29 septiembre 2009

The Sky Crawlers

Nos encontramos en una época indeterminada en algún lugar de Europa, dos compañías están enzarzadas en una guerra desde hace no se sabe cuánto. Para ello usan unos arcaicos aviones que sin embargo tienen la última tecnología, los pilotos de dichos aviones son prácticamente niños, pero no unos niños normales, sino que son kildren, muchachos que cual Peter Pan no crecen y cuyo único final posible es morir en la batalla. La historia comienza cuando llega un nuevo piloto a la base...

Mamoru Oshii es el director de este film bélico de ciencia-ficción, que se basa en una serie de novelas del escritor nipón Hiroshi Mori. Oshii vuelve a tocar los mismos elementos que en películas anteriores, aunque en ésta plantea algunos otros e interesantes temas, muy en su línea, con mucha metafísica y filosofía en general de por medio. Por un lado tenemos a los kildren, niños que no son exactamente niños, ya que podrían vivir una eternidad sin cambiar un ápice y por otro una guerra entre dos compañías (aunque al parecer existen más), en un conflicto que no se sabe cuándo comenzó, ni los motivos del mismo. En realidad si cuento mucho más puedo destripar cosas muy interesantes que se plantean, así que prefiero dejarlo así.

Técnicamente nos encontramos con un filme soberbio. Como ya nos tiene acostumbrados el director de Ghost in the Shell nos trae una mezcla de las 3D con la animación tradicional, en este caso los personajes están realizados con la última técnica mientras que casi todos los escenarios y maquinaria (especialmente los aviones) están realizados con animación por ordenador. Las batallas aéreas están magníficamente realizadas, algunas de ellas son de las mejores que he visto en cine de ese tipo (también es cierto que muchos films con batallas aéreas tampoco he visto; ahora me viene a la cabeza otro anime que tiene excelentes batallas: Macross Plus). Resulta sorprendente como en ocasiones uno duda (sobre todo en las escenas aéreas) de si los escenarios y aviones son animados o reales, no obstante, y aunque este tipo de escenas me han encantado las que más me han impactado y transmitido han sido las protagonizadas por los dos personajes principales, especialmente una que transcurre en el interior de un coche, y también otra en un despacho, ambas bien avanzada la trama. Realmente son dos momentos en los cuales el director y animadores han sabido transmitir toda una gama de sensaciones y sentimientos. Todo ello gracias en buena medida a una maravillosa banda sonora compuesta por el compositor habitual del realizador de Avalon, el siempre genial Kenji Kawai.

Magníficas batallas aéreas, un guión que no te da nada mascadito, unos personajes principales más que interesantes que evolucionan a medida que avanza la trama y una animación de indudable calidad es lo que nos ofrece The Sky Crawlers, una absoluta joya animada que requiere de nuestro esfuerzo para comprenderla en todo su conjunto.




LO MEJOR:
-Técnicamente es sobresaliente.
-Las batallas aéreas.
-El guión, obra de Chihiro Itou, tiene mucha chicha, a medida que avanza la trama nos va mostrando sus bazas.
-La banda sonora.
-Que se haya estrenado en cines, aunque vaya a ser en dos salas y por tiempo muy limitado.
-Las múltiples lecturas, es uno de esas películas que vas descubriendo cosas nuevas al verla de nuevo.

LO PEOR:
-Aunque no se hace lenta es bastante pausada, cosa que puede resultar un handicap para los menos pacientes y poco conocedores de la obra de Oshii.

¿Quién debería verla?
Los amantes de la animación y de la ciencia-ficción, y muy especialmente los fans de Mamoru Oshii.

¿Y quién no?
Mamoru Oshii no hace películas fáciles de ver, siempre requiere un esfuerzo por parte del público. Así que si eres de esos que prefiere no comerse el coco, mejor te vas a ver G-Force o similar.

Leer critica The sky crawlers en Muchocine.net

24 septiembre 2009

G.I. Joe

MARS la multinacional armamentística que vende el 70% (¿o era el 80?) de las armas del mundo, presenta ante la OTAN el arma definitiva a base de nanobots que devoran el metal. Pero el primer pedido de cuatro ojivas, que está custodiado por numerosos soldados, es atacado por unos misteriosos maleantes, mas en un último momento éstos se ven salvados gracias a unos también misteriosos bienhechores. Se trata de los G.I. Joe, un grupo secreto donde está la creme de la creme de los militares, científicos y fuerzas del orden mundial, los cuales, obviamente, se dedican a proteger el mundo de la devastación.

Basada en los muñecotes que Hasbro comercializó por vez primera en 1964, y dirigida por Stephen Sommers, conocido por ser el realizador de La Momia y su secuela así como de Van Hellsing, estamos ante una de acción con muchos efectos especiales y una historia muy entretenida aunque "very tipical".

Del elenco interpretativo destacaría la inclusión de Dennis Quaid, actor que desde que vi El chip prodigioso y Dragonheart (y también en otras producciones más "serias") me gusta, aunque también hay que decir que su papel tampoco da para mucho. El resto del reparto pienso que está más o menos acertado, sin duda alegrará la vista a los mozos y las mozas, y encima hay algún que otro cameo inesperado.

No sé vosotros, pero yo soy uno de esos que hace ya unos añitos disfrutaba como un enano (nunca mejor dicho) viendo las andanzas de los G.I. Joe ("Lli Yoe", ejejjee) contra los malos, el Comando Cobra (jejjeje, me encantaba cuando gritaba siempre uno de los malos "cobraaaaaaa" con una voz de pito xD ), por lo que ese es el principal motivo que me ha llevado a ir al cine para ver la versión en carne y hueso. Y lo cierto es que he disfrutado de esas dos horas de efectos especiales, persecuciones espectaculares, peleas entre el ninja negro y el ninja blanco, y también del sentido del humor. Aunque evidentemente no estamos ante una película que haya que verla con muchas expectativas, puesto como apuntaba arriba su argumento no es precisamente original, hay que ir con la clara idea de que es un producto de consumo rápido, para pasar 118 minutos de desconexión cerebral, sin ser demasiado crítico.



LO MEJOR:
-Las escenas de acción, los efectos, el sentido del humor...
-El estilo de Sommers, que a mí siempre me ha parecido un buen ejemplo de director de cine evasivo.

LO PEOR:
-Los flashback. Al menos como están metidos en la trama, a mí al menos no me convencieron la mayoría.
-La historia, aunque mucho más quizá no se pueda hacer teniendo en cuenta la base.

¿Quién debería verla?
Cualquiera que en su día disfrutara de la serie de dibujos (o los juguetes) seguro que se divertirá con esta película.

Leer critica GI Joe en Muchocine.net

Shin-Chan se ha quedado huérfano

Yoshito Usui, creador del famoso personaje, ha "estirado la pata". ¿Qué cómo es eso? Teniendo en cuenta que tenía 51 años y que, supongo, llevaba una dieta típicamente japonesa y una vida tranquila en su querida Kasukabe no fue por un infarto, sino por un despeñamiento. Al parecer se resbaló mientras hacía senderismo y cayó por un acantilado lugar donde un senderista vio el cadáver algunos días más tarde de que denunciaran su desaparición (que fue el 11 de septiembre).

Realmente es una auténtica pena, yo soy todo un seguidor de las aventuras del travieso niño que ideó la cachonda mente de Usui y la verdad es que la noticia me ha sorprendido (bueno, me sorprendió más la de su desaparición, ya que lo de la muerte se veía venir) y ciertamente jodido. Como suele ser lo típico en estos casos, como consuelo y recordatorio tenemos sus historietas, la serie de dibujos, las pelis... Pero para su familia seguro que es un vago consuelo.

18 septiembre 2009

Hipocresía/Hambre

En realidad la intención que tengo con esta entrada es hablar de política o algo que se le parezca, pero ciertamente que en estos momentos no sé qué escribir. Recuerdo que hace unos días viendo las noticias me indigné con algo, pero no me viene a la cabeza qué era ese algo. Creo que era con un caso muy curioso con el que se ve claramente la hipocresía de Rajoy y el PP en general, me refiero al caso de Benidorm, donde algún que otro tránsfuga le puede dar la alcaldía al PSOE y todas las críticas y amenazas que le han venido por parte del primero: que si no se reúnen para el pacto contra el transfuguismo, etc, etc... Y esto lo dice el líder del partido que tiene 24 ayuntamientos gracias a tránsfugas, y cuando se le recuerda dicha cifra simplemente elude realizar comentarios al respecto (aunque de aquí hasta que publique estas líneas algo, he de suponer, que habrá hablado).

Por cierto, cambiando de tercio, según la ONU a día de hoy hay algo más de mil millones de personas que pasan hambre, y unos quince millones están en el "primer" mundo. No es una cifra muy halagüeña, y es que al parecer las ayudas no son las esperadas, habiendo muchos países que han recortado éstas debido a la crisis. De los seis mil y pico millones (no sé si de dólares o euros, para mí que de los primeros) que estaban estimados necesarios no se ha llegado a los tres mil, por lo que es evidente que la comida necesaria no está llegando a todo el mundo, y eso que la FAO prevé que en 2025 se logrará acabar con el hambre... Permitidme que muestre mi incredulidad, según mi parecer puede que el problema aumente, y no será la primera vez que pasa lo mismo, pues estoy seguro que eso de poner fecha al fin de la inanición se ha hecho ya en multitud de ocasiones. Y no me cabe la menor duda que el hambre no existiría en el mundo si el comercio fuera justo, porque excedentes de alimentos los hay todos los años, y no un par de toneladas; sólo hay que ver como hace pocos días unos ganaderos regaban varios campos con cisternas repletas de leche para protestar por los bajos precios de la misma (para ellos, claro, porque al consumidor nos la cobran a precio de oro en no pocas ocasiones). He aquí el gran logro del Libre Mercado, que muchos pasen hambre para que otros se enriquezcan, que se establezcan aranceles abusivos, que las explotaciones en Europa estén sobre subvencionadas, que dichas subvenciones hagan que África (y otros tantos) se asfixie aún más, vendiendo sus productos a precios irrisorios para así poder competir con los precios de aquí, y nosotros, por supuesto, pagando el producto mucho más caro. Una cosa que ayuda es comprar productos de Comercio Justo, que por suerte ya se puede ver en algunos hipermercados (Alcampo, por ejemplo), consumir productos ecológicos también ayuda, aunque claro, ambos son más caros que los productos convencionales.

Y bueno, al final he escrito sobre un par de cosillas bastante difrentes y que resultan interesantes. Así lo espero al menos ^^

16 septiembre 2009

El Castillo Ambulante

Desde el oscuro sótano de una biblioteca escribo estas líneas un mes después de mi última entrada, para así satisfacer a mís ávidos fans de que escriba algo. Y heme aquí que os regalo una especie de crítica de una gran peli. Espero que os resulte interesante.
***

Sophie es una jovencita insegura que trabaja hasta bien tarde en la sombrerería de su difunto padre. Un buen día yendo a visitar a un familiar un apuesto joven la salva del acoso de unos soldados, no obstante dicho joven resulta ser un mago al cual persiguen unas horribles criaturas comandadas por la Bruja del Páramo. Dicha bruja no ve con buenos ojos el trato que le ha dado el mago a Sophie, por lo que le echa a ésta una terrible maldición que la obligará a internarse en los páramos para así buscar el modo de romperla.

Basada en la obra de Diane Wynne Jones (que en España ha editado Berenice), en un principio iba a ser dirigida por Mamoru Hosoda el cual ha realizado entre otras obras una película de Digimon y el exitoso largometraje animado The Girl Who Leapt Through Time, pero debido a discrepancias con el estudio acabó haciéndose cargo Hayao Miyazaki el cual, como nos tiene acostumbrados, firma un trabajo más que excelente.

El Castillo Ambulante es uno de los films de Miyazaki que con más ganas he revisionado. La primera vez que lo vi me gustó, no obstante me quedó un regusto un tanto amargo, ya que esperaba que me asombrara tanto como lo hizo El Viaje de Chihiro; no obstante cuando más tarde la he vuelto a ver en varias ocasiones me he quedado absolutamente embelesado, me ha atrapado la historia, los personajes que pululan por ella, la increíble belleza de las imágenes, he visto más allá de lo que había visto la primera vez, comprendido todo (o casi) lo que no había entendido, o sea, he acabado encantado. Y es que pocos cineastas pueden sacar tanto provecho de una historia y de unos personajes como lo hace Hayao Miyazaki, no hay personajes maniqueos en sus filmes, todos tienen sus motivaciones, sus razones para realizar las acciones que realizan, ninguno es absolutamente malvado ni totalmente bueno, y por lo tanto la profundidad de los mismos dista mucho de la mayoría de los que se puedan ver en el cine de animación, y también en el cine de imagen real.

Técnicamente posiblemente estemos ante el filme más logrado de Miyazaki. La animación es perfecta, hay muchos planos en los que hay una cantidad enorme de personajes moviéndose en pantalla (los desfiles militares, las ajetreadas calles, el vuelo de Howl y Sophie sobre una plaza repleta de gente...). El diseño del castillo es simplemente genial, muy original, repleto de detalles, no es lo que sin duda uno se imaginaría al pensar en un castillo, así como su interior, mención especial a la habitación de Howl, repleta de objetos, joyas, juguetes, peluches, trastos de todo tipo agolpados en abigarradas marañas de desorden; desorden que nos aporta mucho sobre cómo es el mago, un tipo inmaduro e infantil, egoísta, pero que va cambiando a medida que un fuerte sentimiento crece en su interior (al igual que también evolucionan el resto de los personajes principales, como Sophie y la Bruja del Páramo). Cálcifer, el demonio del fuego, es sin duda el personaje más simpático, el que logra más sonrisas, y sin embargo también tiene su punto oscuro.

La banda sonora la vuelve a firmar Joe Hisaishi, y de nuevo ha compuesto una joya que potencia las imágenes, que transmite los sentimientos de los personajes, que logra erizar el vello al espectador. Simplemente sublime.

En definitiva, animación de alta calidad, un claro mensaje antibelicista (algunas de las escenas bélicas son realmente oscuras y asombrosas), personajes con multitud de matices, una banda sonora de ensueño y mucha imaginación hacen de El Castillo Ambulante otra joya de Hayao Miyazaki y del Studio Ghibli. Muy recomendable.



LO MEJOR:
-Todo.

LO PEOR:
-¿Demasiado compleja para un niño?

¿Quién debería verla?
Los fans del director de Mi vecino Totoro, además de todo el que guste del anime y de la animación en general, así como el buen cine.

Mis escenas favoritas:
Hay dos escenas que me gustan especialmente en esta película. Una es cuando Howl se enfrenta a Madame Suliman, y la otra cuando el primero tiene la pataleta a cuenta del tinte del pelo. Realmente dos momentos geniales.

La edición en DVD:
El DVD con el que me hice fue, por supuesto, la edición metálica de dos discos, cuya presentación es muy bonita (como casi todas las ediciones de Aurum), ya que además de que la imagen de la carátula está muy bien elegida, los brillos metálicos quedan la mar de molones, y encima en el interior también tiene una imagen del castillo de Howl. En lo que respecta a los extras, no es que sean muy abundantes, pero los que hay no están nada mal.

En el primer DVD tenemos el tráiler en español y un documental sobre la visita que realizó Miyazaki a Pixar, muy simpático ese momento en el que Jhon Lasseter se encuentra con Hayao Miyazaki, y el pedazo de Totoro que le regala el segundo. En el disco dos tenemos un reportaje sobre la realización de la animación de castillo, tráilers y anuncios japones, y una entrevista a Diana Wynne Jones, autora de libro original; y otra a Pete Docter, director de la versión americana del film.

Leer critica El castillo ambulante en Muchocine.net
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...