13 diciembre 2018

Animatrix

Las influencias del anime y del manga en Matrix eran evidentes y las propias Wachowski lo confirmaron, pero por si acaso no había quedado claro reunieron a un heterogéneo grupo de maestros del anime para crear una antología (aunque en un inicio se pensó en una serie) con historias que transcurrieran en el universo Matrix, pero dejando libertad a los realizadores a la hora de dar forma a sus ideas (sin por ello no controlar la coherencia con el mundo creado), lo cual no quería decir que las hermanas no se involucraran, y lo hicieron siendo las productoras, escribiendo dos de los guiones y sentando las bases (o sea, la historia) de otros dos.

El último vuelo de Osiris
Andy Jones (ahora Andrew R. Jones, que ha participado como supervisor de animación en filmes como Avatar y El libro de la selva) dirige El último vuelo de Osiris (Final Flight of the Osiris, 2003) el primer cortometraje de la antología, escrito por Lilly y Lana Wachowski, el único realizado mediante CGI y también el único que cuya historia enlaza directamente con las secuelas de Matrix.

Se nos presenta a una pareja en el constructor en pleno entrenamiento con catanas y, a la par, una especie de juego erótico donde se van desnudando a base de sutiles cortes en la ropa,  regalándonos así, además de un combate notable, la visión el bonito cuerpo de una de las protagonistas (con el prota masculino, curiosamente, no se recrean tanto). El juego se ve interrumpido por la irrupción de un grupo de centinelas y el descubrimiento posterior de que las máquinas están preparando un ataque masivo a Sión. Entonces lo que era un juego se convierte en una carrera contra las máquinas y por hacer llegar un mensaje a las otras naves, para ello, y esto es lo más curioso del corto, dejan el mensaje en un buzón de correos. Tan sencillo como efectivo.

Como he dejado entrever, esta pieza no destaca por tener una historia especialmente llamativa, pero sin duda es una de las más vistosas de las nueve que componen la antología, además muestra la suerte de la Osiris, nave a la que mencionan en Matrix Reloaded, y que tiene importancia en el devenir de la historia de la trilogía al ser la que descubre y avisa del plan de las máquinas. Un cortometraje entretenido y espectacular.
El segundo renacimiento Parte 1 y 2
De los siguientes dos cortos se encargó Mahiro Maeda (que codirigió en Evangelion 3.0: You Can (Not) Redo y fue diseñador conceptual en Mad Max: Furia en la carretera), quien también escribió los libretos basándose en la historia de las hermanas Wachowski.

El segundo renacimiento (The Second Reinaissance, 2003) es un díptico que resume la historia de la guerra de los hombres contra las máquinas. En la primera parte se explica la situación antes de la guerra, de cómo los hombres se vanagloriaban de su destreza a la hora de crear seres mecánicos inteligentes, así como del primer asesinato cometido por una máquina (dicho asesinato se puede ver más detenidamente en The Matrix Cómics Vol. 1) y su posterior represión, así como el exilio de las máquinas a la ciudad 01.

La segunda parte cuenta la guerra entre las máquinas y los hombres, de la crueldad de ambos bandos, aunque las grandes víctimas fueran finalmente los segundos.

El mayor interés de estos dos relatos es, evidentemente, saber lo que apenas insinúa Morfeo a Neo en su conversación en el Constructor, el cómo la humanidad se convirtió en esclava de las inteligencias artificiales. Y a pesar de que Maeda lo relata todo de manera muy rápida, con retazos, usando imágenes supuestamente grabadas de noticiarios y otros recursos similares, consigue una historia muy interesante con imágenes (muchas de ellas obviamente inspiradas en acontecimientos reales, otras de filmes clásicos) de un gran impacto.
Historia del chico
Lilly y Lana Wachowski escriben Historia del chico (Kid's Story, 2003), que dirige Shinichirô Watanabe (Cowboy Bebop: La película, Blade Runner: Apagón 2022), y es uno de mis cortometrajes favoritos del compendio.

Nos explica cómo fue liberado Kid, el chico que no deja de perseguir a Neo en Matrix Reloaded y Revolutions, y el porqué siente esa admiración hacia el Elegido. Así, Kid es un estudiante de instituto que percibe que el mundo no está bien, que no es real, llegando a conseguir ponerse en contacto con Neo. No obstante le descubren y protagoniza una alucinada huida por las instalaciones del high school con su monopatín, terminando en una caída libre desde la azotea.

De este segmento me gusta mucho el ritmo y el estilo elegido, de un trazo nervioso y difuso, y es, junto con El último vuelo del Osiris, el único que tiene una relación directa con la trilogía fílmica, con la salvedad de que en este caso la historia no entronca con la principal.
Programa
Yoshiaki Kawajiri (Ninja Scroll) es toda una leyenda del anime y el encargado del libreto y la realización de Programa (Program, 2003). En este se nos muestra el enfrentamiento en el Constructor de una chica llamada Cio y Duo, uno de sus compañeros y, aparentemente, algo más. El segundo le confiesa que va a volver a Matrix e intenta convencerla de que haga lo mismo.

Aparte de que visualmente es fantástico y que los diseños de los personajes me parecen estupendos, el punto más interesante de este corto está en el hecho de la posibilidad de que entre la resistencia haya más individuos que se planteen regresar al mundo virtual (algo que también hacía el cómic Salvadores de The Matrix Cómics Vol. 2), aunque aquí dan un giro final bastante curioso. Otro de mis cortos favoritos.
Récord mundial
Mal traducido en el doblaje al español como Los archivos del mundo, Récord mundial (World Record, 2003) está enlazado por temática con Historia del chico, o sea que, al igual que Kid, su protagonista, en este caso un atleta, supera las barreras de Matrix a través de su esfuerzo (físico), pero con una diferencia notable respecto al anterior corto, en este el personaje no consuma la “autosubstanciación”.

Dirige Takeshi Koike (Redline) la historia escrita por Yohiaki Kawajiri, y es todo un espectáculo de principio a fin, con un gran ritmo y un característico estilo visual marca de la casa. Me encanta.
Más allá
Koji Morimoto (Memories) escribe y dirige la historia más costumbrista (y ligera) de la antología (bueno, realmente es la única historia costumbrista) y, también, la que está conectada de forma más tangencial con el universo Matrix.

Más Allá (Beyond, 2003) nos presenta a una adolescente que pierde a su gata misteriosamente y que la encuentra gracias a unos niños en una casa encantada donde suceden todo tipo de hechos insólitos, como que aparezcan sombras sin dueño, haya puertas que den al vacío y donde resuenan voces, o que se pueda evadir la ley de la gravedad.

Durante toda la trilogía se toca el tema de los fallos en Matrix a la hora de explicar todo tipo de fenómenos y seres fantásticos (como los vampiros o los déjà vu) y este corto juega con ello, y de cómo lo soluciona el sistema. Un cortometraje muy curioso.
Historia del detective
Historia del detective (A Detective's Story, 2003) es la segunda historia dirigida por Shinichirô Watanabe, que en esta ocasión también guioniza, y es, como su propio nombre indica y a pesar de lo que dice el protagonista, la típica historia de un detective que recibe un caso de un desconocido y no puede negarse a hacerlo al ver el pastizal que le ofrecen.

Y también es algo más, ya que plantea la hipótesis de que el sistema sea el que lo contrate para capturar a la famosa hacker Trinity siendo, por tanto, una especie de precuela o, al menos, una historia anterior a que Neo apareciera en la vida de la rebelde. Destaca su estética en blanco y negro, muy de cine negro mezclando elementos ciberpunk (géneros que, al fin y al cabo, suelen ir de la mano) y su utilización de terminología de Alicia en el País de las Maravillas (con referencias constantes a lo largo del corto).
Matriculado
Sin duda el más extraño de todos los relatos es el realizado por Peter Chung (Aeon Flux), una paranoia total casi de cabo a rabo, pero que no deja de ser interesante.

Matriculado (Matriculated, 2003) cuenta la historia de un grupo de rebeldes que se dedican a cazar máquinas para luego insertarlas en una especie de mundo virtual para, así, “domesticarlas”. Dicho mundo virtual es una especie de alucinación psicotrópica constante donde la máquina va persiguiendo a los humanos, que intentan que sufra la transformación necesaria para que se cambie de bando. Lo dicho, alucinada del todo.

Conclusión:
A diferencia de la mayoría de las películas por episodios o antologías de cortometrajes (sean animados o no), Animatrix (The Animatrix, 2003) tiene un nivel bastante alto en las nueve historias que la componen. Quizá sea debido a que se trata de autores consagrados o simplemente porque tuvieron un presupuesto más amplio que lo habitual en el anime, así como un apoyo constante de las Wachowski. Imprescindible para los que amen Matrix y sus secuelas.


LO MEJOR:
-La heterogeneidad de los relatos, tanto en lo que se refiere a la historia como a técnicas empleadas, y su calidad media, bastante alta.
-El segundo renacimiento Partes 1 y 2, Historia del chico, Récord mundial y Programa.

LO PEOR:
-Matriculado y Más allá son los cortos que menos me gustan y, aún así, no dejan de ser dos muestras interesantes.

¿Quién debería verla?
Quien guste del anime y, por supuesto, de la Trilogía Matrix.

¿Y quién no?
Sin ver previamente las películas, al menos Matrix, no tiene mucho sentido verlos a pesar de que la mayoría no tengan conexión directa con la historia de Neo y compañía

Otras entradas:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...