31 agosto 2008

¡¡Vacaciones!!


Volveré en un par de semanas. Hasta entonces, que todo os vaya bien ^^

27 agosto 2008

Hellboy II: El Ejército Dorado

Todo comienza en 1944, allí un infante Hellboy es deleitado por su "padre" con un bonito y épico cuento. Éste narra la historia de un pasado remoto donde tras una cruenta guerra los humanos y los elfos llegan a un acuerdo de paz, unos se refugiarán en los bosques, mientras que los otros en las ciudades, y ambos procurarán no molestarse mutuamente, aunque el príncipe de los elfos no está de acuerdo decidiéndose exiliarse por ello haciendo antes hiciera una oscura promesa.

Años más tardes, en la ciudad de Nueva York, aparece el príncipe elfo en mitad de una subasta y roba una de las tres partes de una corona, si consigue las otras dos podría desatar una de las fuerzas más peligrosas de todos los tiempos, cosa que Hellboy y su troupe no están dispuestos a permitir.

Hace cuatro años Guillermo del Toro realizó la primera adaptación cinematográfica de los cómic creado por Mike Mignola y editado en Estados Unidos por Dark Horse. Durante ese periodo el director tuvo tiempo de arrasar con El Laberinto del Fauno y hacerse con la ansiada dirección de las dos películas de El Hobbit (además de tener en mente realizar otra adaptación de Frankestein), a todo ello hay que sumarle este delirante filme, repleto de fantasía y desbordante imaginación visual.

El primer Hellboy era un filme entretenido, sin pretensiones de ningún tipo, el objetivo de este segundo largometraje no ha cambiado, pero sin embargo el resultado dista del anterior. Es mucho mejor.

Por un lado tenemos una historia muy sugerente y que entronca de manera indirecta con la anterior película del director, El Laberinto del Fauno, las escenas de acción son más espectaculares y están mejor realizadas, el universo del film es mucho más rico en matices, así como la inclusión de nuevos personajes y una imaginería visual realmente sublime (y claramente deudora de la mencionada anterior película del director), la banda sonora del veterano Danny Elfman acompaña fenomenalmente a la que acontece. Y por otro lado todo lo mencionado anteriormente hace de Hellboy II: El Ejército Dorado un gran ejercicio de entretenimiento, un divertimento en toda regla, y en muchas ocasiones todo un placer para la vista.

Así, tenemos una película plagada del peculiar sentido del humor del personaje, de escenas de acción espectaculares, de buenos efectos especiales y grandes dosis de fantasía. Si a eso le añadimos el buen hacer de Guillermo del Toro, nos encontramos ante uno de esos filmes que son recomendables ver en pantalla grande, que gustará a aquellos que disfrutaron con la primera película, y también a los que ésta no les dejó satisfecho, puesto que el director, guionista y productor de la cinta ha sabido darle un nuevo punto de vista, dando de lleno en la diana.


LO MEJOR:
-El diseño de los monstruos y las diversas criaturas, los escenarios, etc... (se nota, y mucho, el trabajo de DDT, la empresa española encargada de los efectos El Laberinto del Fauno)
-La historia resulta mucho más fresca y divertida que la de la primera parte.
-La grata y divertida sorpresa de la escena de la subasta.

LO PEOR:
-En ciertos momentos (sobre todo al principio), es demasiado autoparódica.
-Resulta un tanto extraño que el sesudo Abe Sapien no se diera cuenta de una evidencia (cuando veáis la película seguro que lo comprendéis).

¿Quién debería verla?
-Por supuesto los fans de los cómics y de la primera película, además de todos aquellos que disfruten con las filmes de fantasía.

¿Y quién no?
-Los que detesten a Hellboy.

Una curiosidad:
-El personaje de Krauss está doblado por el mismísimo Santiago Segura, gran amiguete de Del Toro.


Leer critica Hellboy II: El Ejército Dorado en Muchocine.net

21 agosto 2008

WALL-E Batallón de limpieza

La Tierra, año 2775, ningún humano la habita, montañas de basura se agolpan en las ciudades y un solo robot se dedica a compactar y amontonar la basura, a la vez que reúne cachivaches varios para su gran colección. Un día aterriza una nave y de ella sale otro robot, éste atrae la atención de WALL-E de inmediato, siguiéndolo a todas partes a partir de ese momento...

Pixar lo ha vuelto a hacer, ha realizado un estupendo film de animación a base de mucho talento y también, por qué no decirlo, un holgado presupuesto.

Aunque quizás el estudio propiedad de la Disney se haya arriesgado más que en otras ocasiones, sobre todo en la primera mitad de la película, donde los diálogos brillan por su ausencia e incluso se puede considerar que su comienzo es pesimista, pero sin embargo logra encandilar al espectador desde el primer momento. Así tenemos a un simpático e increíblemente curioso robot que no menciona palabra alguna durante más de media hora de metraje, y ni falta que hace, pues los chicos de Pixar, dirigidos por Andrew Stanton (Buscando a Nemo), han logrado que el robot protagonista, WALL-E, sea sobremanera expresivo, mostrando todo tipo de emociones.

Quizás parte de la segunda mitad de la cinta sea algo más convencional, pero aún así resulta tremendamente divertida, haciendo aparición diversos robots de lo más simpáticos y también algún que otro humano que pone su puntillo. Mientras que el final me parece bastante emotivo y optimista, con un momento que es realmente bello.

Técnicamente es indiscutiblemente genial, llega a veces a parecer real lo que estamos viendo, tal es el grado de detalle de las texturas. El robot protagonista está plagado de detalles: desconchones, zonas oxidadas, etc... confiriéndole un gran realismo todo ello, mientras que EVA es más "homogénea". Sin embargo lo que sigue sin gustarme en todas las películas de Pixar (aunque puede que en Ratatuille se libraran un poco), es en la recreación de los seres humanos, los cuales tienen una piel que no parece humana, son más bien muñecos, es cierto que algo mejoran respecto a otros filmes del estudio (Los Increíbles es el caso más evidente a ese respecto, sus personajes a pesar de ser humanos resultaban más similares a muñecos), pero creo que deberían esforzarse por crear una piel humana detallada, con más imperfecciones (¿alguien ha visto Final Fantasy: La Fuerza Interior?). Puede que en su próxima película lo logren, o eso espero.

En definitiva, con Ratatuille Pixar se puso el listón muy alto, pero han logrado llegar al nivel esperado con creces, ofreciendo una entretenida historia para todo tipo de público. Al entrar a la sala uno puede tener X años, pero al comenzar la película es inevitable transformarse en un niño.


LO MEJOR:
-WALL-E, uno de los mejores personajes animados que se han hecho.
-La escena del viaje intergaláctico.
-Presto, el corto que se emite antes del filme. Muy divertido, todo un homenaje a la animación de toda la vida.
-El nivel técnico alcanzado.
-La cucaracha.

LO PEOR:
-Sigue sin convencerme cómo crean los seres humanos los chicos de Pixar.

¿Quién debería verla?
Niños y mayores disfrutarán por igual.

¿Y quién no?
Los que hayan olvidado que un día también fueron niños.

Una escena:
La del baile en el espacio de WALL-E y EVA. Bellísima y emotiva.
Leer critica Wall-E en Muchocine.net

16 agosto 2008

El Caballero Oscuro

En el año 2005 Christopher Nolan reinventó, cinematográficamente hablando, a uno de los héroes más interesantes del mundo del cómic: Batman.

Para ello el director británico optó por comenzar desde cero con el personaje, narrando cómo y por qué se convirtió Bruce Wayne en Batman. Además optó por una ambientación más realista, desechando el diseño gótico de la ciudad y el resto de escenarios al estilo Tim Burton, y por supuesto olvidando por completo las dos películas dirigidas por Joel Schumacher.

Este año, y precedida de una gran expectación y un arrollador éxito en todos los mercados donde se ha estrenado, nos llega la secuela directa de Batman Begins, con el mismo director y los mismos actores principales (salvo las consabidas nuevas incorporaciones y el cambio de Katie Holmes por Magie Gyllenhaal). Ya tenemos en nuestras pantallas El Caballero Oscuro.

Todo comienza con un extraño personaje con cara pintada y que se hace llamar Joker, éste realiza una serie de atracos a diferentes bancos de mafiosos. En una reunión de éstos aparece precisamente este misterioso personaje diciendo que el problema es Batman y que él mismo lo mataría a cambio de una módica cifra. Los mafiosos rechazan amigablemente la oferta, pero no tardan en cambiar de opinión...

El Caballero Oscuro es una de las películas que más expectación ha generado de los últimos tiempos, más incluso que Indiana Jones y el Reino de la Calavera de Cristal, eso a tenor de los resultados de taquilla en todo el mundo. Buena parte de la culpa la tiene el Joker, o más bien la muerte del actor que lo interpreta, Heat Ledger, el cual está siendo alabado por todos, y que poco a poco lo están convirtiendo en todo un mito.

Esta secuela sigue la línea de Begins, o sea, una ambientación realista y unos personajes oscuros, muchas dosis de acción, una pizca de humor y otra de amor. Todo muy bien combinado con unos diálogos trabajados y unos intérpretes de altura hacen que estemos ante uno de los mejores filmes del año, y sí, hay que dejar claro que es una de las mejores películas del año, que no de la historia como parecen que están empeñados en hacernos creer.

Y es que por mucho que se empeñen El Caballero Oscuro no es una película redonda, es un gran filme, un divertimento excepcional, en sus dos horas y media no hay momento para el aburrimiento, pero no por ello es una obra maestra. ¿Que por qué? Esa respuesta es muy complicada si no imposible, ¿qué es lo que hace que una película sea una obra maestra? Supongo que una excelente historia, unos diálogos brillantes, unos personajes carismáticos, unos actores que acompañen, un director competente y en estado de gracia... Hacer una joya de ese calibre es complicado, y El Caballero Oscuro no lo logra a pesar que se acerca en muchos momentos.

El principio de la película, por ejemplo, no me emocionó, era algo frío para mí, a medida que avanzaba la trama me fue atrapando, pero no logró engancharme desde el primer momento (cosa que sí logró Batman Begins), ese es un detalle que, aunque puede que sea puramente subjetivo, le quita enteros. Otra cosa, el montaje en la primera escena que sale la batmoto no me parece del todo redondo, puesto que hay muchos momentos en los que pasa de estar de uno a otro lugar demasiado rápido, sin tener referencia sobre dónde estaba antes; por otra parte el resto del montaje, y muy especialmente cuando están en peligro tres personajes del filme, me parece sensacional.

Los actores creo que están genial todos y cada uno de ellos, Christian Bale sin duda es el mejor Bruce Wayne/Batman desde Michael Keaton, y sobran las palabras cuando se habla de dos actorazos como son Michael Caine y Morgan Freeman, dos de los mejores intérpretes que existen en la actualidad. Magie Gyllenhaal es correcta en su papel como Rachel, no se echa en falta a Katie Holmes a ese respecto. Y Ledger, Heath Ledger es un hueso duro de roer, un actor que ya demostró su talento con el breve pero desgarrador papel que hacia en Monster's Ball, y volvió a hacerlo con el Joker (y probablemente también en la próxima película de Terry Gilliam, en lo que sería su último papel... que yo sepa); aún así darle el Oscar como lo están haciendo muchos me parece del todo exagerado, su Joker es genial, oscuro y cínico, un loco de cuidado, pero aún así creo que no llega a ser realmente brillante. Tiene momentos absolutamente geniales (como el del hospital y la enfermera), pero también hay que reconocer que su actuación recuerda a personajes de otras películas, se podría considerar una mezcla. A mí al menos me recuerda al Brad Pitt de 12 Monos en ciertos momentos e incluso al Jack Nicholson de El Resplandor; pero se puede afirmar que Ledger le dio una personalidad propia, pero no tan original como pueda parecer a muchos.

Hay que mencionar la banda sonora. Ésta está compuesta por la pareja que realizó la anterior película del personaje, el irregular (en solitario al menos) Hans Zimmer y el siempre sorprendente James Newton Howard, dos grandes compositores para una genial partitura que sin duda logra que la atmósfera del filme sea mucho más oscura e interesante.

El Caballero Oscuro es una película que hay que ver en pantalla grande, su dirección, la fotografía, el sonido y los efectos especiales hacen que sea uno de esos filmes que sin duda hay que ver en cines. A pesar de ser relativamente larga pasa como un suspiro, los personajes que pululan durante todo el metraje son carismáticos, la acción está muy bien llevada a cabo, todo está muy bien realizado y cuidado. Un film sobrevalorado, pero no obstante muy bueno.



LO MEJOR:
-El reparto, la ambientación, el guión.
-La batmoto.
-El final, deja pie a una tercera película aún más oscura e interesante.

LO PEOR:
-Que tenga que morir un destacado miembro del reparto para que tenga tanto éxito una buena película.
-El doblaje, es una película que conviene ver en versión original subtitulada.

¿Quién debería verla?
-Los batmaníacos y los que disfrutaron con el anterior film.

¿Y quiénes no?
-Los que no disfrutaron con la anterior incursión de Nolan. Este filme sigue la misma línea, es un proyecto muy continuista.

Un recomendación:
-Ver Batman Begins antes que ésta.

NOTA TRAS EL SEGUNDO VISIONADO: Aquí mismo voy a hacer algo inaúdito hasta ahora, y es rectificar mi crítica. en parte al menos. Y es que tras ver por segunda vez El Caballero Oscuro, y fijarme más detalladamente en los matices de la actuación de Heat Ledger me he dado cuenta que sí que es más singular y rica de lo que pensé en un principio; la risa del Joker por ejemplo es realmente escalofriante en ocasiones, ciertos gestos, o el hecho que vaya un poco encorbado, son detalles que hacen al personaje más creíble e interesante. Sin duda se merece al menos la nominación al Oscar.

Respecto al resto del film mi opinón no cambia un ápice, de hecho quizás se vuelva un poco más crítica con respecto a la ambientación, y es que la de Batman Begins me parecía que te absorbía más. No obstante eso no quiere decir que la considere mala.


Leer critica Batman the dark knight en Muchocine.net

12 agosto 2008

Una (guerra) más para la colección...

No estoy muy allá para escribir en estos momentos, pero es mi deseo escribir algunas líneas sobre el conflicto que acaba de comenzar (o prenderse, pues llevan años en tensión) en el cáucaso. Evidentemente me refiero a Georgia, la región separatista Osetia del Sur y Rusia, quien parece estar interesada en quedarse con esta región (y buena parte de los habitantes de la región así lo desean, pues el 90% de la población están en el censo de Rusia y no de Georgia).

La cuestión es la de todas las guerras, que los que sufren no son los que se despotrican insultando y mintiendo, haciendo sus discursitos patriotas y/o nacionalistas, sino la gente que intenta sobrevivir al día a día. Son aquellos que se inventan cualquier cosa o se aprovechan de algo ya existente (un pensamiento, alguna disputa histórica ya casi olvidada) para magnificarlo y manipular a la población, creando odio y expectativas, ilusiones que luego se verán rotas por la cruda realidad: no buscan el bien común, sino el propio, obtener más poder. Tildan a sus supuestos enemigos de mentirosos y asesinos, y, aunque puede que lo sean, ellos mismos usan exactamente los mismos métodos para obtener lo que desean.

Ojalá el conflicto se resuelva pronto, pero me temo que de uno y otro modo va a durar y puede que incluso se amplíe, ya que Osetia del Sur no es la única región que desea la independencia total de Georgia (y la adhesión a Rusia), a esto hay que sumarle que Rusia tiene poder de veto en la ONU, hecho que hace tremendamente difícil que se llegue a un acuerdo en el ámbito internacional, al menos a través de este organismo. Por ahora este país no ha aceptado la resolución de alto al fuego de Francia, mientras que EEUU dice que Rusia pretende invadir Osetia del Sur, hecho que no es una locura, pero que quizás lo dice un país que no tiene que dar lecciones a nadie, pues como todos sabéis es el primero que legitima invasiones.

06 agosto 2008

La Momia: La Tumba del Emperador Dragón

En la antigua China había un ambicioso hombre que llegó a emperador tras innumerables batallas. Una vez logró tal hecho envió a su general en busca de una bruja de la que se decía conocía el secreto de la inmortalidad. Nada más verla el emperador quedó prendado de ella, y ordenó a su general que nadie debería tocarla salvo él mismo. Mas dicho general cometió el error de enamorarse de la bruja y poseerla, por lo que ante tal afrenta el emperador lo castigó en consecuencia, aunque antes hizo que la bruja le recitara un supuesto hechizo que lo convertiría en inmortal. Para su desgracia el hechizo era en realidad un maleficio que lo convirtió en una estatua de arcilla.

Miles de años más tarde Alex O'Connel descubre la tumba de dicho emperador; mientras, sus padres pasan una aburrida existencia en su mansión de Inglaterra, hasta que el gobierno británico le pide que lleven a China una antigua reliquia. Los O'Connel no pueden imaginar los acontecimientos que se avecinan.

La historia de La Momia 3, como podéis comprobar, no es nada del otro mundo, pero aún así es una historia que bien llevada a cabo sin duda pudo haber dado un filme tan épico y entretenido como sus predecesoras.

Lo cierto es que esta película no pensaba verla desde el momento que supe que era ni más ni menos que Rob Cohen (A todo gas, xXx) quien la dirigiría, no obstante, y por cosas que pasan en la vida, he acabado gastándome 5 euros en verla. Lástima de dinero.

Comienza uno a revolverse en el asiento desde el primer momento, pero sobre todo cuando aparece el churumbel de los O'Connel, que está penosamente interpretado por Luke Ford, éste (el personaje), a pesar que ni siquiera se ha dignado a terminar la universidad, dirige una excavación junto con un profesor. Dicha excavación tiene el evidente objetivo de encontrar la tumba de un emperador chino. Cuando encuentran la puerta y comienzan a aparecer trampas que ya se han visto en quinientas mil películas, y encima comienzan a caer chinos como moscas y el vejestorio y obeso profesor sobrevive con bastante facilidad no deja sino cierta incredulidad. Si luego vemos al supuesto alumno dando clases básicas al sabio profe aún se queda uno con más cara de póquer...

Pero trasladémonos a Gran Bretaña, donde la mujer de Rick O'Connel realiza una lectura de su último libro, El Retorno de la Momia. Ahí nos damos cuenta que nos han quitado a Rachel Weisz y nos la han sustituido por Maria Bello, por ahora nada más a destacar, al menos hasta que ésta llega a la casa y comienza a charlar con su maridito Rick, el cual ha tenido un movidito día de pesca. Estas escenas, además de la posterior escena de la visita del agente del gobierno, demuestran que: a) Maria Bello es una caca de actriz b) Brendan Fraser no tiene gracia c) Han trabajado en esta película por dinero y sólo por dinero.

Después de aceptar el trabajito e irse a China, se produce el esperado y patético encuentro de la familia O'Connel, los diálogos son más malos que el hambre, y la química entre los tres miembros de la familia absolutamente inexistente, el cuñado de O'Connel es el único que se libra un poco, y encima la posterior traición (y supuesta sorpresa) es de lo más absurda, ¿de verdad que sólo la esposa de Rick era capaz de leer la inscripción de la reliquia? Posteriormente está la consabida persecución, que es más de lo mismo pero peor.

Tras ello van al Tíbet, en busca de la mítica Shangri-la, allí tienen la inestimable ayuda de unos yetis que están muy bien realizados. Sin embargo, Rob Cohen desaprovecha sobremanera el material haciendo que las bestias celebren sus golpes cual hincha de cualquier equipo de fútbol, siendo esto uno de los detalles más absurdos, ridículos e infantiles de todo el filme (y hay muchos).

Lo cierto es que podría seguir así mucho tiempo, pero creo que es mejor no esforzarme demasiado. Y es que La Momia: La Tumba del Emperador Dragón, es una de las peores secuelas que se han realizado jamás. El guión es malo, destacando sobremanera los insulsos y redundantes diálogos del personaje de María Bello, además esta actriz ha dado una patada a todo el trabajo de su predecesora, sobreactuando en exceso no llegando ni a las suelas de los zapatos a lo que hizo Rachel Weisz. Muy destacable son también las malas actuaciones del resto del reparto, especialmente de Luke Ford, el hijo de los O'Connel, cuyo personaje cae mal desde el primer momento. Como he dicho antes, sólo el cuñado se libra un poco.

En definitiva, que si queréis tirar el dinero arrojad la cartera por la borda de un barco y lo estaréis aprovechando más que al comprar una entrada para ver esta película.



LO MEJOR:
-Si hay algo bueno en este filme, Rob Cohen se encarga de cargárselo.

LO PEOR:
-La actuación de María Bello.
-El doblaje.
-La dirección.
-El guión, los diálogos que hieren los oídos.
-Las letritas aclaratorias/informativas tras el final, ¿nos toman por estúpidos?

¿Quién debería verla?
-Quizá si vas al cine sin ninguna esperanza te guste la película.

¿Y quién no?
-Todo el mundo.

¿Por qué...
... recogen firmas para que Uwe Boll deje de dirigir y no lo hacen para que haga lo propio Rob Cohen?

La amenaza
-El director ha afirmado que tiene ideas para una cuarta película.


Leer critica La momia: La tumba del emperador Dragón en Muchocine.net

04 agosto 2008

Hancock

Will Smith tiene un don para elegir proyectos que serán éxitos seguros, o al menos lo está teniendo en estos últimos años. Hancock sin duda es uno de ellos.

Todo comienza con una persecución que se está realizando en una autopista, allí unos ladrones huyen de la policía. Un niño se acerca a un aparente vagabundo y le dice que vaya a por los malos, el individuo aparta al niño (y éste le dice lo que será la palabra mágica) y sale volando botella de güisqui en mano y de paso destrozando el banco donde dormía. Mientras llega o no a la autopista hace diversos destrozos, pero al final logra atrapar a los malos, aunque de una manera un tanto peculiar. Poco más adelante Hancock salva a un idealista asesor de imagen (o eso creo), éste está tan agradecido que se propone cambiar su imagen por completo.

El planteamiento inicial de la película (el que vemos en los traileres) es sin duda original, o por lo menos poco habitual, pero es completamente engañoso. En estos traileres y clips televisivos se nos muestran diversas escenas humorísticas y mucha acción, por lo que en consecuencia uno espera que el filme esté plagado de grandes y espectaculares secuencias y humor socarrón, pero nada más lejos de la realidad. La película es un drama en toda regla, los chistes que hay están en los traileres, mientras que las escenas de acción no son ni muchas ni especialmente espectaculares (excepto una batalla, que está muy bien realizada y cumple las expectativas a ese respecto), o sea que quien vaya con demasiadas expectativas saldrá sin duda desilusionado del cine.

No quiero que el párrafo anterior os haga pensar que estamos ante un filme aburrido, Hancock es sin duda un buen entretenimiento, pero quiero dejar claro que no es lo que nos quieren vender. A pesar de que los momentos dramáticos prevalecen éstos no se hacen pesados, la historia está bien aunque creo que tiene ciertos huecos o erratas en el guión (pero eso es algo para lo que necesitaría verla otra vez para confirmar), los actores están decentes, destacando la siempre bella Charlize Theron, el director, Peter Berg, realiza un correcto trabajo, no haciéndose confusas las (o la) peleas y manteniendo un buen ritmo en todo el metraje. O sea, que nos encontramos ante una correcta película que se ha quedado ahí, pues el concepto inicial podía haber dado mucho más de sí, deberían haber potenciado la parte del Hancock patético a la parte del superhéroe que se hace responsable de sus poderes.

En definitiva, nos encontramos ante otro caso de filme desaprovechado (como la anterior película de Will Smith, Soy leyenda). Hancock tiene muy buenos momentos, pero no sobresale entre los estrenos veraniegos, y dudo que vayan a solventar esa mediocridad si al final deciden convertirlo en franquicia.


LO MEJOR:
-El Hancock de los primeros minutos.
-Los efectos especiales, sobresaliendo sobre todo el de la lucha en los aires.
-Charlize Theron, que está como un tren.

LO PEOR:
-No haberse arriesgado y no haber creado una especie de House versión heroica.
-El malo.

¿Quién debería verla?
Los fans del actor protagonista.

¿Y quién no?
Los que tenga demasiadas expectativas sobre lo que van a ver (aunque suene paradójico).

Leer critica Hancock en Muchocine.net

01 agosto 2008

Los beneficios de la muerte

Muere joven y dejarás un cadáver bello. Y a eso habría que añadir que si eres una estrella de cine, un cantante conocido o un as del deporte te convertirás en un mito en el tiempo que canta un gallo.

Hay casos bastante famosos de muertes en extrañas circunstancias, todos ellos acaban por convertirse en auténticos iconos, y sobre ellos surgen cientos de leyendas. Pero lo que es evidente es que ya a los grandes estudios cinematográficos, las discográficas o simplemente los que realizan el merchandising les sale muy rentable.

El caso más actual es el de Heath Ledger, el joven intérprete australiano falleció hace unos pocos meses debido a una mortal, y al parecer accidental, combinación de fármacos. Batman: El Caballero Oscuro está batiendo récords en la taquilla estadounidense, habiendo superado en apenas diez días los trescientos millones de dólares.

La (supuesta) muerte de Elvis lo convirtió en leyenda, y a día de hoy las discográficas aún se están forrando con su figura. James Dean se mató en un accidente de coche, la imagen del actor en Rebelde sin causa es ya un acervo de la cultura popular. Antonio Flores, fallecido poco después de su madre a consecuencia de una sobredosis, ha vendido más discos estando muerto que en vida. River Phoenix, un actor que apuntaba maneras y que hizo de Indy adolescente en Las Aventuras del Joven Indiana Jones murió también de sobredosis en el garito de Jhonny Deep, su popularidad aumentó sustancialmente a raíz de aquello. Brando Lee, hijo del celebérrimo Bruce Lee, se convirtió en una leyenda absoluta e hizo que El Cuervo, película dirigida por Alex Proyas y que fue la causa de su muerte (de un disparo...), se convirtiera en un filme de culto; ayudó mucho que esa precisamente fuera su gran actuación.

¿Quién se atreve a negar que algunas de esas muertes hayan podido ser provocadas por las propias productoras? Las multinacionales del espectáculo son conscientes de que un joven cadáver puede llegar a ser un auténtico filón. Ciertamente es una posibilidad muy poco halagüeña.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...