09 abril 2017

A 47 metros (In the Deep)

 
Alguna esperanza había puesta sobre el tercer film de la segunda jornada de la Muestra Syfy, aunque, siendo sincero, no tenía ni idea de qué iba, ya que tan solo había visto una imagen del cartel en pequeñito...

***
Dos hermanas yanquis están pasando unas estupendas vacaciones en México, conocen a dos mozos del lugar que le proponen hacer una inmersión (enjaulados) con tiburones. Lisa, la hermana más precavida, no lo tiene muy claro, pero empujada por Kate, su hermana pequeña, y la necesidad de impresionar a su exnovio, decide hacerlo. Por desgracia para ellas, algo sale mal durante la incursión y terminan en una jaula a 47 metros de profundidad y con varios escualos que no han desayunado acechándolas.

Desde que Steven Spielberg aterrara al mundo con Tiburón allá en los 70, ha habido tropecientas mil películas con el tiburón blanco como protagónica amenaza, y este film dirigido por Johannes Roberts (El otro lado de la puerta) y escrito por el mismo junto a Ernest Riera es uno más de dicha interminable lista, con el añadido de una situación claustrofóbica (aunque no hace tanto Blake Lively también vivió una experiencia similar en Infierno azul) al estar sus dos protagonistas triplemente atrapadas; primero por unas rejas metálicas, después por el peligro de la descompresión si suben a lo loco a la superficie y, por último, por los escualos que las amenazan.

A 47 metros (47 Meters Down, 2016), también conocida como In the Deep, no es nada del otro mundo, pero tampoco estamos ante un desastre, sino que es un film muy normalito que si bien no te mantiene durante toda su duración tenso en la butaca, sí que lo consigue en muchos momentos, logrando que el espectador dé un respingo en varias ocasiones y que se pregunte por qué hacen esto o aquello las protagonistas en determinadas situaciones.

Mandy Moore (Red Band Society, Hasta que el cura nos separe) es Lisa, la hermana mayor, una chica con poca autoestima que la actriz norteamericana interpreta convincentemente; siendo su hermana en la ficción Claire Holt, actriz que le debe de gustar el agua a tenor de su participación en la serie H2o, aunque también ha trabajado en Crónicas vampíricas y Pequeñas mentirosas (y en alguna película); siendo Yani Gellman (Sensación de vivir: La nueva generación) y Santiago Segura (Screen: The TV Series), que nada tiene que ver con el director e intérprete de Torrente, el brazo tonto del la ley, los intereses sexuales de las mozas. Completa el reparto Matthew Modine (El caballero oscuro: La leyenda renace) y Chris Johnson (Traición), como el capitán del barco y el marinero de a bordo, respectivamente.

En definitiva, A 47 metros es una buena opción para pasar un rato tenso y con sobresaltos, no inventa nada ni aporta gran cosa, pero tampoco parece pretenderlo.
LO MEJOR:
-Que consigue mantener el interés y que demos más de un respingo.

LO PEOR:
-Que no logra que temamos por la vida de las protagonistas en todo momento, no consigue angustiarnos ni causar claustrofobia.

¿Quién debería verla?
Los amantes de los escualos.

¿Y quién no?
Los alérgicos al pescado y las profundidades marinas

EDITADO (01/12/2017) Aquí tenéis el vídeo con la presentación del film, que fue más accidentada de lo acostumbrado:

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...