16 julio 2009

Transformers: La Venganza de los Caídos

Corría el verano de 2007 cuando vino a caldear la taquilla de medio mundo la adaptación cinematográfica de unos muñecos transformables muy famosos que a su vez dieron pie a varias series de animación. Por vez primera vimos en imagen real la eterna lucha de los Decepticons contra los Autobots, y aunque el resultado distaba de ser de calidad les salió un producto entretenidillo.

Dos años después Michael Bay vuelve a estar tras las cámaras de lo que es la secuela directa de dicho film y, como viene siendo habitual, en ella todo es "más": más robots, más explosiones, más gags malos, más presupuesto, más metraje, más efectos especiales y más Megan Fox. El resultado no es una obra maestra, pero sí que es muy divertido.

La sinopsis de Transformers: La venganza de los caídos bien podría ser ésta: Dos años después de los acontecimientos acaecidos en Transformers los Autobots trabajan junto al gobierno de los Estados Unidos para dar casa a los Decepticons que quedan, mientras que Sam Witwicky (Shia LaBeouf) intenta llevar una vida normal y corriente, iniciando una carrera universitaria e intentando mantener una relación a distancia con su novia Mikaela (Megan Fox). Pero a pesar de todo su destino está marcado, y no podrá evitar aunque le pese la persecución de los Decepticons, los cuales quieren una información que tiene, y que podría llevar a la destrucción de la humanidad.


Transformers: La venganza de los caídos no arranca especialmente bien, y es que el sentido del humor es un tanto fallido siendo los chistes cada cual más tontorrón y ciertamente la mayoría con poca o nada de gracia, pero la cosa va remontando poco a poco, exactamente cuando ya está en la universidad y los acontecimientos obligan al protagonista a salir por patas. A partir de dicho momento nos encontramos ante una montaña rusa de acción, efectos especiales, persecuciones y explosiones a porrillo, dejando poco tiempo de respiro al espectador, o sea, Michael Bay sigue fiel a su estilo y nos ofrece todo eso además de sus habituales movimientos de cámara, de muchas luchas entre robots enormes y la cámara colocada a dos metros de los mismos, por lo que todo aquel que disfrute con su peculiar estilo videocliptero sin duda disfrutará del film que nos ocupa. Aunque es bien cierto que en alguna ocasión podría ahorrarse algunos movimientos de cámara y planos de dos segundos, pero sobre todo el hecho de estar tan cerca la cámara de la acción hace que a veces el espectador no haga otra cosa que marearse y no ver realmente lo que acontece. Eso sí, queda muy espectacular.

El diseño de los transformers sigue siendo tan bueno como la primera parte, más recargados que en la serie de animación, pero bastante vistosos. Los nuevos transformers también cumplen, ya sea la aparición del primer Decepticons (en una persecución realmente asombrosa) o el mastodóntico Devastator (con un par de gónadas y todo), así como los transformers más antiguos, si bien el diseño de éstos últimos así como de ciertos artefactos que utilizan me recuerdan a lo visto en Final Fantasy: La fuerza interior.

Los efectos de sonido de este filme me encantan, reutilizan algunos de Transformers y añaden muchos más. El sonido al transformarse los robots, cuando se mueven éstos, las explosiones, y un largo etcétera realmente hacen de este apartado uno de los más destacados de la película.

La historia y el guión no son especialmente buenos, pero encajan con el espíritu de las series animadas, cosa que incluso se agradece en algunos momentos y que sin duda gustará a los fans de las mismas.

Transformers 2 tiene los mismos defectos que la primera parte y más virtudes que la misma, haciendo sin duda que sea un entretenimiento en toda regla, a pesar de su larga duración no resulta pesada, su espectacularidad, los buenos efectos especiales, las peleas y persecuciones hacen de ella un buen producto para pasar un rato agradable y divertido, tanto que se le perdona que el argumento no esté muy trabajado y los abundantes tópicos de los diálogos.


LO MEJOR:
-Los efectos especiales y de sonido, especialmente estos últimos.
-Megan Fox, en su faceta de florero bonito.
-La forma en que se cargan medio Egipto.

LO PEOR:
-El sentido del humor, sobre todo del comienzo de la película.
-El guión es bastante simplón y endeble, aunque cumple con su cometido.
-Lo gemelos Autobots.
-No tiene mucho sentido el uso que hacen los Decepticons de los progenitores del prota.

¿Quién debería verla?
A los que le gustó la primera les encantará esta, los que no disfrutaron con ella es posible que sí lo hagan con ésta.

¿Y quién no?
Si no te va el cine made in Michael Bay ni se te ocurra verla (aunque supongo que no hace falta que te lo digan).

La pregunta:
¿De dónde demonios saca Megan Fox una venda en mitad del desierto y tras un repentino y accidentado viaje?

¿Y la tercera?
Yo no me lo acabo de creer, pero he leído que Michael Bay está harto de tanto robotejo y efecto especial y que su próximo filme quizá no sea Transformers 3 y sí algo más pequeño y sosegado.


Leer critica Transformers: La venganza de los caídos en Muchocine.net

6 comentarios:

Atikus dijo...

Voy a ser algo básico lo se de encefalograma plano... lo se pero..
Vaya culo y vaya tetas, jeje

neovallense dijo...

JEjejejje, bueno, ése es uno de los atractivos de la película, al menos para el público masculino (y lésbico) ^^

Saludos y gracias por el comment.

Joruji dijo...

si no fuera por los efectos especiales odiaría esta pelicula, llena de clichés odiosos típicos americanos,
salu2

Joruji dijo...

(añado a atikus)... porque para ver culos y tetas veo una peli porno XD
salu2

neovallense dijo...

Es cierto, si fuera igual pero con malos efectos especiales, seguramente... ¡sería una peli de culto! xD

Saludos y gracias por todos los comentarios ^^

Anónimo dijo...

la venda la habrá sacado de una momia, por supuesto, cualquiera sabe q en Egipto hay momias, XD

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...