07 febrero 2006

Por unas viñetas

Ya sé que últimamente casi todo el mundo hablará sobre el tema, pero es de algo de lo que no puedo dejar de opinar.


Me refiero a las polémicas (o polemizadas) viñetas de Mahoma. Publicadas por vez primera en un periódico danés ya hace unos meses, en septiembre de 2005 más concretamente. Realmente entiendo el porqué de las protestas, y me parecen completamente lícitas; pero el uso de la violencia desmesurada que se está dando no es en absoluto justificable (de hecho, creo que la violencia nunca es justificable, sobre todo si se trata de protestas que afecten al derecho de libertad de expresión de otras personas).


El uso de la violencia se podría deber a algunos imanes, que con sus arengas lo único que han conseguido es que una población ya de por sí enfadada con occidente se cabree mucho más; o por algunas organizaciones terroristas que han estado metiendo cizaña, o sea, que hayan infiltrado a algunos sus cachorros en manisfestaciones pacíficas para que incentivaran la violencia. Otra cosa es que otro tipo de organizaciones o instituciones, que nada tienen que ver con el islam, hayan podido entrometerse para desestabilizar aún más la zona (estos podrían ser partidos nazis o fascistas, traficantes de armas, etc...). Una dato que al menos a mí me parece relevante es el hecho de que cuanto más se polemizaban a las dichosas viñetas en más diarios aparecían; ¿hay una mano malintencionada detrás de esto? ¿O simplemente los periódicos creían que podrían vender más con unas viñetas tan publicitadas?


Como decía el responsable de que se editara las viñetas, las acciones violentas no son tanto a concecuencia de las historietas en sí, sino por asuntos internos de los países de la zona. Y no le falta razón, pues es en oriente medio donde se han dado las protestas más virulentas, y ya se sabe cómo está la situación por toda la zona.

No obstante, creo que la viñetas han sido tan sólo la gota que ha colmado el vaso, al menos de una buena parte de los musulmanes. Sin embargo el hecho de su publicación, si hubiera aparecido con otro contexto internacional, probablemente habría pasado practicamente desapercibido. Y es que en los últimos años la política exterior de EEUU e Israel ha sido de lo más desacertada (y quizás también de la UE, que quizás ha pecado de pasotismo).


Desde el atentado de las torres gemelas el gobieno de George W. Bush ha invadido dos países, uno de ellos con el beneplácito internacional, y el otro con tan sólo unos pocos países apoyándole y con muchas mentiras de por medio. Son estos ataques los que han desestabilizado el statu quo de la zona, y eso que ya de por sí todo oriente próximo era ya un polvorín. Lo que
ha hecho Bush es prender la mecha, y, a no ser que cambie su política, podría acabar por explotar.


Y es que se habla mucho del terrorismo islámico y de los integristas islámicos, pero hay otros integristas igual o más peligrosos que estos: son los integristas cristianos. Éstos están surgiendo en EEUU, son, como cabe esperar, ultraconservadores, muchos de ellos (por no decir todos) son unos auténticos fachas. Quizás sean de estos de los que deberíamos temer, de los que deberíamos cuidarnos a partir de ahora. Pues no son otros sino estos, los que llevan las riendas del mundo actualmente.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...