03 julio 2014

Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro, de Raúl Fortes Guerrero

Por pura casualidad, mientras buscaba en la Red de redes, conocí la existencia de Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro, y al instante despertó mi curiosidad, por lo que busqué algo más de información sobre el mismo y, finalmente, terminaron por regalarme un ejemplar (no hay nada como recibir obsequios deseados).

Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro forma parte de una colección publicada por las editoriales Nau Llibres y Octaedro en donde se estudia un film desde su inicio hasta su final. Entre los volúmenes que han publicado se encuentran algunas de las películas más importantes de la historia, como Lawrence de Arabia, Blade Runner o Centauros del desierto, así que el hecho de que un anime como el film de Hayao Miyazaki se encuentre entre ellas es una pequeña muestra de su repercusión internacional, además de un pasito más en el hecho de ver libros teóricos que estudien sin prejuicios el cine de animación japonés.

Cuando al fin tuve el libro en mis manos, lo primero que me sorprendió es lo fino que era, poco más de ciente veinte páginas, y cuando lo hojeé fui consciente de cómo estaba estructurado, puesto que hasta la fecha ni siquiera me lo había imaginado, pero teniendo en cuenta el nombre de la colección es la más lógica.

Empieza con las fichas técnica y artística, en la primera también se detalla los premios que obtuvo el filme así como las nominaciones más importantes; posteriormente se da paso a una introducción dividida en varios apartados y subapartados. La primera parte de la introducción ofrece una mirada general al Studio Ghibli y en particular a Hayao Miyazaki y su cine, su filosofía y las características más destacables de su filmografía; también en este primer apartado se hace una breve confrontación entre el cine de Miyazaki/Ghibli con el de Disney. La segunda parte de la introducción se centra en la película a analizar, y en ella se habla sobre la creación y recepción, así como la influencia posterior que ha ejercido, para, en un segundo subapartado, dedicar un buen número de páginas a clasificar el género del film, recurriendo para ello a las definiciones que de la literatura fantástica realizó Todorov; en realidad algunas de estas acepciones difieren tan solo en un pequeño matiz, pero resulta interesante las opciones que nos plantea el autor para dar una clasificación al film. El tercer apartado corresponde a un resumen, tras el mismo viene la cuarta parte, que es la principal del libro, donde se analiza el film secuencia a secuencia, parándose en algunos pasajes.
Así, este cuarto gran apartado empieza desde los créditos iniciales (incluido el logo del Studio Ghibli) y acaba con los títulos de crédito de cierre y la palabra fin; entre medio el autor nos describe todas las secuencias, dedicando más espacio a diversos momentos clave, aportando multitud de pinceladas que la mayoría de los espectadores no podemos descifrar (sea por desconocimiento del idioma japonés, lo que pone en los carteles, por ejemplo; o de su cultura), y en ocasiones haciendo un inciso para detallar el posible significado de una imagen, un gesto o una frase, todo ello con un lenguaje asequible y un estilo ameno.

La quinta parte del volumen está dedicada al tiempo y el espacio. En el tiempo se plantean algunas teorías acerca del paso del tiempo en el mundo mágico donde se interna Chihiro y el mundo real, aunque a mi juicio una de las interpretaciones expuestas (del tal Sasaki y el ciclo lunar -p. 106-) es un tanto exagerada, en general este subapartado tiene notable interés. Respecto al espacio, se le dedica menos texto, y en el mismo quizá se eche en falta una visión más general, o sea, si la mirada fuese desde la perspectiva de toda la filmografía de Miyazaki el panorama sería más rico a la par que uniforme, pero esto se debe sobre todo al hecho de haber leído El mundo invisible de Hayao Miyazaki, donde Laura Montero Plata ofrece una teoría sumamente interesante al respecto.

La sexta parte está dedicada a la interpretación que se puede hacer de la obra, en la que coincido con el autor en sus puntos importantes. Aunque la intención de Miyazaki no sea instruir, está claro que a través de sus filmes, y de El viaje de Chihiro en particular, transmite unos valores e ideales. En esta ocasión queda muy clara su crítica por la sobreprotección de los niños y a la par la dejadez de los padres por su educación, entre otras cosas que es mejor descubrir por uno mismo.
El penúltimo apartado versa sobre el uso de la animación digital en la producción de la película, cuya filosofía sigue siendo la misma de siempre en Ghibli, que pasara inadvertida al público. Así, descubrimos que todo el film fue pasado a formato digital y retocado muchas de sus partes, ya sea modificando colores o fondos. El libro finaliza con un octavo apartado con fichas del equipo de producción: el compositor Joe Hisaishi, el productor Toshio Suzuki, el director de animación y animación digital, el director de fotografía y el artístico, así como del propio Hayao Miyazaki.

A todo esto, el autor de Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro es Raúl Fortes Guerrero, un valenciano licenciado en Historia del Arte y en Comunicación Audiovisual que conoce bien el idioma japonés y su cultura, o al menos eso se deduce al haber estado becado en alguna universidad nipona. Parece ser que ha escrito una monografía de Hayao Miyazaki supuestamente editada por Ediciones Akal, pero al menos en su página web no he encontrado información.

Respecto a la edición, llevada a cabo por las citadas editoriales, es, a mi juicio, muy correcta, de hecho apenas he detectado erratas tipográficas y ortográficas, además el texto se acompaña de imágenes, capturas directas del film, que facilitan el recordar la escena en cuestión a quien no haya visto más de una vez la película. El librito tiene ciento veintiocho páginas en blanco y negro, impresas en papel de aceptable calidad, tapa blanda y portada a color, al que solo se le echan en falta unas solapas para evitar que se abran las puntas de las tapas. El precio no llega a los diez euros.

En defininitiva, que Guía para ver y analizar El viaje de Chihiro es un libro que gustará a todo seguidor del Studio Ghibli, en él hallaréis muchos datos de interés y declaraciones muy esclarecedoras. Pero hay que tener en cuenta que para disfrutarlo es imprescindible (y lógico) ver antes el film, leerlo sin haber visto previamente ni una sola vez la película de Hayao Miyazaki sería matar ese primer visionado de una obra mágica, asesinar unas emociones antes de que nazcan.


LO MEJOR:
-Que analiza escena a escena toda la película de forma objetiva, y aportando datos que, de otra manera, la mayoría de los espectadores nunca nos enteraríamos.
-Que, poco a poco, vayan saliendo más ensayos dedicados a Ghibli y al anime en general.

LO PEOR:
-Nada reseñable.

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...