31 octubre 2007

Reflexiones de una noche pasajera

Es curioso observar como se precipitan los acontecimientos, un día estás desesperado y al siguiente puedes ser la persona más satisfecha y feliz del mundo. Es increíble lo rápido que ha sucedido todo, se podría afirmar que incluso ha ocurrido de forma precipitada, pero aún así aquí estamos, apostamos por arriesgar y normalmente el que lo hace suele ganar (y no tenemos mucho que perder).

Pero no es llegar y tocar el santo (con perdón), el camino siempre depara dificultades, muchas de ellas aparentemente insalvables, pero no hay nada que no se pueda franquear con esfuerzo, sacrificio y un poquito de entusiasmo y optimismo. El derrotismo nunca llevó a nadie a ninguna parte (bueno, quizás a la tumba -_-).

Las personas tendemos a desesperarnos, a tirarnos de los pelos (el que tenga) a las primeras de cambio, pero también son en esos momentos difíciles donde demuestran lo mejor (o lo peor) de sí mismas. Los compañeros, amigos y familiares son esenciales, ya sea para apoyarse moralmente o arrimar un hombro, echar una mano o un brazo, en tales instantes se suele dar uno cuenta de quién está realmente contigo (o sea, a quien le importas) y quien sólo está por intereses de algún tipo.

Sea como fuere, lo que nunca se debe perder es la esperanza, la esperanza por lograr tus objetivos, la esperanza por hallar lo que necesitas, la ilusión por avanzar en la vida, por conocer más de ésta, por descubrir los recovecos y misterios de ella, y quizás lo más difícil, encontrar el verdadero significado de nuestra existencia (quizás al final me he puesto un pelín existencial... -_-).

21 de octubre de 2007, 01:00 horas (En la Capital del País de las Tapas)

15 octubre 2007

Excuse moi

Pues sí, me vais a tener que perdonar, pues es probable que durante días, semanas o incluso meses (esto último es más difícil) no pueda actualizar este blog (ni Efímeros Pensamientos -confío en tí, Sonajero-) por motivos contractuales y de "mudanza". Pero para que esta entrada no queda muy sosa pongo en ella una viñeta de Forges que, al menos a mí, me resulta divertida...


08 octubre 2007

Hamilton erró

A pesar de que la FIA al final no decidiera sancionar a Lewis (simplemente se limitaron a cambiar la sanción de Vettel por una amonestación, y a decir que el próximo que haga lo mismo que el piloto británico pagará las consecuencias -y es que el pobrecito sólo era una víctima-), a Fernando pareció no importarle (quizás ya se lo esperaba) y el viernes siempre hizo mejores tiempos que se compañero, mas el sábado, mira por dónde, su mejor vuelta en la tercera ronda de clasificación fue más de medio segundo más lenta que la de Hamilton, a pesar que no había cometido ningún error de conducción. Hecho que fue providencial para el ojito derecho de Ron Dennis. Al día siguiente nos enteraríamos por boca de Alonso que su vuelta fue tan "lenta" debido a que los neumáticos de sus dos vueltas lanzadas (al igual que ocurrió en Japón) no tenían la presión adecuada, solamente esos dos juegos de neumáticos tenían mal la presión, ¡qué casualidad!

Así que las cosas no pintaban bien, pues el piloto asturiano partía cuarto, y tenía delante a los dos Ferrari además de su bienamado compañero. Menos mal que al menos llovía un poco.

La salida fue muy buena, de hecho si no es la mejor es una de las mejores de esta temporada, pues salió embalado, se colocó a rebufo de Massa y lo adelantó en cuanto pudo, pero cometió el error de olvidarse del brasileño y sólo tener en el punto de mira a Kimi, y de éste modo dejó un hueco y al final perdió la posición que acababa de ganar. La cosa pintaba oscura, muy oscura, Fernando no podía acercarse a Felipe, y encima éste no iba tan rápido como la cabeza de carrera, por lo que poco a poco ambos se descolgaron, y después de la primera parada en boxes todo continuó igual (y ninguno de los cuatro cambió los neumáticos).

A pesar de las continuas previsiones de agua ésta no llegaba, el asfalto poco a poco se fue secando y los neumáticos desgastando, fue Massa el primero (de los cuatro de cabeza) en parar en boxes, eligió blandos (de seco, claro), pero su elección no fue acertada, y no es por que lloviera ni mucho menos (alguna gotilla creo que calló, pero poco) pero no le fue bien en un principio. Así pues, Hamilton iba primero, Raikkonen segundo y Fernando tercero, a todos ellos les quedaba aún alguna vuelta por dar para entrar en boxes.

Raikkonen estaba muy cerca de Hamilton, y ambos comenzaron a luchar ferozmente por la primera posición (un gran error por parte del británico), pero Lewis al final no pudo con el finlandés, pero lo peor es que después luchó inútilmente con Trulli, y todo eso hizo que sus neumáticos acabaran hecho trizas, de hecho Alonso (que acababa de adelantar a Massa hacia pocas vueltas) se acercaba peligrosamente a su compañero, mas éste entró en boxes a paso de tortuga, con las gomas traseras muy dañadas, y la cagó (con perdón) de la forma más tonta posible, saliéndose en la curva de la carretera de boxes, y quedándose atrapado en la grava... y esta vez no había grúa que lo recogiera.

Alonso cambió de neumáticos y prosiguió tirando para intentar dar caza a Kimi, pero éste se hizo desear y cuando el español hacía una vuelta rápida le devolvía la jugada, por lo que no lo pilló. Aún así, el resultado fue mucho más de lo esperado (y deseado) por algunos.

Ahora Fernando está a sólo 4 puntos de Lewis, y Raikkonen se coloca a 7 del líder, por lo que en el próximo Gran Premio puede lograr el campeonato cualquiera de los tres.

Sólo queda esperar que en Brasil los neumáticos de Fernando tengan la presión justa, ni más ni menos, y que gane la carrera y Hamilton quede del tercero para atrás, de ese modo muchos, seguro, se tragarán más de una cosa que han dicho.

01 octubre 2007

Esperanzas Truncadas

En la carrera de Japón había muchas esperanzas, yo creo que todos confiábamos en que Alonso lo iba a hacer realmente bien y que lograría recortar puntos o ponerse líder del mundial, mas en la vuelta número 42 todo se vino abajo.

Lo cierto es que fue una carrera bastante atípica desde el comienzo, porque en el circuito de Fuji (la casa de Toyota) no llovía, sino que diluviaba, por lo que se hizo la salida con el coche de seguridad, y así estuvieron cerca de 19 vueltas, en las que uno no paraba de pensar que cuándo comenzaría realmente la carrera.

Pero antes de eso los dos Ferrari tuvieron que entrar a boxes para cambiar de neumáticos, pues habían errado en la elección al escoger intermedios en vez de lluvia extrema, por lo que al salir del box se quedaron los últimos.

Y cuando, en la vuelta 19, comenzó la carrera, no pintaba mal la cosa, pues Fernando mantuvo su posición y rodaba a buen ritmo a una distancia prudencial de Hamilton. Pero en ningún momento tuvo opción de adelantarle, ya que apenas veía al haber tanta agua en la pista.

Ya en la vuelta 28, poco después de que Alonso hiciera su primera parada, éste se salió de la pista, hecho que le costó perder varios puestos (se colocó octavo), mientras que Hamilton se colocaba tercero tras el repostaje. Pero la salida no fue lo peor, si no que en esos momentos Fernando comenzó a perder puestos en la carrera, adelantándole Heidfield con suma facilidad. Esto se debió a que al cargar tanto combustible, las ruedas delanteras se desgastaron sumamente rápido, y hacía que el coche fuera casi incontrolable, pero dadas unas pocas vueltas más al fin dejaron de ser un inconveniente.

Pero ahí no se acababa la mala suerte de Alonso, puesto que en la vuelta número 35, el inexperto Vettel tocó el McLaren de Alonso, sacándolo fuera de la calzada y dañando la parte de atrás del monoplaza, pero por suerte logró volver a la pista, aunque en la décima posición.

A partir de aquí el piloto asturiano fue a más, mejorando sus tiempos vuelta a vuelta a pesar que el vehículo estaba dañado, y en la vuelta 40 ya iba quinto, mientras que Hamilton estaba segundo, Vettel tercero y Webber cuarto. Lo cierto es que la cosa parecía que no iba a ir a peor, de hecho yo al menos tenía la impresión que Alonso podría finalizar tercero o cuarto, mas no fue así.

En la mencionada vuelta 42 el coche de Fernando pasó por una zona muy mojada (en la curva número 5 -creo-) e hizo un trompo que le llevó a estrellarse contra el muro. Hacia 17 carreras que no se retiraba.

En dicha vuelta salió de nuevo el coche de seguridad, y tras varios minutos (y la retirada de Vettel y Webber tras chocar mutuamente), la carrera se reemprendió. Pero Kovalainen no pudo adelantar a Lewis en las primeras vueltas, y éste se escapó, Massa paró en boxes por lo que le cedió su puesto a su compañero de equipo, y este último (Raikkonen) presionó a su compatriota cada vez más, pero sin lograr arrebatarle la segunda posición en ningún momento. Así pues, 1º Hamilton, 2º Kovalainen, 3º Raikkonen, mientras que el cuarto fue Coulthard, toda una sorpresa, quinto Fisichella, sexto Massa (sí, increíble el resultado de los Ferrari teniendo en cuenta cómo comenzaron) y séptimo el BMW de Kubica (que fue adelantado al final de la última vuelta por el piloto brasileño), y octavo el Toro Rosso de Liuzzi.

Esta clasificación final le complica el campeonato a Fernando, puesto no sólo se queda a 12 puntos de su compañero, sino que además tiene a Raikkonen a sólo 5 puntos. Así, para ganar le hace falta quedar en el próximo Gran Premio de China por delante de Hamilton, sacándole al menos 2 puntos de ventaja en la carrera. Pero esta sería la peor de las opciones, pues en el siguiente GP debería no puntuar Hamilton para ganar, así que lo suyo sería que Fernando ganará las dos últimas carreras y que su compañero quedara del puesto 5 para abajo.

Sea como fuere, lo tiene muy difícil, y Lewis Hamilton podría proclamarse vencedor el fin de semana que viene. Esperemos que no sea así, y que, como le pasó el pasado año, tenga la suerte del campeón y el piloto favorito de Ron Dennis tenga que retirarse en China y él gane (complicado, pues los Ferrari se adaptan mejor al circuito), o al menos esté en el podio.

Aun con el resultado, la verdad, creo que la carrera fue bastante buena y movidita, por lo que el madrugón mereció la pena, aunque siempre hubiera sido mejor si el retirado fuera inglés y no español.

Ah, un detalle de cierta importancia. Tras la carrera, los comisarios llamaron a Hamilton por el incidente entre Vettel y Webber (ya lo he comentado algo arriba, cuando estaba el (segundo) safety car el primer piloto se comió al segundo). Lo cierto es que Lewis iba como testigo, pero hay que decir que Vettel afirmó que la culpa del choque no fue suya, sino del piloto de McLaren (cosa que no sería del todo una locura, pues durante las primeras vueltas con el primer coche de seguridad cuando Alonso iba segundo-, Hamilton realizó unos acelerones y frenadas muy bruscos), mas los comisarios han sancionado al joven piloto y han hecho oídos sordos a sus declaraciones (¿si hubiera sido Fernando el que tuviera delante Vettel habrían actuado igual?).

Y por último, otro detalle. Al tener el accidente Fernando sólo un mecánico se llevó las manos a la cabeza, apesadumbrado... Me estoy imaginando si hubiese sido Hamilton el del accidente, seguro que incluso Ron Dennis hubiera llorado de pena...
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...