20 diciembre 2018

Ghost in the Shell: El alma de la máquina

Ghost in the Shell: El alma de la máquina (Ghost in the Shell, 2017) era probablemente uno de esos proyectos tan esperados como temidos. Esperados porque siempre (o casi) gusta ver trasladadas a imagen real aquellas historias que han resultado paradigmáticas, que han impactado y creado culto a su alrededor, como así ha pasado con el manga de Masamune Shirow y, sobre todo, con la adaptación que del mismo hizo Mamoru Oshii, que dejó pasmado a todo diox a mediados de los años noventa; y temidos porque no sería la primera vez que partiendo de un material con mucha enjundia, Hollywood o aledaños perpetraran una esperpento que nada tiene que ver con el material original.

Nos encontramos en un futuro próximo, las mejoras cibernéticas son algo cada vez más común y todo el mundo parece querer llevar una ampliación de memoria, un hígado electrónico o unos ojos artificiales. La Mayor es una ciborg completa, solo conserva su cerebro y fantasmas como recuerdos, su cuerpo pertenece a una poderosa empresa y a la Sección 9, un grupo de élite que lucha contra el terrorismo cibernético.

13 diciembre 2018

Animatrix

Las influencias del anime y del manga en Matrix eran evidentes y las propias Wachowski lo confirmaron, pero por si acaso no había quedado claro reunieron a un heterogéneo grupo de maestros del anime para crear una antología (aunque en un inicio se pensó en una serie) con historias que transcurrieran en el universo Matrix, pero dejando libertad a los realizadores a la hora de dar forma a sus ideas (sin por ello no controlar la coherencia con el mundo creado), lo cual no quería decir que las hermanas no se involucraran, y lo hicieron siendo las productoras, escribiendo dos de los guiones y sentando las bases (o sea, la historia) de otros dos.

06 diciembre 2018

Fahrenheit 11/9

Michael Moore se pregunta cómo diablos pudo Donald Trump alcanzar la Casa Blanca, y con este documental ha querido dar una respuesta.

Realmente quería ver El Silencio de Otros, pero tenía tan pocas sesiones (dos) y en horarios que no encajaban para nada con los míos que opté por ver otro documental por el que, no voy a negarlo, también tenía mucho interés. Aunque he de decir que Fahrenheit 9/11 no me entusiasmó, sobre todo quizá porque me gustó tanto Bowling for Columbine que luego al ver el documental dedicado a George Bush Jr. me sorprendió más bien poco. Por tanto, tenía ganas de visionar este otro documental centrado en la figura del tuitero Trump, tenía curiosidad por esa frase publicitaria que lo comparaba con Hitler...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...