16 abril 2015

Mi vecino Miyazaki. Studio Ghibli, la animación japonesa que lo cambió todo, de Álvaro López y Marta Garcia

Cuando Álvaro López, creador de Generación GHIBLI, se puso en contacto conmigo para proponerme participar en un futuro y enigmático libro sentí, a pesar de que no se trataba de crear miríadas de páginas sino tan solo setenta palabras, un gran peso y responsabilidad sobre mi espalda. Y es que escribir cualquier cosa sobre el Studio Ghibli, aunque puede que no lo parezca, siempre me da mucho respeto. Obviamente, no pude decir que no.

El tiempo pasó y Álvaro y Marta enviaban cápsulas de información sobre su obra, hasta que un buen día, el 11 de octubre de 2014, salió a la venta Mi vecino Miyazaki. Studio Ghibli, la animación japonesa que lo cambió todo y al fin pude tener entre mis manos el deseado volumen.

No lo voy a negar, lo primero que hice fue buscarme (en la página 87 estoy) y deleitarme con mi prodigiosa prosa y mi hermoso rostro... ejem... Y, posteriormente, me fijé en otros detalles no menos importantes, como son la bonita portada, el papel y la impresión a color, lo que pesaba, así como el olor que desprendían sus 271 páginas. Provocándome un enamoramiento instantáneo, puesto tanto su maquetación, como la tipología y color de letra, y la gran profusión de imágenes, hacen que sea un volumen altamente atractivo para la vista.

Pero, claro, por muy bonito que sea un libro si luego su contenido es anodino uno termina por regalárselo a su peor enemigo o haciendo una fogata, cosa que no se hace con Mi vecino Miyazaki.
La estructura de la obra es sencilla y lógica. Una breve introducción de los autores, un prólogo de Laura Montero (autora del imprescindible El mundo invisible de Hayao Miyazaki), un par de páginas dedicadas a comentar sobre los cuatro pilares principales de Ghibli y, posteriormente, entran en materia directamente comentando pormenorizadamente todas las películas del estudio desde Nausicaä del Valle del Viento hasta El viento se levanta, y también dan un anticipo de las inéditas en occidente (a la hora de la publicación del volumen) El cuento de la princesa Kaguya y Omoide no Marnie, para dar paso al epílogo de Manuel Robles (autor de las también imprescindibles Antología del Studio Ghibli Vol. 1 y 2), la bibliografía, una lista de todos los largometrajes de Ghibli y, para terminar, una escueta biografía de los dos majos autores (y una página publicitaria final que me sobra un poco).

Mi vecino Miyazaki es, básicamente, un libro de opinión, una opinión razonada y apoyada en un amplio conocimiento y estudio previo de las obras. De prosa trabajada y pulida, es de lectura ágil y entretenida, que aporta datos (algunos conocidos por este humilde lector, y otros que le eran ignotos), muchos de ellos en los recuadros que complementan al texto principal, y, para rematar cada filme, la opinión de tres personas sobre el mismo. Este remate es una de las mejores ideas del libro, reunir a un variopinto número de seguidores del Studio Ghibli para que den su impresión sobre sus películas da más visibilidad a los aficionados a la par que demuestra que a la hora de la verdad las etiquetas no sirven. En la vasta lista de colaboradores hay desde infantes hasta jubilados, artistas, estudiantes o blogueros, personas unidas por una pasión común como es el buen cine; aportando miradas diferentes sobre una misma obra, dando diversidad y una personalidad concreta al conjunto.

Tanto Marta como Álvaro pueden estar orgullosos de su criatura, es un volumen con una cuidada edición a cargo de Diábolo Ediciones, a todo color, con buen papel, tapa dura y a un precio (23,95€), a mi juicio, ajustado a su calidad. Además, el contenido hace justicia a su presentación, con un texto muy pulido, con escasísimos errores ortotipográficos, e interesante de inicio a fin. Una lectura del todo recomendable para cualquiera que ame los filmes de Miyazaki, Takahata y compañía.


LO MEJOR:
-¡Que hayan publicado otro libro sobre Ghibli!
-Que sus autores han sabido imprimirle su propia personalidad.
-La calidad de la edición.
-No es porque yo aporte mi granito de arena en dicha parte, pero la “reseña” de Recuerdos del ayer me ha gustado especialmente.

LO PEOR:
-Que, para aquellos que estamos medianamente informados sobre Ghibli, parte de la información sea redundante.
-Habría molado que también hubiesen incluído trabajos previos de Takahata y Miyazaki (aunque, quizá, eso se merezca un volumen completo).
-Que se me cayera mi ejemplar accidentalmente y torciera un poco las puntas de las tapas.

3 comentarios:

Mei L. Rodríguez dijo...

Que bonito que te dijeran para colaborar, la verdad es que me gustan mucho este tipo de libros^^ Lo apunto.

Álvaro dijo...

No podías faltar! :P Me alegro que quedara esa impresión de que es un libro de opinión, ágil y vistoso, porque era ni más ni menos que lo que se quería transmitir. Ya había dos libros publicados en España sobre Ghibli con datos, y nosotros queríamos aportar un poco la parte de "corazón", la sentimental, la que nos suscitan sus películas. Nos dejaron hacerlo y ahí está xD Gracias por la reseña ^^

P.D.: El capítulo de 'Recuerdos del ayer' me gustó escribirlo especialmente, quizás porque es la esencia de Takahata, no sé... :)

Neovallense dijo...

Mei: a poco que te interese el Studio Ghibli te interesará el libro. Eso sí, mejor ver las películas antes de leer los respectivos comentarios de las mismas ^^

Álvaro: es un libro con personalidad y hecho con cariño, se nota en el resultado. Ha sido un placer escribir la reseña :)

Saludos a ambos y gracias por comentar ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...