
-No es perfecta, pero tampoco se me ocurre nada que reprocharle.

¿Quién debería verla?
Todos los que esperábamos al fin una película redonda (o casi) con Lobezno como protagonista principal; también aquellos que gusten de los filmes de acción, ciencia ficción e incluso el western moderno.

¿Y quién no?
Carlos, pero ya la ha visto xD

2 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Todavía no la he visto, pero por lo que has comentado de ella le tengo ahora más ganas que nunca, más después del chasco que me supuso de Lobezno Inmortal.

Neovallense dijo...

No lo dudes, Santiago, sería muy raro que te defraudara el desenlace de la trilogía.

Saludos ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...