09 marzo 2010

Avalancha 3D

Mirando noticias y demás se da uno cuenta que los directivos de los estudios de Hollywood verdaderamente no tienen mucha imaginación, y es que el inmenso éxito de la última cinta de James Cameron (ya sabéis, esa protagonizada por unos seres felinos bípedos y azules de unos tres metros de envergadura) está haciendo que se anuncien más y más películas rodadas en estereoscópico. A la ya anunciada (y muy publicitada) desde hace tiempo Alicia en el país de la maravillas, se le unen films como Furia de titanes (el remake de la peli de 1981, y que en principio se iba a rodar en 3D, pero luego parece que no, y al final sí, sí que se estrena también en este formato este mismo mes), la tercera entrega de Toy Story (y el reestreno de la segunda y primera parte en dichos formatos, como hicieron con Pesadilla antes de navidad), Transformers 3, las dos últimas películas de Harry Potter, Scar 3D, la nueva saga de Spiderman, Garfield y su pandilla, las próximas de la saga Crepúsculo, Drive Angry (un thriller con Nicolas Cage), Objetivo: Terrum (ésta es un film de animación de ciencia ficción con una trama interesante), Piratas del caribe 4, la adaptación del manhwa Priest, la trilogía sobre Tintín de Steven Spielberg y Peter Jackson; los remake de Piraña, Pesadilla en Elm Street, Scanners y Hellraiser; y así se siguen sumando otros muchos proyectos, incluido el reestreno de películas (y sagas) más o menos míticas, como Titanic, Terminator 2, La guerra de las galaxias, El señor de los anillos, Regreso al futuro, La noche de los muertos vivientes (sí, la de George A. Romero, previamente coloreada)...

La cuestión es evidente, ¿realmente hace falta realizar tanta película en tres dimensiones?, ¿de verdad es necesario convertir todos los films míticos al 3D estereoscópico?, ¿no terminarán por saturarnos (a nosotros y a nuestros bolsillos)? Me parece lógico y normal que los estudios intenten maximizar los beneficios, pero antes de estrenar un largometraje en el mencionado formato deberían reflexionar si realmente es necesario rodarlo en tres dimensiones, pero sobre todo deberían de preguntarse si lo que tienen en las manos no es sino más de lo mismo pero con una presentación más bonita, o sea, que aunque les dé por estrenar todo en 3D que se tomen unas mínimas molestias en ofrecernos argumentos elaborados, porque el público no es tonto (del todo), y cuando ya se haya asombrado con las tres o cuatro primeras comenzará a exigir algo más que efectos asombrosos, empezará a demandar historias.

¿Será el cine en 3D una moda pasajera o ha comenzado una nueva era cinematográfica? Eso sólo el tiempo lo dirá, pero lo que sí es seguro es que lo que verdaderamente importa es que nos cuenten buenas historias, así que no piensen que todo lo que nos quieran vender va a tener el mismo éxito que Avatar.

2 comentarios:

Bibliotecario dijo...

Tienes toda la razon. A mi me da igual que una pelicula sea en 2 o en 3D; lo que me interesa es que tenga un argumento interesante.

Solo por que me lo pongan un poco mas bonito, no voy a pagar la pasta que vale el cine.

neovallense dijo...

Y es que se estoy viendo venir que los estudios se van a dedicar a realizar refritos que no aporten nado salvo las consabidas tres dimensiones... y al final se van a dar un buen batacazo. Aunque ojalá que no sea así y nos ofrezcan cine en 3D, pero con argumentos sólidos (buena parte al menos). De todos modos siempre tenemos la opción de ir a verla a salas tradicionales.

Saludos y gracias por los comentarios ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...