17 septiembre 2015

El corredor del laberinto

Un chico se despierta en un ruidoso y oscuro elevador sin recordar nada, de repente para y se abren sobre su cabeza unas puertas por la que entra la luz del sol que lo ciega por momentos; cuando se aclara la imagen un grupo de adolescentes lo miran, comentan y se ríen de él. El chico huye asustado y confundido pero inevitablemente lo atrapan. Más tarde sabrá que están atrapados en el centro de un laberinto sin un motivo aparente.

Otra saga literaria juvenil que tiene adaptación a la gran pantalla, moda que se ha topado con sonados fracasos (tanto comerciales como artísticos), pero que aún así ninguna major se quiere quedar sin su saga rompe taquillas y siguen intentándolo una y otra vez. En el caso 20th Century Fox ha tenido suerte con El corredor del laberinto (The Maze Runner, 2014), que es una cinta de presupuesto medio y sin embargo ha tenido buenos comentarios y recaudación, por lo que no tardaron en anunciar la producción de la segunda entrega.

Se nota bastante que los de la Fox se han fijado en Los juegos del hambre para intentar imitar su éxito y, como bien dicen muchos, El corredor del laberinto podría considerarse una mezcla entre el mencionado filme y la magnífica historia de William Golding El señor de las moscas (hasta un cerdo hay y todo). En efecto es esa la mezcla, jovenzuelos viviendo sin adultos en un entorno hostil dentro de un mundo distópico, y es una formula que funciona, hecho que ayuda el que el espectador tenga la misma información que los protagonistas, que es básicamente ninguna, por lo que vamos descubriendo los porqués a medida que lo hacen ellos; si bien luego las respuestas tampoco es que sean tan impactantes.
Wes Ball, que debuta como realizador de largometrajes con esta película, ha sido el encargado de trasladar a imagen el guion escrito a seis manos por Noah Oppenheim, Grant Pierce Myers y T.S. Nowlin basándose en la novela de James Dashner. Un libreto que, como he indicado, no sorprende pero sí que tiene suficientes elementos (mucha aventura, algo de drama y un poco de misterio) como para entretener al respetable. A todo ello el trabajo de Ball, sin ser brillante a mí parecer, sí resulta efectivo; lo que más me ha molestado, como me ha pasado en otras películas, es ese empeño de hacer muchas de las escenas de acción tan confusas, con la cámara tan pegada a la acción que apenas se ve claramente lo que pasa. Entiendo que, usado debidamente, puede generar tensión extra, pero si toda la escena es una lucha de rostros, matojos y patas mecánicas al final crea más frustración o cansancio que otra cosa. ¿De verdad cuesta tanto rodar de forma que veamos lo que pasa en conjunto y no nos muestre solo planos cortos?

El elenco que conforma El corredor del laberinto es nutrido y, lógicamente, muy joven. Lo capitanea  Dylan O'Brien, que no conocía hasta la fecha pero que los seguidores de la serie Teen Wolf seguro reconocerán, así tuvo también un papelito en Los becarios; algo más de experiencia tiene el segundo de a bordo Aml Ameen (El mayordomo, Harry's Law). Lo acompañan Ki Hong Lee, quien ha trabajado sobre todo en televisión; Thomas Brodie-Sangster (Tristán + Isolda); Will Poulter, el primo odioso en Las crónicas de Narnia: La travesía del Viajero del Alba (y que parece que tiene cierto encasillamiento en papeles de chico odioso); Kaya Scodelario (Moon), Blake Cooper (con un papel que huele a muerto desde el inicio), entre otros jovenzuelos, y con Patricia Clarkson (Shutter Island) como una de los pocos adultos que aparecen a lo largo del film.

En definitiva, que El corredor del laberinto es una cinta de aventuras con sus toques fantásticos bastante entretenida (no destacable, pero entretenida), con un final que deja cierto suspense por saber lo que vendrá.


LO MEJOR:
-La huida a través del cambiante laberinto.
-El reparto no sorprende, pero cumple bien.

LO PEOR:
-Ese (típico) momento final en el que aparece, sin mucha explicación y poca coherencia, un personaje por la espalda para aportar el definitivo momento de tensión dramática.
-La banda sonora es más bien floja.
-Esas escenas de acción...

¿Quién debería verla?
Quien guste del cine de aventuras, así como los seguidores de la saga literaria.

¿Y quién no?
Quien espere algo especialmente novedoso u original.

5 comentarios:

Isabel Robleda dijo...

A mí la verdad me gustó bastante, no es un peliculón pero cumple su función. Te dejo aquí mi crítica por si quieres echarle un vistazo :) ¡Un saludo!
http://losidolosolvidados.blogspot.com.es/2014/10/el-corredor-del-laberinto.html

Neovallense dijo...

Con sus peros cumple su función de entretener, desde luego, la cuestión es que sepan mejorar la fórmula en la siguiente entrega, que no tiene mala pinta al menos.

Un saludo y gracias por comentar ^^

PD: Y le echo un par de ojos a tus impresiones.

Yer_Wells dijo...

Es claramente una peli enfocada más a los fans de la saga, pero yo, que no he leído los libros, la disfruté bastante y la encontré tensa.

Santiago Bobillo dijo...

La he visto hace nada y, personalmente, me mantuvo entretenido de principio a fin con el misterio y la tensión, dejándome con ganas de saber que va a pasar en la siguiente parte.

Neovallense dijo...

La segunda entrega, a mi modo de ver, mejora bastante, aunque también es cierto que también es diferente al variar los escenarios notablemente. Van progresando positivamente ^^

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...