27 marzo 2014

Lo imposible

Juan Antonio Bayona firmó un debut muy exitoso, e inquietante, con El orfanato. Se podría afirmar que era una película ambiciosa, pero si la comparamos con su segundo trabajo se queda en una producción enana.

Que un realizador con relativa poca experiencia se ponga a los mandos de una gran producción no es algo nuevo, en los Estados Unidos ocurre bastante a menudo con resultados, en la mayor parte de las ocasiones, tirando a mediocres, así que hay que aplaudir la valentía de Bayona por ponerse a dirigir un proyecto como este y además hacerlo bien.

Henry y Maria, junto con sus hijos, van a pasar unas navidades diferentes en Tailandia, donde llegan felices y contentos, se bañan en sus magníficas playas y se relajan todo lo que pueden. Pero no contaban con que una gran ola acabara convirtiendo el paraíso en un auténtico infierno.

Lo imposible (ídem, 2012) es un melodrama al que hay que ir concienciado y bien equipado con pañuelos, en sus cerca de dos horas es imposible reprimir las lágrimas en muchas de sus escenas, así que uno de los grandes logros de la cinta es que toca bien tocada la fibra sensible del espectador. Eso hay que agradecérselo al guion, escrito por Sergio G. Sánchez, cuyos diálogos no rechinan, los tres personajes en que se apoya la historia están bien construidos y la historia fluye a buen ritmo y no tiene nada que se pueda considerar accesorio (salvo alguna cosa). También a los actores que dan vida a los mencionados personajes, principalmente una gran y dolorida Naomi Watts (Diana), un siempre eficaz Ewan McGregor (Big Fish) y la grata sorpresa de Tom Holland (How I Live Now) como el hijo mayor de la familia, un chaval que se come la pantalla sin echarle aditivos. Sin olvidarnos de otros intérpretes con papeles más pequeñitos pero no por ello de poca importancia, como pueden ser Sönke Möhring (Appassionata), una Geraldine Chaplin (El hombre lobo) que no se sabe muy bien qué pinta, o una poco reconocible Marta Etura (Mientras duermes). Y, por supuesto, la tercera razón es la firme realización de Juan Antonio Bayona, que nos regala planos tan amenazantes como los que acontecen en la playa, otros casi poéticos, otros muchos dramáticos y desde luego una espectacular escena como es la del tsunami, que bien deberían coger nota los del departamento de efectos especiales que se encargaron del mismo momento en el film Más allá de la vida del gran Clint Eastwood. Aquí la ola resulta mucho más real y aterradora.

Si hay que ponerle una pega es que se podría haber hecho menos uso de la música para intensificar el drama en ciertos momentos; tampoco me parece que se abuse, pero creo que no es necesaria su utilización en todos los instantes dramático-intimistas (de hecho se agradece que durante la gran ola la única banda sonora sean los efectos de sonido).

Lo imposible es un filme espectacular, con una gran realización, un libreto sólido (que no perfecto), un elenco con talento y muchos instantes para no olvidar. Es una película verdaderamente emotiva y emocionante, salí del cine impactado por una gran historia de supervivencia, que si te la cuentan casi no te la crees. Altamente recomendable.


LO MEJOR:
-La dirección de Bayona, los magníficos efectos especiales, la fotografía y todo el plano técnico.
-Ewan McGregor y Tom Holland, así como Naomi Watts.
-El gran éxito que obtuvo, en su segunda semana en cartel ya era la película más taquillera de 2012 en España, superando los 40 millones de recaudación total.

LO PEOR:
-Quizá se debería haber hecho un uso más comedido de la música, sobre todo en momentos puntuales.
-La escena de Geraldine Chaplin no tiene mucha justificación. 

¿Quién debería verla?
Si te gustan los melodramas de supervivencia, llorar y emocionarte yendo al cine.

¿Y quién no?
Lógicamente, si eso de llorar a lágrima viva en una sala no va contigo, o las películas de desastres en general.

2 comentarios:

Soledad Suarez dijo...

Una película impactante que te deja emocionado, reflexionando como te puede cambiar la vida de un momento a otro. Creo que aparte de los geniales efectos especiales y el hecho de que esté basada en una historia real.. las excelentes actuaciones, sobre todo de los niños, la hicieron grande. Saludos

Neovallense dijo...

A mí me dejó muy impactado, Soledad, y destacaría la interpretación de Tom Holland, el más grande de los niños. Muy recomendable, sin duda.

Saludos, y muchas gracias por tu comentario ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...