10 julio 2014

Almost Human (Casi humanos)

Algunos salieron de In Fear no precisamente satisfechos, así que puede que entraran a ver el segundo pase del sábado en la Muestra Syfy con ganas de no dormir la siesta. Aunque claro, los debut es lo que tienen, pueden ser brillantes o no.

***
Un tipo huye de algo y se refugia en la casa de su amigo Mark y Jen, la novia de este, mientras farfulla y no explica con meridiana claridad y coherencia lo que le ha ocurrido. Su amigo, como todo yanqui que se precie, coge la escopeta y decide salir y agarrar al toro por los cuernos, pero sin embargo se esfuma súbitamente después de que una extraña luz aparezca. Años después el tipo que huía, que se llama Seth, es un freak con pesadillas recurrentes a quien nadie hace mucho caso, en parte porque la novia del amigo, incapaz de creer lo que pasó, vertió ríos de mentiras de lo que ocurrió aquella fatídica noche; cuando comienzan a repetirse los mismos fenómenos y reaparece el bueno de Mark un tanto cambiado, no tienen dudas de que algo malo está ocurriendo.

Está claro que debutar no es fácil y más cuando los medios son escasos, pero aún así Joe Begos, el director de Almost Human (ídem, 2013), no tiene excusa para haber realizado una película aburrida. Porque la historia de que una persona sea abducida por los extraterrestres y vuelva tiempo después cambiada no es novedosa y se le perdona, pero no el que, aparentemente, se la tome con tanta seriedad que apenas hay notas de humor. Y es que si tienes pocos medios lo mejor que puedes hacer es reírte, tomarte el asunto con mucho cachondeo y hacer con ello que el espectador también se lo tome a guasa, así todo el mundo se divierte y tan contentos. Pero el ambiente en este film es siempre tan solemne a pesar de que es notablemente cutre (incluyendo ese "letrero" inicial de 'estos hechos ocurrieron en Maine', supongo que homenajeando a King) que son contadas las situaciones en las que se hace uso del sentido del humor, y eso cuando, básicamente, tenemos a un Terminator semi-extraterrestre que persigue a su particular Sarah Connor es un gran hándicap (porque Joe Begos desde luego, no tiene el talento de James Cameron).

El trío protagonista de Almost Human tiene algo más de experiencia que su realizador, empezando por la moza Vanessa Leigh, que tiene una lista más o menos amplia de filmes de serie B (y productos televisivos) a sus espaldas, como Joy and the Apocalypse, She Feast o Accidental Incest; Graham Skipper, que interpreta a Seth, tiene algo menos de experiencia, habiendo trabajado para televisión (Mentes criminales) y en algún cortometraje, además de para cine (Late Bloomers) y estando actualmente finalizando su primera película como realizador (y guionista y productor). Curiosamente Josh Ethier, que se encarga de dar vida a Mark, ha desarrollado su carrera fílmica más en puestos técnicos, como montador y asistente de montador (trabajando en Hachet III y Chillerama, por ejemplo), que como intérprete.

En definitiva, que Almost Human podría haber sido una película divertida si no se la hubieran tomado tan en serio, su argumento pide a gritos no solo momentos sangrientos, sino también mucho humor, cosa de lo que carece por completo.


LO MEJOR:
-El cartel.
-El comienzo, por eso de que hay cierta intriga.

LO PEOR:
-La casi absoluta ausencia de humor.

¿Quién debería verla?
No es la peor película que he visto en mi vida, pero aún así no se la recomiendo a nadie.

Leticia Dolera presentó al película (entre otras cosas):

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...