25 diciembre 2014

Fin

Un grupo de amigos se reúne después de  veinte años, durante la noche hay un extraño apagón y las estrellas brillan de forma diferente. A la mañana siguiente uno de ellos ha desaparecido y el resto deciden ir campo a través en busca de ayuda.

Le tenía ganas al debut cinematográfico de Jorge Torregrossa, realizador habitual en la televisión con series como La señora y Tierra de Lobos, más que nada porque los avances que había visto del film me parecieron interesantes, porque se trata de una historia apocalíptica y porque la novela en la que se basa el guion de Sergio G. Sánchez y Jorge Guerricaecheverría, Fin de David Monteagudo, también me llama la atención desde que se convirtió en un fenómeno editorial allá por el año 2010.

El comienzo de Fin (ídem, 2012) es prometedor, los primeros planos de alguien dibujando, el posterior viaje del dibujante al metro, el encuentro con el que será el protagonista dentro de un reparto coral; el posterior reencuentro de los viejos amigos, la pronta aparición de los primeros roces, los reproches y las culpas, y para rematar el cielo encendido y el posterior apagón. El ambiente de creciente tensión está muy logrado, Torregrossa crea atmósfera y consigue que el espectador se mantenga pegado a la butaca, expectante. Sin embargo, cuando ya se empieza a ver en qué consiste el fenómeno que está asolando al mundo, el interés comienza a caer, el hecho de que no haya ninguna explicación, en esta ocasión, no suma sino que resta, aunque supongo que en este aspecto será fiel a su origen literario y, sinceramente, mejor no dar explicación a dar una mala (al respecto hay una conversación entre dos personajes que da algo de luz). De hecho la cuestión no es tanto la explicación como que el fenómeno resulte creíble, ese es el gran hándicap que tiene que soportar Fin; el espectador no termina por creerse lo que acontece, simplemente no entra dentro de nuestros esquemas mentales. Quizá ese punto, el del fenómeno (que no quiero destripar), no hubiese estado mal cambiar respecto al libro.

En cuanto al reparto, al contrario de algunos comentarios que he leído por ahí, me ha parecido que cada uno de los intérpretes cumple perfectamente; desde Daniel Grao (Los ojos de Julia) como el tipo que quiere aparentar lo que no es, hasta el modelo que se ha metido a actor Andrés Velencoso, con su personaje egoísta que se da cuenta tarde de lo que tenía; pasando por Clara Lago, Blanca Romero (After), la (casi) siempre estupenda Maribel Verdú (Blancanieves) y la chica buena, y un poco patética, encarnada por Carmen Ruiz (Que se mueran los feos). Completan el grupo Antonio Garrido (La chispa de la vida), Miquel Fernández (H6: Diario de un asesino) y Eugenio Mira (realizador de Agnosia).

Fin es un relato fantástico con un arranque de mucho interés y momentos de gran tensión, con un buen acabado técnico y un elenco creíble, pero que al avanzar la trama, aun conservando la tensión, el interés se diluye al resultar poco verosímil el apocalipsis. Una cinta irregular en lo que se refiere a la historia pero interesante en su conjunto.


LO MEJOR:
-La primera parte de la cinta, antes de que seamos conscientes de lo que pasa realmente.
-La fotografía, y una dirección con conseguidos momentos (otros no tanto).
-La banda sonora.

LO PEOR:
-En el instante que sabemos en qué consiste el fenómeno, empieza a decaer el interés de la cinta.
-La persecución de los cánidos.

¿Quién debería verla?
Quien se haya leído la novela, aunque sea por curiosidad; y aquellos que, como a mí, les guste los filmes apocalípticos.

¿Y quién no?
Los aficionados a tener muchas explicaciones, aquí no se dan.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...