31 marzo 2010

VII Muestra Syfy de Cine Fantástico

Durante los días comprendidos entre el jueves 25 de marzo y el domingo 28 de marzo (o lo que es lo mismo, el pasado fin de semana) se celebró la VII Muestra Syfy (antes Sci-Fi) de Cine Fantástico en el Cine Palafox de Madrid, y como ya hice el pasado año a la sexta edición, acudí, aunque con la pequeña diferencia que esta vez sí que logré agenciarme con un abono para los cuatro días, por lo que pude disfrutar (y también sufrir) todos los largometrajes proyectados (bueno, excepto La niñera mágica y el Big Bang, que no estaba incluida en el abono y era matinal -o sea, preferí dormir... a diferencia de algunos otros-).

La verdad es que jamás de los jamases había visionado tantas películas (12) consecutivas, hecho que afectó notablemente a mi discernimiento de la real el pasado lunes, el cual me sentía inmerso en una gran película en la que veía por todas partes niños con aspecto de muñeco de porcelana y con cara de pocos amigos, un tipo enorme con una máscara que parece que está confeccionada con piel humana, individuos que buscan su alma, un bichejo volador que está deseando copular con una hembra, en las zonas más oscuras del metro creí ver horribles criaturas ciegas que se peleaban por un trozo de carne, un avatar animado (y pixelado) con forma de conejito rosa me decía por cual estación iba a la par que jugaba a las cartas y decía koi-koi, una mujer se “afeitaba” los dientes con una navaja diseñada para rasurar barbas; luego al llegar al trabajo mi jefe tenía la mirada perdida y no hacía caso a mis preguntas, sólo susurraba algo de quemar el edificio; tras salir del curro un extraño con perilla me preguntó si conocía a un tal George Fun una mujer me pidió el teléfono para llamar a Rhea; y para más sorpresa aún al abrir la puerta de mi casa me topé con una jovencita amordazada en mi cama, pero cuando fui a desatarla se esfumó como si no hubiese estado jamás allí. Con esto quiero decir, y espero que lo hayáis captado, que desde luego el lunes 29 de marzo de 2010 fue un día surrealista para mí. Supongo que eso son los efectos secundarios de un fin de semana con tanto y tan variado cine, y es que ver en un día 4 pelis consecutivas, al siguiente 5 y al otro otras 3, hace confundir a cualquiera entre realidad y ficción.
En la jornada inaugural sólo se proyectaba una película, en este caso la por ahora inédita en España (y exitosa en EEUU) The Crazies, que es ni más ni menos que el remake de unos de los trabajos más queridos del veterano George A. Romero. No es que sea una joya, pero resulta divertida y tiene momentos realmente angustiosos. La primera sesión de la segunda jornada proyectaron una selección de cortos de la XX Semana de Cine Fantástico y de Terror de San Sebastián, a la cual no pude acudir; a la siguiente sí que pude, que fue el film suizo Cargo, un ambicioso proyecto de ciencia-ficción con ecos de Alien, Matrix e incluso un poquitín de Blade Runner, pero cuyo resultado final no está, por desgracia, a la altura; después una de las sorpresas, también inédita (y al parecer sin distribuidor) en nuestro país, The Disappearance of Alice Creed, una historia que no se enmarca dentro del género, pero que fue una de las más divertidas, y en la cual se narra un secuestro que nos depara más de una inesperada sorpresa; la última del día fue The Descent 2, secuela del premiado y criticado a partes iguales filme de Neil Marshall, y que al menos a mí me resultó muy divertido (ayuda mucho al ambiente de la muestra).

El tercer día comenzó con la mencionada secuela de Nanny McPhee, la cual no vi, y ya por la tarde se proyecto la experimental Amer, cuyo comienzo me resultó muy interesante, con momentos realmente perturbadores, pero que luego se fue diluyendo en un batiburrillo de imágenes sin sentido, donde la historia simplemente no existía; la siguiente fue para mí (y otra persona al menos) lo mejor del festival, se trata del anime Summer Wars, una auténtica orgía de imaginación y diversión, con momentos tiernos y otros simplemente espectaculares, una maravilla visual y una delicia argumental; tras el subidón vino Vengeance, con el mítico Johnny Hallyday a la cabeza, como su título indica estamos ante una historia de venganza, aunque con sus peculiaridades, comienza muy bien, pero luego se le va de las manos al director y guionista y se queda una cosa más bien, como dijo Heitor, risible; la que vino a continuación probablemente sea la más esperada junto con otra del domingo, me refiero a Splice, una cinta de la mente que trajo al mundo la extraña y fascinante Cube, y en la que se narra los experimentos genéticos de unos científicos, y cómo se pasan de la raya al usar ADN humano y crear una criatura adorable... comienza bien, pero al final resulta muy convencional. Para terminar la jornada la que para mí es la segunda mejor película vista en los cuatro días de muestra, The Children: perturbadora, inquietante, angustiosa y muy divertida esta obra de niños vomitones con mucha mala leche.

Domingo y última jornada, uno está un poco triste porque ya iba a acabar tan excitante, friki y cinéfilo fin de semana, pero no por ello fuí con menos ganas, eso sí, para mí este fue el día más flojillo. Comenzó la cosa con Paul Giamatti haciendo de Paul Giamatti en la original Cold Souls, entretenida y con mucho humor, nos narra la historia de un actor (Giamatti, obviamente) en horas bajas, y el cual sólo ve como solución deshacerse de su alma... temporalmente, claro; la siguiente era otra de las más esperadas, de ahí que la sala estuviese repleta, se trata del filme griego Canino, que ha sido multipremiada y elogiada allá por donde ha ido, y que, aunque no me dejó indiferente para nada, tampoco me pareció una maravilla, narra la vida de una familia que ha decidido “educar” a sus “niños” fuera de toda influencia malévola del mundo exterior, tiene momentos con mucho humor, y otros tan difíciles de creer que bien pueden estar ocurriendo en cualquier parte del mundo en estos momentos. Clausuró la VII Muestra Syfy el filme de Rob Zombie Halloween 2, que al parecer no es exactamente un remake, sino una reinvención de la historia de Michael Myers, tiene algún que otro acierto visual, pero no es que esté muy allá, para pasar el rato.

No hay que olvidar que antes de comenzar cada proyección la muy querida Leticia Dolera (la cual también presentó se segundo corto con bastante acogida por parte del público) salía al escenario para presentar la película que tocara (bueno, al menos dos no presentó, en un caso porque estaba en el bingo y en el otro porque estaba vomitando), ella es sin duda otro de los atractivos de esta muestra, ya que con su simpatía y desparpajo hacia que todos los filmes comenzaran bien, y eso a pesar de que no era raro que diera datos incorrectos sobre lo que presentaba (como que Andy Serkis aparece en The Disappearance of Alice Creed, o que Amer era de nacionalidad francesa cuando es belga, en fin, detalles que no dejaban de ser anecdóticos y divertidos). Y a eso hay que sumarle el ambiente, aunque a veces uno no podía sino preguntarse de qué demonios se reían algunos, eso sí, aplaudir cada vez que mataban a ciertos personajes o bichos te dejaba la mar de relajado. Por cierto, y ya para acabar, otro motivo para ir a esta muestra son las chocolatinas que regalaban al final de cada sesión ^^

Intentaré escribir al menos una pequeña reseña de cada una de las películas, pero la verdad es que no sé si tendré fuerzas suficientes para ello. Bueno, en las próximas semanas ya lo comprobaréis.

3 comentarios:

Carlos dijo...

"Otra persona" presente.

Summer wars, obra de arte.

Heitor dijo...

Leticia Rodera?? LETICIA RODERA???? Cómo puedes tratar así a nuestra musa friki, a nuestro soplo de aire fresco entre tanta testosterona, nuestra luz en medio de tanto tenebrismo.
Pide ahora mismo perdón a la enorme Leticia Dolera y no habrá que ir a romperte las piernas.
Por cierto, yo también me sumo a que Summer Wars fue la obra cumbre del festival. Vaya japo loco!!

neovallense dijo...

Carlos: Jjejeje, bueno, no quería poner nombres, que a lo mejor preferías permanecer en el anonimato. Totá, pa mí que del todo no.

Heitor: Qué susceptible que eres, quizá no le he dedicado mucho espacio, pero dejo claro que fue muy importante para crear el ambiente de frikismo adecuado... Pero bueno, pediré perdón a todo el que se haya podido ofender por mi tratamiento un tanto superficial sobre la diosa friki Leticia Dolera... ejem..

Eso sí, se ve que en lo de "Summer Wars" hay unanimidad, jejej ^^

Saludos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...