28 marzo 2009

Che, Guerrilla

Hace ya unos meses se estrenó en nuestros cines Che, El Argentino, y hace unas pocas semanas llegó a nuestras pantallas lo que es la segunda parte de este biopic sobre el famoso revolucionario: Che, Guerrilla.

El final de la primera parte (que en realidad no son dos films sino uno, pero se ha estrenado en dos partes para resultar más comercial) nos dejaba un poco con la miel en los labios (un poco sobre todo porque todo el mundo conoce el triste final de Ernesto "Che" Guevara) cuando Ernesto le comenta a Fidel que él se unirá a su revolución, pero que después será Fidel el que le ayude a extender la misma por todo el globo. Esta segunda parte comienza con la lectura que hizo Fidel Castro de la carta de renuncia del Che para irse a llevar la revolución a Bolivia (aunque tengo que decir que llegué un poco tarde a la sala, por lo que cabe la posibilidad que me perdiera algo xD), y el posterior viaje a dicho país disfrazado de funcionario de la Confederación de Estados Americanos (si la memoria no me falla, claro). Se nos muestra cómo reclutan subrepticiamente a los primeros revolucionarios y cómo levantan un campamento y los entrenan. Pero para desgracia del Che y sus allegados, el Partido Comunista Boliviano no les apoya, por lo que están solos. A medida que avanza la historia se darán cuenta cuan difícil es su causa, puesto que los campesinos son reacios no sólo a unirse a ellos sino simplemente a colaborar vendiéndoles víveres. He aquí pues que por más denodados esfuerzos que realizan apenas logran nada, y que poco a poco el ejército boliviano les va cercando con la ayuda de los estadounidenses, hasta darles caza a todos.

Steven Soderbergh ha realizado probablemente el mejor trabajo cinematográfico sobre el Che Guevara hasta la fecha (con permiso de Walter Salles y su Diarios de motocicleta), esta segunda parte (o segunda mitad) vuelve a estar plagada de multitud de personajes, aunque la mayor diferencia respecto a la primera es que hay menos diálogos y más acción; pero sobre todo es mucho más angustiosa debido a la implacable persecución y asedio que van sufriendo los guerrilleros, a las traiciones y las deserciones, o los fracasos continuos y la desesperación que va apareciendo en los rostros de los protagonistas, a la terrible soledad y aislamiento a la que se ven sometidos. Guerrilla es a mi juicio un filme algo más comercial y también entretenido que el anterior, pero que no olvida lo realmente importante: el porqué de la revolución (o del intento de ella en este caso).

Benicio del Toro sigue estando genial, su caracterización continúa siendo fantástica, el cambio físico que su personaje va sufriendo a lo largo de la película es más que destacable, su trabajo es digno de elogio. El coral resto del reparto es espectacular, teniendo entre ellos a Franka Potente, Joaquín de Almeida, Óscar Jaenada, Jordi Mollá e incluso en un breve papel de párroco alemán nos encontramos con Matt Damon.

A pesar que la trama se desarrolla en su mayoría en el mencionado país sudamericano, Che, Guerrilla fue mayoritariamente rodada aquí, en España, exactamente en El Buitrón, sito en la provincia de Huelva, aunque si uno mira los créditos también se percata que se ha rodado algo en la provincia de Cádiz o Málaga, en el bello Parque Natural de los Alcornocales (recomiendo que lo visitéis ^^).

Son muchos los que critican el hecho que no se narran todos los acontecimientos que acaecieron durante el periodo que abarca el film, algunos afirman que sólo muestra la parte amable del Che, que no muestra el lado oscuro del personaje, como la “represión” que realizó tras derrocar al gobierno de Batista. No es la primera vez que Soderbergh realiza un montaje como el de Che, contando sólo partes que le interesan, las que él cree que son necesarias o más importantes para entender a los personajes, su forma de ser y actuar. Desde mi punto de vista no creo que ninguna de las dos partes sean manipuladoras, ni creo que sólo muestren la parte “buena” del Che, sólo hay que ver El Argentino para darse cuenta con certeza de este hecho.

Esta segunda mitad de la visión del Che según Soderbergh es un film alto recomendable para todo aquel que tenga interés acerca no del mito, sino más bien de la persona tras el mito. Se nota que el director ha procurado ser lo más objetivo posible (hay que recordar que está inspirada en el diario que Che Guevara escribió durante su "estancia" en Bolivia), ya que su distanciamiento con los personajes es evidente, de hecho no pocos lo han tachado de frío, pero según mi punto de vista ha logrado en conjunto un más que notable trabajo que merece la pena ver sin lugar a dudas.


LO MEJOR:
-Las interpretaciones, sobre todo la de Benicio del Toro.
-La banda sonora obra de Alberto Iglesias.

LO PEOR:
-La fría acogida que ha tenido tanto por parte del público como de la crítica, se merece algo más.

UNA ANOTACIÓN:
Es recomendable ver antes Che, El Argentino, pero aún así no creo que sea imprescindible para disfrutar de Guerrilla.

Leer critica Che. guerrilla en Muchocine.net

2 comentarios:

Joruji dijo...

Ya le di el visto bueno a la primera, así que tengo pendiente esta segunda parte
pero, ¿realmente era necesario dividir la historia en dos partes??
Como nos la juegan estos yanquis XDD

neovallense dijo...

Pues esta segunda seguro que te gusta más que la primera, al menos eso creo ^^

Respecto a tu pregunta, ten en cuenta que en realidad no son dos pelis, que el montaje original era de más de 4 horas en un sólo filme, pero que decidieron por razones comerciales estrenarla en dos partes. Y sí, quizá el montaje podía haber sido sensiblemente recortado, pero según mi punto de vista tanto a esta mitad como a la anterior le sobra poco o nada.

Un saludo.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...