10 septiembre 2015

Perdida

Con el paso del tiempo, y a pesar de no ser especialmente prolífico, David Fincher se ha convertido en un director de referencia; su filmografía está repleta de no pocas películas polémicas, siempre crea amores y odio, lo que ha llevado que tenga toda una legión de fans. De las películas que he visto del realizador de El curioso caso de Benjamin Button (lo que son todas menos La red social y La habitación del pánico) ninguna me ha decepcionado (bueno, The Game un poco quizá sí), por lo que, lógicamente, tenía interés en su nueva obra y más cuando vi sus avances.

Nick y Amy son un matrimonio en horas bajas, el día de su quinto aniversario Amy desaparece misteriosamente.

Cada vez que David Fincher decide hacer un thriller parece que intenta renovar o cambiar el género. Lo hizo con la seminal Seven, que creó escuela e incluso un entretenido remedo protagonizado por Christopher Lambert, o las menos exitosas pero igualmente buenas Zodiac y Millennium: Los hombres que no amaban a las mujeres. Con Perdida (Gone Girl, 2014) nos propone otra vez algo diferente, un puzle que se resuelve a mitad de película y que nos lleva a otro juego macabro.

Es este juego, un poco a lo Hitchcock, y el papel que pueden desempeñar los medios de comunicación en la condena pública de una persona, dos de los puntos más interesantes del film, cuyas más de dos horas de duración no se hacen largas. Esos dos puntos y un matrimonio formado por dos personajes un tanto peculiares, ambiguos hasta cierto punto; en conjunción con una música que no destaca por su belleza melódica pero sí por las sensaciones que crea, generando una tensa atmósfera que te mantiene en vilo, se le suma que el libreto escrito por Gillian Flynn, basándose en su propia novela, te sorprende en varias ocasiones, y tenemos unas de las cintas más potentes de 2014.

A Ben Affleck (Pearl Harbor, To the Wonder) le han llovido las críticas por ser elegido como el nuevo Batman antes siquiera de verlo enfundado en el traje, y es bien cierto que algunas de las películas en las que ha participado no destacan por su calidad, pero desde que se metió a director con Adiós pequeña, adiós su carrera ha ido mejorando y esta película es un paso más en ese camino. Por otra parte, Rosamund Pike (Jack Reacher) tiene una buena carrera a sus espaldas pero aún así no era especialmente conocida, con el papel de Amy Dunne probablemente obtenga más de una alegría y le abra caminos a más papeles. Otros rostros que los acompañan son los de Neil Patrick Harris (Starship Troopers), Tyler Perry, Carrie Coon (Intelligence), Kim Dickens (House of Cards) y la sorprendente Emily Ratajkowski (Entourage. El séquito), entre otras.

En definitiva, Perdida es otra muy buena cinta de suspense de David Fincher, un film tenso con muchas sorpresas y un personaje totalmente ido de la cabeza.


LO MEJOR:
-El trabajo de Fincher, así como el guion.
-Ben Affleck cumple sobradamente, al igual que Rosamund Pike y el resto del reparto.

LO PEOR:
-Nada reseñable.

¿Quién debería verla?
Quien guste de los thrillers con continuos giros de guion, así como a cualquiera que le guste el cine de Fincher.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...