13 noviembre 2007

Dulce aire madrileño

El pasado lunes (5 de noviembre) se veía el paisaje un poco raro. Miraba uno al "horizonte" y se podía observar una bruma oscura de polución como no había visto en mis escasos días en la capital. Durante todo el día no dejó de asombrarme la mierda que estaba respirando.

Desde el piso, días atrás, miraba por la terraza y veía perfectamente la sierra madrileña, pero ese día miraba en la misma dirección y sólo veía una oscura niebla que todo lo cubría, ¡ni tan si quiera vislumbraba la lejana sombra de las montañas! No hay más que sonarse la nariz (o meterse los dedos en la ídem) para comprobar que no es precisamente puro el aire madrileño. Lo cierto es que pensé que estábamos un poco jodidos, pensamiento que fue corroborado dos días después al leer en El País (versión digital) una noticia que no hacía más que agravar mis inquietudes. En este artículo se explicaba que el mencionado día se había superado durante más de tres horas (en la zona de Recoletos) hasta en un 50% los niveles máximos de dióxido de nitrógeno, gas tóxico para nuestros pulmones que producen principalmente los vehículos y las calderas. El ayuntamiento dirigido por Gallardón debió de dar la alarma a la población de la zona, pues estaban respirando más porquería de lo habitual (pero no lo hizo mediante una triquiñuela legal, pues la zona tiene dos estaciones que miden la calidad del aire, y una de ellas no superó el máximo de contaminación más de tres horas -que es lo máximo legal para no avisar-). Pero eso no es todo, pues estos datos de polución se publican en la web del ayuntamiento, y curiosamente las mediciones correspondientes a las dos horas "cumbres" desaparecieron. No es que no la hicieran públicas en un principio, es que las publicaron y posteriormente eliminaron, además de borrarlas también del informe que es remitido al Ministerio de Medio Ambiente. O sea, que no sólo ya no avisan a los ciudadanos, sino que además intentan ocultar una información que por otra parte todos tenemos derecho a acceder a ella.

El aire de Madrid es el más contaminado de toda España, pero sin embargo Gallardón, en vez de mejorar los transportes públicos, poner carriles bicis (llevo más de dos semanas en Madrid y no he visto ni uno), o simplemente hacer más calles peatonales; se dedica a soterrar autovías y para ahorrarse el informe previo de impacto ambiental la denomina calle, fomentando de este modo el uso del vehículo privado, y haciendo que el aire se vuelva cada vez más irrespirable.

Al año mueren en España más de 16000 personas por culpa de respirar aire polucionado, ¿cuántos de ellos vivirán -o habrán vivido- en Madrid?

1 comentario:

Javi dijo...

La verdad es que hay días que da miedo, la contaminación se nota demasiado, cuando llueva se nos va a derretir la ropa jejejeje, ahora sin bromas, quitando el puente los demás días que hemos estado aqui la contaminación se nota muchísimo. He leido que van a implantar en el centro autobuses eléctricos en la zona centro de Madrid de dificil acceso, pero a saber si finalmente lo hacen o no. Yo creo que a los que trabajamos en Madrid nos deberían dar un plus de peligrosidad, ya que estamos en peligro de morir envenenados por el aire que aquí se respira en algunas zonas y a unas horas determinadas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...