19 junio 2014

New World

El cine surcoreano lleva un tiempo dando que hablar gracias a filmes realistas (con sus matices) y oscuros, donde muestran lo peor de la condición humana, la corrupción desde su interior, y también la simple lucha por sobrevivir. Cintas como la multipremiada Oldboy, Nameless Gangster o The Yellow Sea son reconocidos ejemplos.

New World (Sin-se-gae, 2013), que se llevó el premio a mejor película en la sección Focus Asia en Sitges 2013, viene a ser otro buen ejemplo. En el mismo, el líder de una organización mafiosa muere en turbias circunstancias dejando un gran vacío de poder. La policía intenta aprovechar este hecho para hacer que dicha organización caiga por su propio peso, provocando luchas intestinas.

Dirigida y escrita por el guionista de Encontré al diablo, Park Hoon-jung, New World es ante todo un film de personajes, son sus relaciones, los diálogos y silencios el motor de la acción. Se trata de personajes de ambigua o nula moralidad, y no solo dentro de las filas de la mafia, sino también en la policía, donde llegan a tratar a compañeros como meras herramientas para conseguir los objetivos que se marcan desde la jefatura, donde algunos superiores incluso se lavan las manos de las posibles consecuencias. Es por ello que nos encontramos ante una película cuyo ritmo es pausado, se toma su tiempo para establecer una relación entre los personajes, para que los conozcamos, va mostrando sus bazas de forma paulatina; el espectador va tan a ciegas como el mosqueado protagonista. Con ello tampoco quiero decir que el film sea una sucesión de diálogos aburridos, el ritmo está ajustado y a medida que avanza la trama la tensión aumenta hasta tal punto que desemboca en varias secuencias de acción notablemente espectaculares, directas y crudas. No obstante, estas escenas no tienen excesivo protagonismo, así quien espere mucha acción probablemente acabe decepcionado.

Choi Mink-sik (Sympathy for Lady Vengeance, Failan) es la cara más reconocible del reparto, su inspector Kang es de lo peor y lo sabe, quizá por eso sea tan bueno en su trabajo, aunque apretar demasiado las tuercas puede tener sus consecuencias. Lee Jung-sae (The Housemaid, El gran golpe) es el personaje central, un tipo que está a punto de tener un niño y que parece el único que tiene escrúpulos entre tanto depravado. Mientras que Hwang Jung-min (The Unjust) y Park Sung-Woong (Commitment) encarnan a las dos partes enfrentadas dentro de la organización, dos polos opuestos cuya ya no reconciliación, sino aproximación, resulta muy complicada.

New World es una película en la que no existen personajes buenos, los claroscuros lo dominan todo y la sombra de la incertidumbre está constantemente sobre ellos, se enmarca dentro de un tipo de películas que se toma su tiempo en contar las cosas, que ofrece información a cuentagotas, generando tensión paso a paso y alargando el clímax casi hasta el final, donde da un giro del todo coherente. Buen cine negro. 


LO MEJOR:
-Una historia que capta al espectador poco a poco.
-Un buen reparto encabezado por Lee Jung-sae y Choi Min-sik.
-Las pocas escenas de acción que hay son bastante sangrientas y multitudinarias... y son también un tanto exageradas.

LO PEOR:
-Esos falsos finales.

¿Quién debería verla?
Desde luego a quien guste el cine oriental, particularmente el cine de mafiosos.

¿Y quién no?
Como he comentado, la historia gira en torno a los personajes, apenas hay acción, así que para quien busque muchos palos no es la mejor opción.


Gracias a Isaan Entertainment por todo el material aportado y darme la posibilidad de ver la película.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...