15 abril 2008

Crónica del Salón Manga Jerez 2008

Ya ha finalizado la novena edición del Salón Manga de Jerez, y yo como buen aficionado he ido por noveno año a dicho salón... y qué bien me lo he pasado :-)


Creo que ya he comentado en alguna ocasión que para mí el mejor de todos los salones fue la cuarta edición, cuyo ambiente fue simplemente fantástico, pues creo que dicha edición ya ha sido superada, el salón de 2008 ha superado al, para mí, mítico de 2003.


Curiosamente el fin de semana no comenzó bien por ciertos motivos que no vienen al caso, pero justamente gracias a ello me pasé el viernes por el salón, algo que no tenía planeado hacer. Mi sorpresa fue mayúscula cuando ya cerca del Ifeca (que como ya sabréis es el recinto donde se lleva celebrando el salón desde el primer año), veo un buen puñado de gente. Yo intentaba negarme a mí mismo lo evidente, pero cuando ya estuve junto al personal no me cupo la menor duda: aquello era la cola. Para ser viernes era descomunal, de hecho jamás había visto esa cola para comprar entradas ni los sábados (las fotos que hay se ve la fila del sábado). Allí estuve más de una hora, no sabría precisar si incluso dos, aunque por suerte me encontré a un amigo en ella (Limón limoncete) que iba acompañado por varios chavales, así que me pasé el resto del tiempo (llevaría una media hora cuando me lo topé) con él y sus compis, charlando sobre frikadas varias. Tras llegar al fin a la taquilla comprobé que las entradas habían subido un eurito de precio, me compré una de tres días (para ahorrarme hacer cola el sábado) y entramos con paso brioso al recinto. Lo primero que comprobé es que no se entraba por la primera puerta, sino por la segunda, cosa que tampoco supuso ningún trauma. Ya dentro nos abalanzamos a información a reclamar nuestro regalito, y mostrándole la entrada nos obsequiaban un manga a elegir entre cuatro (este hecho es por lo único que no critico la subida de precio de este año), aunque hay que decir que en la taquilla no informaban sobre dónde debía recogerse el anunciado regalo (no sé si alguno de mis compis lo preguntó), además me apunté a un torneo de Naruto para la Wii.

Pues un tanto emocionados nos dirigimos a dar un paseo, parándonos por los stands, observando las figuritas, mangas, libros de ilustraciones, pósteres, y un sinfín de merchandising, además de observar a la gente que iba disfrazada, algunos de los cuales estaban muy currados (y eso era una pequeña muestra de lo que se presentó en la segunda jornada salonera). Mas poco me duró la emoción dicho día, pues mi querida madre fue en mi busca, ya era hora de volver a casa, y apenas había estado media hora en el salón, de hecho no me dio tiempo a visitar todo el recinto (el cual ocupaba prácticamente todo el edificio principal de Ifeca, siendo aún más grande que el pasado año). Me despedí de mis inesperados compañeros y me fui a mi pueblo con una sonrisa y con una revistilla (y un manga) bajo el brazo.


Sobre las 11:50 AM del sábado 12 de abril llegué a Jerez de la Frontera gracias a la gentileza de mi progenitor. La cola para comprar entradas era INMENSA, el ambiente en la calle fabuloso, festivo, con cientos de otakus disfrazados de diversos personajes (abundaban de las series Bleach y Naruto -como ya hace una temporada-, además de Final Fantasy). Tras hacer algunas fotillos a la fila me acerqué a lo que a mí me interesaba, que era la entrada, y ésta también estaba repleta de gente, se notaba que muchos habían comprado la entrada el día anterior. Tras unos minutos logré entrar, y sin dilación miré cada stand que se cruzaba en mi errático camino. Mis pasos me llevaron al stand de Banzai, donde compré un tomo por el irrisorio precio de 2 euros, se trataba del segundo y último tomo del manga que había conseguido de regalo con la entrada (Una Familia Peculiar es su título, para todos aquellos que tengan curiosidad). Proseguí tras el paro por los otros stands, los cuales este año estaban bastante separados, evitando así las clásicas aglomeraciones debido a la cercanía entre éstos, poco más tarde encontré un par de CDs de mi interés y me los agencié (las BSO de Un Castillo en el Cielo y Cuentos de Terramar, ambas del Studio Ghibli). Una vez miré más o menos todos los stands me acerqué a la parte trasera, donde había además de dos escenarios, varios tatamis, y la zona de videojuegos (donde se podía jugar con un par de Wii y XBox 360, y dos o tres PlayStation 2, algunos de los juegos eran Dead or Alive 4, Mario Kart, Super Smash Bros. Brawl, etc...), no muy lejos de los videojuegos estaba el escenario donde se celebraría el concurso de cosplay y karaoke, y en el cual estaban cantando un grupo otaku. Frente a dicho escenario había otra zona de videojuegos, además de Para-Para, que simplemente consiste bailar una coreografía de una pegadiza canción según lo hacen en un videoclip que no dejaron de poner en todo el día (procuraré ponerla en el blog). Junto a esta zona había otra rolera, así como juego de cartas de Pokémon y supongo que también de Magic.

En tales momentos me puse en contacto que un amigo que se supone iba a venir pero que ya tardaba (era ya la una de la tarde), pero aún quedaba para que apareciera, así que proseguí dando vueltas, eché una partida al Mario Kart para la Wii, y salí al anfiteatro para comerme el bocadillo, allí mientras lo hacía me asediaron unos cuantos (y es que se reencontraron un grupo de amiguetes y me rodearon... -_-), fui a la sala de proyecciones a ver si echaban ya Mushi-shi (genial manga, aunque no sé cómo estará el anime), pero cuando me acomodé en un asiento de la Sala 1 a la espera que lo echaran va mi amigo y me llama diciéndome que ya ha llegado, así que no me quedó otro remedio que ir a la entrada/salida en su busca, y allí estaba el muy mamón con su querido primo.

Entramos en el recinto, recogieron su correspondiente tomo de regalo, compraron tras mi consejo el tomo que les faltaba (de Ronin Kairo, aunque el muy agarrado no quiso comprarse otros dos tomos por 4 € ) y fuimos mirando todos los stands, tras un rato tiramos para los videojuegos, esperamos media hora para que mi amigo jugara al DBZ Budokai Tenkaichi 3, y no tardé en enterarme que el torneo al que me apunté era para el domingo, y no para el sábado como me dijeron, así que para desahogarme gane a varios contrincantes con el Dead or Alive 4 y más tarde nos apuntamos a un mini torneo del Tenkaichi, aunque perdí en el primer y último combate (no había jugado en mi vida). Aunque mis compañeros tampoco duraron mucho, el primo de mi amigo un sólo combate, y mi amigo dos combates.


Tras las peleas propuse ir a la sala de proyecciones para asistir a una conferencia sobre Japón en la que participaría el Ministro de Embajada de dicho país, mas éste se hizo esperar, pero no pasó nada, pues allí me encontró una amiga (Carmen, más conocida como Carmencita :-) y charlamos un rato mientras esperábamos y, tras un rato que no sabría precisar, mi amigo (que se llama Rubén, y es de Algodonales, que está en la provincia de Cádiz también -por si alguien no lo sabe-) me abandonó, se fue a su tierra, a saltar lindes... Nos despedimos y nos preguntamos cuándo sería la siguiente vez que nos veríamos. Harto de esperar me largué a dar un paseo tras presentar mis excusas (aunque ya me había medio abandonado) a Carmencita. Aproveché y me comí lo que me quedaba de bocadillo y me bebí un zumito para reponer energías, di alguna que otra vuelta por los stands, admirando los disfraces (sobre todo de las féminas, que cada años están mejor... jejejjeje), di algunos abrazos gratis y me fui a la sala de proyecciones, donde ya estaba el señor ministro dando su charla en compañía de un par de organizadores del salón y una tal Yoko, que es japonesa y trabaja como traductora, creo recordar que en Granada. El coloquio/mesa redonda fue bastante interesante, aunque quizás un tanto repetitivo en ocasiones (iba sobre por qué nos atrae tanto Japón, y al final realmente se habló más de manga que de otra cosa). Tras la charla comenzó lo que estaba realmente esperando el personal, y era una proyección de un par de episodios de una serie hentai, yo vi el primero, pero ya al comenzar el segundo estaba un poco cansado, aunque era divertido sobre todo por el griterío del personal (que, por cierto, había muuchas féminas, para que luego digan).

Ya se acercaban las diez de la noche y como cada año ya me estaba entrando esa tristeza en el cuerpo, y es que me da una pena horrible irme del salón, el que se acabe aunque sea sólo por este año, me cuesta horrores irme, y más si resulta ser un salón tan espectacular como éste (aunque quizá no lo parezca al leer mi crónica). Di un último paseo por los stands, la zona de videojuegos, el escenario en el que todavía había gente cantando en japonés. Y muy a mi pesar mi madre me hizo la perdida indicándome que ya estaba allí, así que lentamente me dirigí a la salida, y se acabó para mí el IX Salón Manga de Jerez.

Lo mejor:
-Mucho más espacio.
-Infinidad de actividades.
-El ambiente, siempre genial.
-Las féminas. Cada año hay más, y más lindas, y encima con mejores disfraces (y siempre dispuestas a dar abrazos)...


Tienen que mejorar:
-Faltaba información de los torneos y de las salas de proyecciones.
-Se echaban en falta al menos una decena de papeleras, las pocas que había pronto estuvieron a rebosar.


Nota sobre mi compra: además de lo mencionado anteriormente me hice con un par de llaveros de Totoro, todos los números del manga Armitage III (editado hace ya diez años) y dos fantásticas figuras de sendos personajes de Berserk.

6 comentarios:

nandidibis dijo...

La verdad que tiene que estar bonito eso, ver tanta gente disfrazada y todo lo que cuentas. Me alegro mucho que lo pasaras tan bien.

RaVeuS dijo...

Menos mal que no soy la unica que piensa que estuvo genial, sinceramente me parace que lo hacen mejor cada año, si es cierto que aun hay fallos pero, creo qu ela mitad critican por criticar.



Yo me lo pase de P.. madre *_*

neovallense dijo...

Jjejeje... pues sí, Raveus, el salón ha estado genial, los de Otaku-Shin se lo curran muy bien. Aunque hay muchos que nunca están contentos, para ellos jamás tendrá suficientes actividades ni estará bien organizado, verán sólo lo malo e incluso muchas veces se sacan de la manga cualquier estupidez... o sea, que no están contentos si no critican.

Gracias por los comentarios (nandidibis y raveus) y saludos.

GuerreroUrano dijo...

¿Cómo no dices nada de las 3 chicas disfrazadas de Sailor Moon que cantaron la cancion en version porno y le tiraron unas bragas al mismísimo embajador de Japón??jajaja

ayy tengo que poner unas fotossss

neovallense dijo...

Pues no tuve el privilegio de ver ese show... :-(

Juan José dijo...

Hola, soy el que iba disfrazado de Guerrero Neptuno. Tiré las bragas, sí. Y me lo pasé muy bien. Os informo de que si queréis ver el vídeo y la letra de la canción o la crónica de mi paso por allí, entrad en mi espacio. Jejejeje.

meleroseverlasting.spaces.live.com

¡¡¡¡Y me comentáis!!!!

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...