27 febrero 2014

Pacific Rim

Innumerables son los proyectos en los que ha estado asociado el nombre de Guillermo del Toro en los últimos años, empezando por las adaptaciones de El Hobbit y de En las montañas de la locura, una nueva serie de Hulk... Sin embargo, por más filmes que se anunciaban ninguno salía adelante, quedándose en la estacada ya sea porque el estudio estaba casi en bancarrota, o porque no estaban dispuestos a financiarle una millonada para llevarlo a cabo. Al final el proyecto al que se le dio menos bombo y platillo fue el que el realizador de Mimic logró llevar a cabo.

Pacific Rim (ídem, 2013) se sitúa en un futuro cercano donde la Tierra (y más concretamente las costas bañadas por el océano Pacífico) está siendo atacada por unos monstruos gigantes de otra dimensión. Para defenderse de tamaña amenaza se construyeron unos robots descomunales con los que enfrentarse de tú a tú con las bestias.

Me sorprende que haya gente que no solo no le guste la última película del director de Hellboy, sino que la ponga a caldo. No entiendo qué esperan ver cuando se trata de un film que va de luchas entre engendros mecánicos y biológicos; tampoco comprendo que digan que se parece “mucho” a Evangelion o cualquier otra serie de anime... A ver, chicos, si de eso se trata, de crear una historia divertida, sin muchas pretensiones, que homenajee a todas esas series de animación japonesas donde la humanidad se enfrentaba a una amenaza en forma de monstruos y extraterrestres. ¿Que tiene alguna similitud con Evangelion? Desde luego, y también con Mazinger Z, Godzilla e incluso Ultraman, pero eso no es un hándicap, sino lo contrario, aporta diversión extra a quienes conozcan dichos personajes, ergo no debería ser problema para quienes no hayan visionado ningún sentai o cualquier anime de mechas.

Porque, al menos para quien esto escribe, con Pacific Rim Guillermo del Toro ha creado una de sus mejores películas, y eso que tardé un poco en meterme en el mundo creado por el realizador de El laberinto del fauno y Travis Beacham, ambos coautores del libreto; no sé, quizá el prólogo se lo podrían haber ahorrado o, mejor, evitado la voz en off, aunque supongo que querían entrar al meollo de la historia lo antes posible.

Así pues, después del mencionado prólogo, la historia va creciendo en intensidad y, a la vez, se toma sus momentos para el desarrollo de los personajes, para que entendamos sus motivaciones y desmotivaciones. Pero lo que está claro es que el plato fuerte del film son los enfrentamientos de los jaegers contra los kaiju, que básicamente son el sueño de todo otaku, y que le hace salivar a uno al pensar en una película de imagen real de la mencionada Neon Genesis Evangelion u otros animes con robots, como La visión de Escaflowne. Desde luego hace diez años batallas tan realistas como las que se ven en Pacific Rim eran impensables.

El protagonista de la cinta es Charlie Hunnam actor que no conocía hasta la fecha, pero que es relativamente popular gracias a su participación en la serie Hijos de la anarquia, y también porque renunció a ser el protagonista de la adaptación de 50 sombras de Grey debido a las denodadas protestas de las fánaticas de la trilogía erótica. Le acompañan el siempre magnífico Idris Elba (Prometheus), la muy solvente Rinko Kikuchi (Tokio Blues); el actor fetiche de Del Toro, Ron Perlman (Hellboy II: El ejército dorado), en un papel muy poco serio; así como Charlie Day (Colgados en Filadelfia) y Burn Gorman (Luces rojas) como la pareja de científicos locos, y... Santiago Segura.

En definitiva, Pacific Rim es un gran divertimento, espectacular y épica, con unas batallas con las que se queda uno embobado, personajes típicos pero bien construidos, y sus toques de humor. Una de esas películas que merece la pena, y mucho, verla en pantalla grande.


LO MEJOR:
-Las peleas de los jaegers contra los kaiju, son MUY espectaculares.
-La potente y pegadiza banda sonora, compuesta por Ramin Djawadi.
-La realización de Guillermo del Toro, es una de sus mejores películas.

LO PEOR:
-Que muchos se quejen por vicio.
-¿Por qué esperan a estar en la estratosfera para sacar la espada?

¿Quién debería verla?
Los amantes de los robots y de las películas de bichos; quien se lo pasara en grande de pequeño con Mazinger Z y series similares.

¿Y quién no?
Quienes sea incapaces de desconectar durante dos horas con una película que no pretende ni ser científicamente creíble, ni ocultar sus fuentes.

4 comentarios:

Santiago Bobillo dijo...

Una gran película, me lo pase como un enano viéndola; menos mal que me animo un amigo a ir a verla, ya que en un principio no me atraía demasiado...

Y desde luego, las peleas son alucinantes. Respecto a lo de la espada... vete tu a saber (en mi fuero interno me digo a mi mismo que si puedes usar un cañón, que llevas una espada se te va un poco de la cabeza).

Neovallense dijo...

Pues sí, menos mal que te convencieron, porque Guillermo del Toro lo ha vuelto a hacer, una película divertida y espectacular como pocas, yo también disfruté como un enano ^^

A mí lo de la espada me sacó un poco de la peli, porque mira que tuvo oportunidades de sacarla...

Saludos, Santiago, y muchas gracias por tu comentario :-D

Anonimatus dijo...

Bien dicho, yo tampoco entiendo por qué 'los expertos' han criticado tanto la peli. Para mí es que recibieron presiones por parte de las productoras de animación americanas para evitar que más gente se aficionara a los animes en los que se inspira la peli.

Por suerte la taquilla internacional ha hablado y he hizo a está película un éxito internacional.

Neovallense dijo...

Sí, menos mal que internacionalmente funcionó y, gracias a ello, tendremos una segunda entrega... que espero como agua de mayo ^^

Saludos, y gracias por comentar.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...