06 abril 2017

Melanie. The girl with all the gifts

 El mundo está hecho trizas, los “hambrientos” vagan en busca de carne fresca que llevarse a la boca mientras que los pocos humanos que quedan a duras penas sobreviven en unos fuertes asediados por los primeros. La última esperanza parecen ser unos pocos niños, y entre ellos Melanie, la más lista, curiosa y empática de todos.

Solo viendo un pequeño anticipo de esta cinta británica entra, como mínimo, curiosidad por verla, aunque he de reconocer que la principal causa que me llevó a hollar una sala (ergo, pagar una entrada para visionarla) fue Gemma Arterton, actriz por la que siento debilidad y de la que hacía ya un tiempo que no veía ningún nuevo trabajo suyo (me quedé con las ganas de Primavera en Normandía). Y aunque, como digo, fuera el motivo principal, por suerte no es la única razón (ni la central) por la que merece verla.

Colm McCarthy fue el realizador del no muy recordado film Outcast, pero sin duda si se habla de Los Tudor, Sherlock, Doctor Who o Peaky Blinders, los más seriéfilos del lugar seguro que empiezan a mostrar atención, este dirige con mucho tino un muy buen libreto escrito por Mike Carey, que adapta una novela de su autoría y que viene a ser otra muestra más del buen momento que está viviendo de unos años a esta parte el cine (y la literatura ya que estamos) protagonizado por zombis, muertos vivientes, infectados o como quieran llamarlos (en este caso hambrientos); y además es una estupenda muestra de que hay vida más allá de The Walking Dead y similares, ya que si bien nos encontramos con zombis más o menos de toda la vida (quizá más cercanos, en lo que se refiere a sus habilidades atléticas, a 28 días después de Danny Boyle), dota a alguna de sus criaturas no solo ya capacidad de raciocinio (hecho que, creo, se ve en otros filmes) sino que aporta otros matices y, sobre todo, la historia fluye de manera muy natural hacia un final que no es complaciente con la humanidad y, sin embargo, tampoco resulta especialmente triste.

Y es que el punto fuerte de Melanie. The girl with all the gifts (The Girl with All the Gifts, 2016) son sus personajes y, sobre todo, la que da título a la película, una niña que desconoce casi todo del mundo donde vive, temida por algunos y deseada como la gran esperanza para la humanidad por otros; sin duda su inocencia cautiva al espectador, pero a medida que avanza la historia surgen dudas en ocasiones sobre ella, si sus intenciones son realmente tan inocentes o quizá sí que sea un monstruo. Por cierto, este papel supone el debut de Sienna Nanua, que anteriormente solo había trabajado en un corto, con el que consiguió el premio a mejor actriz en el Festival de Sitges y muy merecidamente, pues lo borda. Gemma Arterton (Byzantium, Tamara Drewe) da vida al otro personaje central, el cual establece una relación muy estrecha con la primera, casi se diría que materno-filial; todo lo contrario que con la doctora Caldwell, interpretada magníficamente por Glenn Close (Camino al paraíso), cuya única obsesión es salvar a la humanidad creando una vacuna, cueste lo que cueste. Tres féminas son las protagonistas, y son acompañadas por Paddy Considine (Bienvenidos al fin del mundo) como un duro militar, Anamaria Marinca (4 meses, 3 semanas, 2 días) y Fisayo Akinade (Cucumber), entre otros.

Melanie. The girl with all the gifts no es una película de zombis más, sino que se molesta además de aportar sus dosis de acción y tensión en crear unos personajes con los que rápidamente se conecta, que evolucionan a lo largo de las cercas de dos horas de metraje, y que plantea cuestiones interesantes con un final entre desolador y esperanzador, entre feliz y trágico. Muy buena.


LO MEJOR:
-Sienna Nanua, Gemma Arterton y Glenn Close, sin desdeñar por ello el trabajo del resto del elenco.
-Buena realización y guion, muy bien por no forzar un final “feliz”.
-Que prima la historia y los personajes frente a la casquería. Así debería ser en todas las cintas de muertos vivientes o no.
-Excelente música compuesta por Cristobal Tapia de Veer, aunque tiene un momento que resulta muy similar a un tema de Ghost in the Shell del genial Kenji Kawai (exactamente cuando Motoko se enfrenta al tanque).

LO PEOR:
-Hay algún bajón narrativo, pero muy breve.

¿Quién debería verla?
Quien guste del cine apocalíptico y postapocalíptico, el subgénero zombi y las historias que le hagan pensar.

¿Y quién no?
Como digo no se recrea en el gore, pero aún así tiene alguna imagen fuerte, así que si te mareas cuando te pinchas con una aguja...

4 comentarios:

Chechu Rebota dijo...

Supongo que primero le hincaré el diente al libro antes que a la peli, pero le tengo ganas en los dos formatos.

Neovallense dijo...

Hasta que no he visto la película no sabía que existía el libro, pero la verdad es que abre el apetito su lectura tras el visionado de su adaptación. Merece mucho la pena, así que supongo que el libro no será peor.

Un saludo, Chechu, y gracias por tu comentario ^^

Bibliotecario dijo...

No he visto la película, pero si encontré todo su argumento por Internet. Y he de decir, que el final me recordó bastante al de el libro "Soy leyenda", con las nuevas especies dominantes y como se ven ellas respecto a la humanidad. Por usar un viejo dicho "todo depende del cristal con que se mira".

Neovallense dijo...

No he leído "Soy leyenda" (aunque sí visto su última adaptación cinematográfica), así que no puedo establecer comparaciones con el mismo, pero no sería raro que hubiera influencias dada la fama de la novela de Richard Matheson. De todos modos aquí el punto de vista diría que es diferente, además de haber más de un solo individuo humano vivo. Por usar un viejo eslogan publicitario "mira y compara y, si encuentras algo mejor, cómpralo" xD

Te recomiendo que la veas cuando puedas, y luego nos comentas ^^

Saludetes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...