01 marzo 2010

El hombre lobo

Lawrence Talbot (Benicio del Toro) recibe una carta de Gwen Conliffe (Emily Blunt), la prometida de su hermano, donde ésta le pide ayuda para encontrarlo, pues lleva varios días desaparecido. Pero cuando llega ya es demasiado tarde, es su padre (Anthony Hopkins) quien le informa que han encontrado el cadáver. Como suele ocurrir en estos casos ofrece su ayuda para lo que haga falta a la que iba a ser su cuñada, y ésta le pide que averigüe quién mató a su amado. Durante el transcurso de sus indagaciones es atacado y mordido por una bestia, milagrosamente logra sobrevivir, pero pronto se da cuenta que una extraña maldición le afecta.

Tras más de un retraso llegó a nuestra cartelera el pasado 12 de febrero una de las películas más esperadas por los amantes del género fantástico. La cosa prometía, sobre todo viendo su reparto, plagado de buenos y conocidos actores, como Hugo Weaving (Matrix, El señor de los anillos, V de Vendetta) cuyo personaje es un inspector de Scotland Yard, y para mí la actuación más interesante del largometraje; Anthony Hopkins (El silencio de los corderos), que es el progenitor del que se convertirá en hombre lobo; Geraldine Chaplin (El orfanato) es Maleva, la gitana que conoce la maldición, y que en realidad no pinta mucho en la trama; Emily Blunt (El diablo viste de Prada), como la desamparada prometida; y por supuesto Benicio del Toro (Traffic, Che, el argentino y Guerrilla), que hace del hermano afligido y mordido, además de ser uno de los productores del film. Su director, Joe Johnston, tampoco pintaba mal viendo que ha realizado cintas tan entretenidas como Parque Jurásico 3 o Jumanji. Pero una vez visto el resultado final uno se queda un tanto frío, y es que si bien el filme no aburre, nunca llega a entusiasmar, quedándose en un limbo entre momentos realmente acertados con otros muchos que no transmiten nada, que simplemente se dejan ver.

La historia tampoco ayuda, y no es que sea mala en sí, pero no está bien desarrollada, sobre todo la forzada relación entre Lawrence y Gwen, para mí nada creíble, además no hay chispa entre dichos personajes. Por otro lado la relación entre el duro padre y el hijo que huye del primero podría haber dado más de sí, pero como el resto del film tampoco ha sido bien llevada, ni qué decir que las motivaciones del personaje de Hopkins no resultan para nada verosímiles, además la interpretación de éste no llega al nivel que se podría esperar de tan mítico actor.

En fin, que nos encontramos ante un claro ejemplo de un trabajo que prometía y que podría haber dado mucho de sí, pero cuyo material ha sido desperdiciado y lo único que se ha logrado es hacer un producto bonito en su envoltura pero vacío de contenido, que no aburre pero que deja al espectador indiferente.


LO MEJOR:
-La ambientación y el vestuario.
-Hugo Weaving, su personaje para mí es el más carismático del film.
-La huida nocturna por los tejados de Londres

LO PEOR:
-Esa relación entre la pareja protagonista, forzada y fría.

¿Quién debería verla?
Pues no se la puedo recomendar a nadie en particular, salvo si te llama mucho la atención y tienes una tarde aburrida y sin saber qué hacer... Aunque estoy seguro que hay películas en cartelera más interesantes y que aún no has visto.

Leer critica El hombre lobo en Muchocine.net

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...