07 febrero 2013

El Hobbit: Un viaje inesperado

Largo y complicado ha sido el recorrido que ha realizado la obra de J.R.R. Tolkien para ser adaptada al cine. Primero líos de derechos, después la MGM quebró y, ante el futuro incierto de la misma, se paralizó el proyecto; más tarde, el director que se iba a encargar de la traslación (Guillermo del Toro, que este año estrena la epopeya de robots gigantes Pacific Rim) renunció al mismo por los continuos retrasos (y probablemente por algo más), una vez se anunció que Peter Jackson iba a ser el realizador definitivo hubo problemas con los sindicatos de Nueva Zelanda y la Warner Bros. y New Line Cinema amenazaron con llevarse la película a otra parte, y cuando se inició el rodaje un incendio se llevó parte del set... A pesar de todo, la empresa llegó a buen puerto, de hecho lo hizo tan bien que el señor Jackson anunció que ya no serían las dos películas previstas, sino que se convertirían en tres, hecho que provocó no poco revuelo entre los fans del libro de Tolkien, pero que a tenor del resultado de El Hobbit: Un viaje inesperado (The Hobbit: An Unexpected Journey, 2012) , quizá resulte una aventura mucho más que interesante.

El Hobbit: Un viaje inesperado narra las aventuras de un Bilbo Bolsón jovenzuelo con trece enanos y un mago que se cuelan una bonita noche en su casa, allí le cuentan cuál será su misión: ser el saqueador del grupo, que pretenden recuperar el reino de Erebor de las garras del temible dragón Smaug.

No hace falta decir que Un viaje inesperado era una de las películas más esperadas del año pasado, sin embargo sobre ella recaían no pocas suspicacias por el mencionado anuncio de que al final un librito con menos páginas que La comunidad del anillo fuera a ser adaptado en una trilogía. Muchos temían que la película (con cerca de tres horas de duración) fuera estirada cual chicle, que su visionado se hiciera eterno. El que escribe estas líneas intentó ser optimista desde el principio, pensé que mejor era tener confianza en Peter Jackson y criticar la película una vez vista que hacerlo antes, ya que, como afirmó el propio realizador, no era solo la adaptación de la novela, sino que también tenían los derechos de los apéndices (de El señor de los anillos, supongo), que ampliaban la historia más de un centenar de páginas. Una vez vista (dos veces, una en formato estándar y la otra en 3D-HFR) es el momento de opinar.

Como era de esperar, Jackson ha apostado por la continuidad, dándole a El Hobbit: Un viaje inesperado, un enfoque similar, tanto en la forma de narrar la historia como al aspecto visual, a la trilogía de El señor de los anillos; aun así esta primera entrega de los avatares de Bilbo tiene detalles que la diferencian, como una fotografía un poco más luminosa, más colorida, y también un diseño de criaturas ligeramente distinto (véasen los orcos y los huargos). Lo que conserva intacto, y en algunos momentos supera, es el sentido de la aventura y la épica, con instantes como la batalla de la mina de Moria, o la emocionante escena en la cueva de los trasgos, secuencias donde somos testigos de cómo se las gastan los enanos a la hora de dar guerra.

Enanos que, como en el libro, son una retahíla de nombres con la que no te quedas (salvo alguno, claro), y que son muy diferentes entre sí; el equipo de maquillaje ha sabido darle personalidad propia a cada uno de ellos (cosa que en la novela, todo hay que decirlo, no poseían casi ninguno por separado, sino que funcionaban como grupo). Obviamente, la lista de actores que los interpretan también es sumamente larga: Ken Stott, Graham McTavish, William Kircher, James Nesbitt, Stephen Hunter, John Callen, Peter Hamblenton, Jed Brophy, Mark Hadlow, Adam Brown... Personalmente me ha gustado mucho la labor de Richard Armitage (Capitán América: El primer vengador) con su Thorin Escudo de Roble, es un personaje por el que se siente empatía desde su primera aparición, así como el dúo Fili (Dean O'Gorman, Hércules) y Kili (Aidan Turner, Casi humanos), que se puede considerar el equivalente a Merry y Pippin de El señor de los anillos. Martin Freeman ha sido una magnífica elección para Bilbo Bolsón, el actor británico, que se ha dado a conocer con la serie Sherlock, borda su papel, dándole al personaje un toque de ingenuidad que le viene al pelo. Respecto a los intérpretes que regresan, el principal es Ian McKellen (X-Men) con su Gandalf, genial como siempre; el agente Smith... (perdón, Hugo Weaving) como Elrond, Cate Blanchett (El curioso caso de Bejamin Button) como la hermosa Galadriel, y el gran Christopher Lee (La invención de Hugo) como Saruman el blanco; sin olvidarnos de Iam Holm (Alien, el octavo pasajero) como Bilbo mayorcito, Elijah Wood en su papel de Frodo y Andy Serkis dando alma a la creación digital Gollum.

Tenía curiosidad por comprobar qué tal sentaban los 48fps a las 3D, a pesar de que las primeras impresiones al respecto no fueron por lo general positivas, puesto que afirmaban que resultaban tan realista que más bien parecía una telenovela o similar producción televisiva. A mí, sin embargo, me ha impresionado. La nitidez de las imágenes es ciertamente increíble, las secuencias más moviditas no resultan mareantes, y muchas de ellas son simplemente espectaculares. El famoso pasaje de los trol por ejemplo, cuyo realismo resulta asombroso; o toda la parte que trascurre en la cueva de los trasgos (especialmente en los planos cenitales) o el increíble vuelo de las águilas (con instantes bellísimos). En definitiva, que el 3D-HFR es un aliciente más para ver el film, aunque es igualmente disfrutable en digital o 35mm, la tercera dimensión es un aditivo que otorga mayor espectacularidad en determinados momentos, pero para nada sustituye a una buena historia.

Concluyendo. La espera ha merecido la pena, no es un largometraje perfecto, pero desde luego que El Hobbit: Un viaje inesperado es una gran aventura, emocionante, con mucho humor y con escenas en la que se hace inevitable no quedarse boquiabierto; especialmente intenso su último tercio. A ello se le suma una magnifica labor actoral, un guion lógicamente fiel a la novela (y bien desarrollado) y una banda sonora maravillosa, además de una muy buena realización. Ideal para aventureros.


LO MEJOR:
-La banda sonora, los efectos especiales, la dirección...
-La escena de los trasgos y todo lo que ocurre a partir de la misma.
-El 3D-HFR le aporta mucha espectacularidad.

LO PEOR:
-Solo hay dos momentos que se notan un poco alargados. Uno es en el comienzo, la primera canción que cantan los enanos es suprimible; y después precisamente en una de las mejores secuencias, la de los trasgos, cuya huida podría haber sido un poco menos larga sin perder emoción.

¿Quién debería verla?
Los fans de la trilogía de El señor de los anillos, los amantes de la fantasía y el cine de aventuras.

Próximamente:
El Hobbit: La desolación de Smaug se estrenará en diciembre de este mismo año, mientras que El Hobbit: Partida y regreso lo hará en verano de 2014.

4 comentarios:

Mad Max dijo...

Yo la vi en 3D y a 48fps y salí encantado, la verdad. Quizás tendría que haberla visto en 2D para comparar si es más 'brillante' o luminosa que la 3D, pero hay muchas escenas en las que los 3D se aprovechan al máximo y disfrutas como un niño en el cine.

Como adaptación me parece muy correcta. Si bien, era un poco reticente por el tema del 'estiramiento', pero creo que Peter Jackson ha hecho un gran trabajo y los guionistas también,algunas cosas que se han 'inventado' o que están en los 'apéndices' y que yo desconocía, pero en general me parece una magnífica adaptación del texto de Tolkien.

(De hecho creo haber leído que de El Hobbit se iba a hacer una 'serie' más que una película).



Neovallense dijo...

Bueno, se supone que, en lo que respecta a la historia, no se inventan nada, sino que lo cogen de "El Hobbit" y los apéndices de "El señor de los anillos", ya luego que se saquen algún personaje de la manga (en la próxima peli al menos) es otra historia. Pero es una peli de aventuras muy espectacular y divertida, y no está tan estirada como podría uno pensar antes de verla.

Saludos, Max, y gracias por opinar ^^

Santiago Bobillo dijo...

Desde luego es una película la mar de entretenida.

Yo no la vi en 3D, pero por lo que cuentas me estoy quedando con las ganas...

Neovallense dijo...

El 3D no le añade más diversión, así que tampoco te preocupes por ello ^^

Gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...