23 abril 2017

The Funhouse Massacre

La última sesión de los viernes y sábados en la Muestra Syfy suele estar protagonizada por un film cutre con mucha sangre que no se toma en serio a sí mismo; en esta decimocuarta edición se cumplió esta norma no escrita.

***
La descerebrada juventud de algún lugar de los Estados Unidos va deprisa y corriendo a la inauguración de una casa de terror en pleno Halloween, mas para su desgracia resulta que lo que debería ser una pantomima inspirada en despiadados psicópatas, se convierte en una carnicería perpetrada por los inspiradores.

Lo mejor que se puede decir sobre The Funhouse Massacre (ídem, 2015), es que empecé a verla a la una y pico de la madrugada, tras haber visionado otras cuatro cintas, y me quedé (despierto) hasta el final, o sea, que no provoca sueño siempre y cuando se den las condiciones adecuadas. Tampoco quiere decir, obviamente, que la película escrita por Ben Begley y Renee Dorian y dirigida por Andy Palmer (Badlands of Kain) sea una profunda reflexión sobre las enfermedades mentales o la violencia, sino más bien es un film con una idea si bien no muy original sí con mayores posibilidades de las que se ha aprovechado.

Porque, curiosamente, esa idea de la incredulidad del personal que son testigos en la atracción de crímenes reales pero resultan estar tan anestesiados que se dedican a grabarlos es un buen punto que también se trata en la última película del sábado, Scare Campaign, solo que aquí la fauna de psicópatas está descompensada, en parte por la propia naturaleza de cada uno y también porque desde el guion no han sabido sacarle más punta. Por lo demás, tenemos al típico grupo de amigos que harán lo que puedan para sobrevivir, cada uno a su manera con mayor o menor fortuna, pero con muchos chascarrillos entre medias.

Por cierto, su publicita mucho el film  por estar el mítico Robert Englund (Pesadilla en Elm Street) entre el reparto, pero lo cierto es que el Willie de V apenas aparece unos minutos. Los protagonistas son menos conocidos, como Candice De Visser, cuyo personaje se parece demasiado a Harley Quinn; Matt Angel (Victor), Clint Howard (El desafío – Frost contra Nixon), Renee Dorian (Clued-Less), Chasty Ballesteros (La momia), Jere Burns (Cocodrilo Dundee en Los Angeles) o Scottie Thompson (Navy: Investigación criminal), entre otros. Un elenco que cumple su cometido.

En resumen, que The Funhouse Massacre es una de esas películas donde se mezclan asesinos sádicos, mucha sangre, personajes tontorrones y humor del grueso. Para pasar un rato con los amigos.


LO MEJOR:
-Que tiene algunos buenos puntos humorísticos.

LO PEOR:
-Los asesinos están desaprovechados, siendo Quinn y el payaso gigante (junto a Mental Manny en algún instante) los dos que más gracia tienen.

¿Quién debería verla?
A quien le vaya la moda esta de toda la vida de reunir un grupo de gente con sus particulares características, aunque aquí en vez de superhéroes sean psicópatas con ganas de sangre.

¿Y quién no?
Para quien no guste nada la casquería (siendo esta cinta relativamente suave).

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...