02 abril 2015

The host

Llevaba tiempo con ganas de hincar los dientes a este film coreano con monstruo de por medio, y una reposición televisiva lo hizo posible, y eso que precisamente me vino a surgir un dolor de cabeza en el momento, pero procuré olvidarme del mismo para comprobar si los buenos comentarios que venía escuchando desde Sitges 2006 eran o no fundamentados.

Park Gang-Doo, un tipo un tanto anodino e irresponsable, trabaja con su padre en un chiringuito junto al río, pero cierto día aparece del mismo un monstruo y se traga a su hija, y encima lo ponen en cuarentena al creer que está infectado por un virus del que la criatura es portadora.

Para no alargar mucho el misterio responderé a la pregunta tácita que hago en el primer párrafo: sí. Desde luego que las buenas críticas a The host (Gwoemul, 2006) tienen fundamento, y es que no solo tiene una criatura con un diseño la mar de molón (a todo aquel que le guste, como a mí, las películas con bichos, seguro que disfruta de este apartado), sino que a diferencia de la mayor parte de este tipo de filmes tiene bastante contenido y crítica social de por medio.

A mi juicio en el film, dirigido por Bong Joon-ho (Snowpiercer), el verdadero monstruo no es el bicho que, al fin y al cabo, es una creación accidental hasta cierto punto (como lo son la mayoría de los monstruos de cine), sino el ser humano; más concretamente los gobiernos, los militares, la OMS y otras instituciones internacionales que, durante toda la historia, actúan dando palos de ciego, alarmando a la población de forma innecesaria, tratándolos como ganado con el mal de las vacas locas y haciendo caso omiso a las continuas ocasiones en que los protagonistas les piden ayuda, no teniendo más remedio estos que huir y buscar por su cuenta a la niña. Así, una vez llega la lucha final, entendemos que quieran matar al bicho, pero también que el mismo solo tiene la culpa de querer llevarse algo al gaznate, y que los auténticos causantes de las muertes están en un despacho bien acomodados en sus sillones de cuero. Por lo tanto, sin ser un monstruo simpático, ni mucho menos inteligente (como el de Super 8, por ejemplo), acabamos por sentir cierto grado de compasión hacia el mismo, pero sin embargo termina por recibir su merecido castigo; mientras que los jerifaltes no pagarán por sus crasos errores.

En fin, que, aunque he tardado, sin duda ha merecido la pena ver The host. Se trata de un film fantástico con mucha crítica social, sentido del humor y algunas secuencias (como la entrada en escena de la criatura) que son difíciles de olvidar, además los personajes protagonistas caen bien a pesar de que son variopintos y quizá un tanto caricaturescos. Divertida y recomendable.


LO MEJOR:
-La primera aparición del monstruo.
-La gran carga de crítica del film.

LO PEOR:
-Algunos detalles, como cierto personaje que se queda durmiendo bajo un puente sin mucho motivo aparente en un momento crucial.

¿Quién debería verla?
Quien disfrute de las películas con monstruos gigantes.

3 comentarios:

Isabel Robleda dijo...

Me han hablado mucho de ella, pero no me animo nunca a verla...

Santiago Bobillo dijo...

Yo tuve la suerte de verla en el cine, y si, coincido contigo en casi todo, aunque no me dio tanta pena el bicho cuando se lo cargaron, ja, ja, ja.

Neovallense dijo...

Isabel: si tienes la oportunidad no dudes en verla, es muy divertida y además, como apunto en la reseña, tiene mucha crítica y... ¡un monstruo fabuloso! Eso sí, si las pelis con monstruos no te gustan lo mismo tampoco sea tu peli.

Santiago: eso es porque eres un insensible xD
Tampoco es que me echara a llorar por su muerte, pero cierta lástima sí que tuve y, creo, esa era la intención del realizador, que viéramos a la criatura como otra víctima.

Saludos a ambos y muchas gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...