17 julio 2014

Thor: El mundo oscuro

Después de pasármelo pipa con Thor, estaba claro que tenía ganas de ver una segunda entrega del personaje del martillo Mjolnir, por lo que nada más estrenarse Thor: El mundo oscuro (Thor: The Dark World, 2013) -sí, hace un tiempo- fui raudo al cine para comprobar si Alan Taylor (Juego de Tronos, Los Soprano) había continuado la buena labor de Kennet Branagh o quizá la había cagado.

La caída del puente que une los nueve reinos ha generado el caos en los mismos, por lo que Thor y sus compañeros van de mundo en mundo imponiendo el orden y la justicia. Pero una antigua sombra se cierne sobre Asgard.

Más que una secuela de Thor, como ya ocurriera con Iron Man 3 y ha ocurrido con Capitán América: El soldado de invierno, Thor: El mundo oscuro es una continuación de Los Vengadores; aunque aquí los acontecimientos previos no tienen tanta importancia como lo tenían en la última aventura en solitario de Tony Stark, sí que son significativos para desencadenar otros nuevos, pues es una búsqueda en la que se embarca Jane Foster la que pone en marcha la “maquinaria”. El personaje interpretado por Natalie Portman tiene en esta ocasión más protagonismo aunque sea, en su mayor parte, como dama en apuros; eso hace que haya más oportunidades de desarrollar su relación con Thor, haciendo que el feeling de la pareja gane algunos enteros, aunque es uno de los aspectos que más hay que trabajar en un futuro (aunque tengo la corazonada de que, tarde o temprano, o la matan o terminan con la relación).
Por otra parte los malos, sin ser muy ricos en matices, son unos rivales duros de roer que ponen en aprietos no solo al héroe protagonista, sino a toda Asgard, regalándonos así un estupendo ataque a Midgard (con intervención de Heimdall incluida), una batalla muy a lo space opera y que es una de las secuencias más trepidantes y divertidas de la cinta; también obligan a Thor a realizar una endeble alianza con su hermanastro y a huir por las puertas traseras de forma espectacular.

En el reparto se mantienen las mismas caras más alguna incorporación nueva, sobre todo en el lado oscuro. Chris Hemsworth (Rush) y Tom Hiddleston (The Deep Blue Sea) siguen siendo unos perfectos hermanastros; el personaje del segundo es un malvado ideal, sobre todo porque no siempre está claro si es que es remalo, retorcido y manipulador o de verdad tiene aprecio a Thor. A Stellan Skarsgard (Nymphomaniac) le han tenido que pagar bien, porque tiene momentos un tanto vergonzosos; mientras que Rene Russo (El secreto de Thomas Crown) se luce más que en la primera, teniendo una escena heroica (muy buena) incluida, y Anthony Hopkins (Noé) sigue siendo un Odín ideal. Como incorporación del lado humano tenemos a Jonathan Howard (Dream Team, Guerra Mundial Z), el becario de la becaria, que, fundamentalmente, pone notas de humor; mientras que el rival en esta ocasión está encarnado por un ex doctor Who, Christopher Eccleston (Los otros), aunque con el maquillaje apenas se le reconoce; y como su mano derecha tenemos a Adewale Akinnuoye-Agbaje conocido sobre todo por su papel en Perdidos.

En fin, que Thor: El mundo oscuro es una digna continuación, divertida de principio a fin, con secuencias espectaculares y unos protagonistas antagónicos que suponen un plus de diversión. Altamente recomendable.


LO MEJOR:
-La secuencia del ataque de los “elfos oscuros” a Midgard/Asgard, muy al estilo Star Wars.
-La batalla final. Juegan muy bien con los portales interdimensionales.
-La huida de Midgard/Asgard.
-La relación amistad-odio entre Thor y Loki da mucho juego durante toda la película.
-Chris Hemsworth y Tom Hiddlenston, perfectos Thor y Loki.

LO PEOR:
-Esa rivalidad entre la asgardiana y la humana, prometen pero no dan nada (es posible, sería lo lógico, que se desarrolle en la siguiente entrega).
-En la primera parte Thor hacía cosas más chulas con el martillo.

¿Quién debería verla?
Quien disfrutase de la primera entrega seguro que también se lo pasa bien en esta; y quien no lo hiciera es probable que también, ya que hay un mayor equilibrio entre la parte terráquea y asgardiana.

¿Y quién no?
Quien no trague a Thor.

2 comentarios:

Anonimatus dijo...

De acuerdo con la mayor parte del artículo.

Una pena que no hayan desarrollado más a Sif y hubieran desarrollado más los celos que siente por el personaje de Portman. En los cómics antiguos resuelven el conflicto de una forma bastante drástica haciendo que Jane quede mortalmente herida y Sif decide fusionarse con ella para salvarla.

Neovallense dijo...

Supongo que lo dejarán para próximas entregas, porque en esta se ha quedado en poca cosa.

Espero que no terminen por fusionarse en las pelis, porque si no habrás hecho un destripe antes incluso de su rodaje xD

Saludos, y gracias por opinar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...